Doctrinas De Los Mormones Y Su Refutación: Una Mirada Crítica

Las doctrinas de los mormones son ligeramente diferentes a las enseñanzas bíblicas cristianas estándar. En este artículo examinaremos algunas de esas doctrinas, en particular su visión acerca de Dios, el origen de la humanidad, el propósito de la vida, y el concepto de bien y mal. Intentaremos presentar una mirada crítica sobre estas doctrinas, refutando los conceptos contrarios a la Escritura.

Doctrina de la Trinidad: Los mormones creen en un dios Padre, un dios Hijo, y un dios Espíritu (entonces son tres dioses). Esto contradice la Escritura, que sostiene la unidad del Dios verdadero - "El Señor nuestro Dios es uno solo". (Deuteronomio 6:4)

Doctrina de Dios: El Dios mormón no es inmutable, eterno, ni todopoderoso como lo describe la Biblia. El Dios de los mormones desarrolló sus cualidades a través de la experiencia, y recibió su glorificación al alcanzar el más alto grado dentro de una cadena de exaltación.

Doctrina del origen de la humanidad: La doctrina mormona dice que los seres humanos somos espíritus inmortales, creados por Dios antes de venir a esta Tierra para convertirnos en seres materiales. Esta doctrina contraría a las enseñanzas de la Escritura, donde se dice que el ser humano fue creado a partir de la nada. (Génesis 1:27)

Doctrina del propósito de la vida: Los mormones creen que el propósito de la vida es obtener el cumplimiento de su destino. Esta enseñanza va en contra de la Escritura, que dice que el objetivo de la vida es servir y glorificar a Dios. (Romanos 11:36)

Doctrina de bien y mal: Los mormones creen en el principio de la justicia, según la cual el bien tiene resultados buenos y el mal tiene resultados malos. Esto contraviene la Escritura, que dice que a veces el mal prevalece, mientras que el bien es eventualmente recompensado. (Salmos 37:1-3)

En conclusión, las doctrinas mormonas presentan una versión deformada de la realidad bíblica. Las enseñanzas de los mormones contradicen muchas de las principales creencias de la Iglesia cristiana, por lo tanto no son consistentes con los valores, normas y principios de la Escritura.

Índice
  1. TODO Sobre LOS MORMONES
  2. Misterio ¿De Donde Vienen Los Mormones? / Nefitas y Lamanitas / Jesús Cristo En América
  3. ¿Cuál es la doctrina de los mormones?
  4. ¿Qué opinan los mormones con respecto a la imagen y semejanza de Dios?
  5. ¿Que no se les permite a los mormones?
  6. ¿Qué es el pecado para los mormones?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son las principales diferencias doctrinales entre la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) y el cristianismo?
    2. ¿Qué enfoques críticos se han expresado acerca de las doctrinas mormonas?
    3. ¿Cómo los mormones reaccionan ante las críticas al respecto?
    4. ¿Qué principios doctrinales del cristianismo presentan un desafío particular para el mormonismo?
    5. ¿Qué argumentos clave utilizan los críticos del mormonismo para defender sus opiniones?
  8. Conclusión

TODO Sobre LOS MORMONES

Misterio ¿De Donde Vienen Los Mormones? / Nefitas y Lamanitas / Jesús Cristo En América

¿Cuál es la doctrina de los mormones?

La doctrina de los mormones, también conocida como la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es una religión cristiana fundamentalista que se basa en las escrituras sagradas.

Esta religión fue iniciada por Joseph Smith en los Estados Unidos del siglo XIX, y ha ganado seguidores en todo el mundo. La doctrina de los mormones se centra en creer y seguir a Jesucristo, creyendo que Él es el hijo de Dios.

Enseñanzas Básicas:

  • Aceptar la trinidad como parte de su fe.
  • Tomar los sacramentos cada domingo.
  • Llevar una vida moral e intacta.
  • Adherirse a la ley de castidad.
  • Hacer un esfuerzo de evangelización.

Los mormones creen que Dios les ha hablado directamente a través de la revelación, y que mediante el estudio de las Escrituras Sagradas – incluidos los Libros de Mormón y la biblia – se pueden entender mejor los designios divinos para la humanidad. Ellos también creen en la continuación de la revelación de Dios, y que Él aún habla hoy a los pastores y miembros de iglesias que aceptan el mensaje divino.

Creencia en la Revelación: Los mormones creen que Dios continúa hablando a la humanidad a través de la revelación, lo que significa que Él sigue enviando nuevas palabras, sabiduría y guía para ayudar al pueblo a vivir según Sus enseñanzas. Ellos creen también que cualquiera puede recibir una revelación personal de Dios si toman el tiempo para escuchar Su voz.

Jerarquía Eclesiástica: Los mormones creen que la iglesia debe ser gobernada por una jerarquía de líderes de dirección espiritual, quienes están abajo de los élderes generales, y que éstos son los que dictan las políticas y prácticas de la iglesia. Estos líderes son llamados el Presidente, su Consejo de los Doce Apóstoles y los Setenta, quienes se reúnen en el salón de las 70.

Finalmente, los mormones también creen en la ayuda mutua en la obra de Dios. Los miembros de la iglesia realizan voluntariamente actividades como el ministerio en sus comunidades, la construcción de jardines comunitarios y la proclamación del Evangelio, todas en aras de ayudar a otros a comprender el propósito que Dios tiene para cada persona.

¿Qué opinan los mormones con respecto a la imagen y semejanza de Dios?

Los Mormones sostienen la doctrina de que Dios es un ser físico con un cuerpo tangible. Esta doctrina es la base de la enseñanza de que el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios. Los Mormones creen que los humanos tienen la capacidad de volverse semejantes a Dios mediante el progreso espiritual y la obediencia a los mandamientos de Dios.

Según los mormones, hay dos aspectos principales en lo que respecta a la imagen y semejanza de Dios:

  • Los humanos tienen un cuerpo físico como Dios
  • Los humanos tienen la capacidad de progresar hasta alcanzar la perfección como Dios

Los Mormones creen que Dios había preparado el plan de la salvación antes de que el mundo hubiera sido creado, para que los humanos pudieran tener la libertad de elegir entre el bien y el mal. Esta es una manifestación de Amor Divino hacia el hombre. El plan de salvación de los Mormones es un camino para llegar a la perfecta imagen y semejanza de Dios.

Los mormones practican el arrepentimiento, el bautismo por iniciación para recibir el don del Espíritu Santo, la obediencia a los mandamientos de Dios y el servicio a los demás. Estas prácticas son un intento por vivir como lo hizo Cristo en los Evangelios, para transformarse en la imagen de Cristo y de Dios.

Los mormones creen que alcanzar la perfección y convertirse en la imagen de Dios se logra por medio del proceso de exaltación. Esta exaltación consiste en la adquisición de conocimientos, poderes y gloria divina para volverse como el Padre Celestial. Esto incluye la capacidad de tener familias eternas.

Los Mormones creen que la imagen y semejanza de Dios es algo que todos los que creen en Él pueden alcanzar a través de la fe, el arrepentimiento, la obediencia a los mandamientos, el bautismo por iniciación y el servicio a los demás. Por medio de estas prácticas, los creyentes pueden transformarse en personas mejores, y alcanzar la imagen perfecta de Dios.

¿Que no se les permite a los mormones?

Los mormones son seguidores de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. A diferencia de los seguidores de la fe cristiana evangélica, los mormones tienen algunas diferencias en cuanto a lo que se les permite y lo que no.

La doctrina de esta religión particular exige que sus miembros abstenganse de seguir ciertas prácticas que los cristianos evangélicos aceptan normalmente como parte de su doctrina.

No se les permite a los mormones:

  • Beber alcohol, tabaco, café o té.
  • Participar en la predicación del evangelio para otros grupos religiosos.
  • Practicar la poligamia.
  • Transmitir informes falsos sobre la fe mormona.
  • Mantener relaciones sexuales antes del matrimonio.
  • Practicar el uso de la magia o hechicería.
  • Usar armas de fuego.
  • Ir a lugares de entretenimiento como bares, discotecas u otros establecimientos similares.

Estas prohibiciones incluyen una forma de vida y principios diferentes a los de los creyentes cristianos evangélicos. La ley de Dios es respetada por los mormones, y este tipo de restricciones pueden ser vistas como parte de ese respeto. Los mormones también están dispuestos a compartir su testimonio y hacer conocer al mundo las enseñanzas de Jesucristo, incluso cuando otros no estén de acuerdo con ellos.

¿Qué es el pecado para los mormones?

Para los mormones, el pecado es cualquier comportamiento o actitud contraria a las leyes de Dios. Al pecar, una persona se aparta de la voluntad de Dios y se vuelve menos digna del amor y la misericordia divinos. El pecado divide a las personas de su Creador y puede ser motivo de sufrimiento y afligimiento.

Según la Doctrina y Convenios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormonismo), hay tres principales categorías de pecado:

• Pecado directo: Esta clase de pecado se comete cuando una persona conoce lo que es correcto, pero elige deliberadamente actuar de manera contraria a la Ley Divina.

• Pecado por omisión: Esta clase de pecado ocurre cuando una persona no hace lo que sabe que debe hacer para cumplir el mandamiento Divino.

• Pecado a causa de ignorancia: Esta categoria de pecado se produce cuando una persona comete algo malo sin estar consciente de la naturaleza y consecuencias de sus actos.

En general, los mormones creen que el pecado es una transgresión contra la Ley Divina. Es importante para los mormones arrepentirse de sus pecados para obtener una reconciliación con Dios. Por lo tanto, reconocer el pecado y arrepentirse de él son los primeros pasos para lograr la justificación divina.

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son las principales diferencias doctrinales entre la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) y el cristianismo?

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) y el cristianismo tienen muchas cosas en común, pero también hay algunas importantes diferencias doctrinales que los separan. Aquí presentamos algunas de las principales:

  • Creencia en profetas modernos.

Los mormones creen en un profeta moderno, Joseph Smith, quien fundó la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Esto contrasta con la creencia cristiana de que se ha terminado el tiempo de los profetas y de que no hay más profeta que Jesús.

  • Libros sagrados.

Además del Antiguo y Nuevo Testamento, los mormones usan otros dos libros no canónicos, llamados Libro de Mormón y Doctrina y Convenios. Por el contrario, los cristianos no aceptan estos libros como sagrados.

  • Creencias acerca de Dios.

Los mormones creen que Dios es un ser físico, que fue antes un hombre, y que el alma humana es una deidada procedente de El. En cambio, los cristianos creen que Dios es un ser espiritual, sin comienzo ni fin, del que todo proviene.

  • Creencias acerca de la familia.

Los mormones creen que después de la muerte pueden seguir uniendo familias en el otro mundo. Los cristianos, por su parte, ven a la familia como una institución temporal.

Aunque hay diferencias entre la fe mormona y el cristianismo, ambas se enfocan en la importancia de llevar una vida moral y buena, y en seguir a Jesucristo como el Salvador. Solo Dios conoce la verdad sobre estas doctrinas, y es Él a quien debemos buscar para que nos guíe a lo correcto.

¿Qué enfoques críticos se han expresado acerca de las doctrinas mormonas?

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como la iglesia mormona, tiene una variedad de creencias enfrentadas a la crítica desde el exterior.

Desde sus orígenes con Joseph Smith hasta sus tradiciones posteriores, hay numerosos enfoques críticos usados por muchas personas y organizaciones.

Estos incluyen críticas al libro de Mormón, a las doctrinas a su liderazgo y prácticas religiosas, así como otros aspectos relacionados.
Aquí se enumeran algunas de las críticas más comunes hacia la doctrina mormona y sus ideologías:

  • Críticas al Libro de Mormón: Muchos critican el contenido del Libro de Mormón en cuanto a lo que consideran ser evidencias arqueológicas, históricas y bíblicas inadecuadas. Otros argumentan que muchos elementos dentro del libro fueron tomados de la Biblia y de otros escritos del tiempo de Smith.
  • Críticas a la doctrina: Los enemigos de la iglesia han acusado a la doctrina mormona de ser «política», «excluyente» y que «no está basada en la Escritura».
  • Críticas a los líderes: Varios grupos critican al liderazgo de la iglesia mormona y sus decisiones. Algunos ven el liderazgo como autoritario y no democrático. Otros piensan que los líderes mormones son «cínicos» y se aprovechan de la fidelidad de la congregación.
  • Críticas a las prácticas religiosas: Muchos critican la práctica de excomulgar a aquellos que se oponen al liderazgo de la iglesia. También cuestionan el concepto de la "autoridad jerárquica" de los líderes mormones y su poder absoluto.

En general, se han expresado muchas críticas a las doctrinas mormonas, desde el contenido hasta las prácticas religiosas. Estas críticas han sido motivo de discusión durante décadas entre aquellos dentro y fuera de la iglesia. Aunque algunas de ellas tienen fundamentos, la mayoría de estas críticas son especulativas y deben ser tratadas con cautela.

¿Cómo los mormones reaccionan ante las críticas al respecto?

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (conocidos como mormones) reaccionan ante las críticas con mucha tolerancia y respeto. Reconocen que todas las religiones y puntos de vista son dignos de un debate honesto, así que buscan entender las opiniones de los demás y desean mantener relaciones positivas con todas las religiones. Sin embargo, no evitan expresar su perspectiva sobre los puntos de vista equivocados con respecto a sus creencias.

Las críticas que los mormones reciben siempre se toman en serio. Por lo general, los mormones procuran escuchar cuidadosamente y formular preguntas que les permitan entender mejor el punto de vista de otros. Están interesados ​​en aprender de quienes rechazan sus creencias, y buscan maneras de encontrar puntos de acuerdo comunes.

Los mormones también respetan y defienden su derecho a tener sus creencias y enseñan a los miembros a hacer lo mismo. En lugar de ofender o herir a quienes critican, buscan explicar pacientemente por qué cree en lo que es correcto de acuerdo con sus creencias. Como respuesta a las críticas, usualmente producen contenidos educativos para responder preguntas y fomentar un mayor entendimiento.

Los mormones también resaltan las enseñanzas de la Biblia y comparten sus historias para mostrar cómo la fe en Jesucristo ha influido en sus vidas. Esto puede ayudar a aquellos que critican a entender mejor la naturaleza del evangelio y cómo los mormones lo interpretan.

En resumen, los mormones reaccionan ante las críticas con una actitud abierta, respetuosa y educada. Están dispuestos a escuchar las opiniones de los demás y buscan maneras de crear puentes de entendimiento. Además, defienden fuertemente sus creencias y comparten sus historias para mostrar la importancia de la fe en Jesucristo.

¿Qué principios doctrinales del cristianismo presentan un desafío particular para el mormonismo?

El Cristianismo presenta un desafío particular para el Mormonismo por diversos motivos, los cuales se pueden resumir a continuación:

  • La Trinidad: Los creyentes cristianos consideran que en la única deidad verdadera existen tres personas distintas al mismo tiempo y eternamente (Padre, Hijo y Espíritu Santo), mientras que los mormones creen en tres dioses separados.
  • La deificación de los seres humanos: La Biblia dice que los humanos somos criaturas creadas a imagen y semejanza de Dios, pero nunca somos iguales a él, mientras que el mormonismo cree que los seres humanos podemos llegar a convertirnos en dioses.
  • Evidencia externa de la fe: La tradición cristiana enseña que la fe no necesita tener evidencia externa para ser considerada válida, mientras que el mormonismo enfatiza la evidencia externa de su doctrina como base para la fe.
  • La dispensación del Evangelio: El cristianismo sostiene que Dios reveló el Evangelio una vez a través de Jesucristo y que todos los creyentes pueden aceptarlo tal cual está, mientras que el mormonismo cree que la revelación es continua y que la Iglesia está reviviendo nuevos mandamientos y revelaciones a través del tiempo.

Estos son sólo algunos de los principios doctrinales cristianos que presentan un desafío particular para el mormonismo. Cada uno de estos temas puede y ha sido elaborado mucho más con profundidad, pero estos son los temas principales que demuestran que el mormonismo va en oposición del Evangelio tal como Cristo lo enseñó.

¿Qué argumentos clave utilizan los críticos del mormonismo para defender sus opiniones?

Los mormones son una religión cristiana que no es aceptada por la totalidad de las iglesias cristianas debido a las enseñanzas adicionales a la doctrina bíblica que según ellos, fueron reveladas por Dios al profeta Joseph Smith. Los críticos del mormonismo tienen algunos argumentos clave para defender sus opiniones sobre esta fe. A continuación presentamos los principales planteamientos:

1. No hay ninguna evidencia de respaldo histórico. Los críticos afirman que los mormones basan su creencia en tradiciones y testimonios personales pero sin ninguna prueba histórica oficial. Esto significa que la veracidad de su religión es difícil de determinar.

2. Niegan la divinidad de Cristo. Las enseñanzas principalmente sostenidas por los mormones, en lo que respecta a la Trinidad y de la manera en que Él es Dios y Hijo de Dios a la vez, son mucho más literales que el resto de las iglesias cristianas. Esto significa que los mormones se alejan en gran medida a la visión tradicional de la divinidad de Jesucristo, negando la noción de una Trinidad, e incluso sostienen que hay dos dioses.

3. Enseñan otras doctrinas. Los mormones tienen creencias adicionales a las doctrinas bíblicas, como por ejemplo el bautismo de los muertos, la reencarnación de las almas y la posibilidad de salvarse a través de la obediencia. Estas enseñanzas entran en conflicto con muchas enseñanzas cristianas convencionales.

4. Su interpretación de la Biblia. La Biblia es considerada el libro sagrado de los cristianos, y es la base de toda su doctrina. Sin embargo, los mormones interpretan de forma literal muchos pasajes de la Biblia, todo lo cual entra en conflicto con la visión tradicional de la misma.

5. Rechazan la preservación divina de la Biblia. Los mormones no creen que la Biblia sea la Palabra infalible de Dios, sino que piensan que ha sido escrita por seres humanos y por lo tanto contiene errores. Esto le da algo de imprecisión critica a las enseñanzas bíblicas y las separa de otros movimientos cristianos.

6. El liderazgo de la iglesia. El mormonismo tiene como líderes a los llamados profetas, quienes según ellos son los enviados de Dios. Los críticos sostienen que esto introduce un elemento subjetivo que contradice la noción de la ética cristiana.

Es importante recordar que los mormones son una de las religiones más desconocidas y víctimas de la crítica. Estos argumentos antes mencionados son solo algunos de los principales usados por los detractores para exponer sus opiniones.

Conclusión

Una mirada crítica a las doctrinas de los mormones nos demuestra que muchas de ellas son contrarias a la Biblia. La trinidad no se menciona en el Libro de Mormón, la divinización del ser humano es una doctrina totalmente desconocida para la Escritura y la idea de llevar a cabo bautismos por los muertos no es bíblica.

Además, sus enseñanzas acerca de otros libros sagrados aparte de la Biblia, de una nueva revelación continua, del matrimonio plural, de la doctrina de la adoración de los ídolos, de la existencia de espíritus guardianes y de su propia jerarquía eclesiástica son todos conceptos que contradicen directamente la verdad bíblica.

No hay duda de que los mormones tienen importantes diferencias con lo que la Biblia dice acerca de la fe cristiana verdadera. Por ello, es necesario entender sus doctrinas para poder refutarlas desde la Palabra de Dios. Esto permitirá a los cristianos estar mejor equipados para discernir la verdad de la falsedad y guiar a otros hacia la salvación y la gloria de Cristo.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir