Aprende Sobre La Elección Incondicional Calvinista

La elección incondicional de los calvinistas es una doctrina teológica de la cual se derivan algunas de las religiosas cristianas más importantes. Esta doctrina sostiene que Dios predeterminó desde la eternidad quién sería salvo o condenado para la salvación o el condeno, respectivamente. Esta creencia no es monolítica y ha sido ampliamente discutida en los siglos pasados y presentes entre los calvinistas. Esta elección incondicional se fundamenta en numerosos pasajes bíblicos.

Los elementos principales de esta doctrina son los siguientes:

  • Dios ejerció su elección incondicional antes de la fundación del mundo. Efesios 1:4-5 dice: “Porque eligió en él [Cristo] antes de la fundación del mundo, para que fuese santo e inmaculado delante de él”.
  • Todos los elegidos serán salvados sin excepción. Hechos 13:48: “Y cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y glorificaron la palabra de Yahweh; y todos los que estaban destinados a la vida eterna, creyeron.”
  • La elección incondicional no es la única doctrina que se enseña en las Escrituras. Por lo tanto, los calvinistas deben equilibrar esta doctrina con otras enseñanzas bíblicas sobre la responsabilidad humana.

La elección incondicional calvinista también se conoce como la "Predestinación". Según los calvinistas, Dios predestinó a aquellos a los que escogió para recibir la salvación antes de que el mundo fuera creado. Esta elección fue libre y soberana, sin ninguna limitación ni influencia externa. Algunos calvinistas creen que la elección de Dios también incluía quién recibiría el castigo. Esta doctrina está profundamente arraigada en la tradición bíblica de los calvinistas. Los calvinistas creen que la Biblia sustenta esta doctrina, ya que Dios ejerce su soberana voluntad en la creación y la salvación.

Aunque esta doctrina es compleja, los calvinistas creen firmemente que esta doctrina es cierta. Esta doctrina también les recuerda a los creyentes que toda la gloria de la salvación debe ser atribuida a la gracia divina, y no a la bondad humana. En este sentido, la elección incondicional calvinista enfatiza la gracia y misericordia de Dios y su amor y salvación hacia Su pueblo.

Índice
  1. ¿Qué significa la elección incondicional?
  2. ¿Qué propone la doctrina calvinista?
  3. ¿Qué quiere decir la palabra calvinista?
  4. ¿Qué es la doctrina de la elección?
  5. Preguntas frecuentes
    1. ¿Por qué la elección incondicional calvinista es un concepto de la teología cristiana?
    2. ¿Qué dice la Biblia acerca de la elección incondicional calvinista?
    3. ¿Qué significa ser elegido por Dios según la doctrina calvinista?
  6. Conclusión

¿Qué significa la elección incondicional?

La elección incondicional de Dios se refiere a la forma en que Dios elige amar eternamente, independientemente de las acciones o respuestas de las personas. Esto significa que Él ama a todas las personas sin importar el pecado, la raza, el género o la situación de vida. No hay nada que los seres humanos puedan hacer para ganarse el amor y la gracia de Dios; está disponible para todos aquellos quienes abran sus corazones y reciban el regalo de sus bendiciones.

Es un acto de soberanía divina que nos recuerda el amor interminable y ciego que Dios tiene por todas las personas, incluso por aquellas que han perdido el camino. Él siempre nos da nuevas oportunidades para regresar a Él, siempre nos mira con compasión y misericordia. La elección incondicional de Dios nos recuerda que:

  • Dios ama incondicionalmente a las personas, sin discriminación.
  • Dios nunca dejará de amarnos ni nos juzgará por lo que hemos hecho.
  • Dios nos ofrece la oportunidad de recibir Su amor.
  • Dios es bueno y siempre lo será.

La elección incondicional de Dios nos recuerda su compromiso eterno con nosotros. A pesar de nuestras debilidades, fe de falta y errores, Él siempre nos muestra amor y compasión. Esta es la verdadera esencia de Su carácter, extremadamente amoroso e incondicional.

¿Qué propone la doctrina calvinista?

La doctrina calvinista, también llamada doctrina Reformada, fue desarrollada por Juan Calvino a principios del siglo XVI. Esta doctrina propone varias enseñanzas dentro del cristianismo que se basan principalmente en la Biblia.

A continuación se detallan los principales conceptos de esta doctrina:

  • Predestinación: La doctrina calvinista sostiene que cada persona ha sido predestinada para recibir la salvación o la condenación eterna antes de su nacimiento. Esta predestinación no se determina por las acciones de la persona, sino por la soberanía de Dios.
  • Sola Gratia: La doctrina calvinista también enfatiza en que la gracia de Dios es la única forma para alcanzar la salvación. Esto significa que el hombre por su cuenta no puede lograr la salvación, ya que su condición natural es la pecaminosidad.
  • Sola Fide: Esta doctrina afirma que el creyente debe confiar únicamente en la fe para ser salvado. Esto no quiere decir que el hombre no deba llevar a cabo buenas obras, simplemente significa que la salvación no depende de ninguna acción humana.
  • Divina Irresistible Gracia: Según esta doctrina, la gracia de Dios es irresistible e inmutable. Esto significa que nada ni nadie puede cambiar o resistir la voluntad de Dios.
  • Sola Scriptura: El calvinismo sostiene que la única autoridad para la Iglesia es la Escritura. Esta enseñanza recalca que la Biblia es la Palabra inspirada de Dios y que todo lo que esté en desacuerdo con su contenido es falso.

¿Qué quiere decir la palabra calvinista?

La palabra calvinista es un término utilizado para describir la interpretación de las enseñanzas de la Iglesia cristiana, inspirada principalmente en la obra teológica de san Agustín y la doctrina del protestante reformador John Calvin (1509-1564). Esta interpretación se conoce como doctrina calvinista o doctrina reformada.

El calvinismo afirma que la fe en Cristo es el único medio por el cual una persona puede recibir la salvación, lo que significa que no hay nada que los hombres puedan hacer para salvarse a sí mismos. En lugar de esto, se enfatiza la doctrina de la elección divina, que dice que Dios ha elegido a aquellos que serán salvados, y que esa decisión se basa únicamente en su soberana voluntad. El calvinismo también enfatiza que Dios es soberano sobre todas las cosas, lo que significa que él sabe todo y controla todas las cosas.

Las principales doctrinas del calvinismo son:

  • Predestinación: Esta doctrina sostiene que Dios predestina a sus hijos antes de la fundación del mundo.
  • Total depravación: Esta doctrina enseña que el pecado nos ha privado del libre albedrío y cualquier cosa buena que hagamos viene de la gracia de Dios.
  • Elección incondicional: Esta doctrina enseña que Dios escoge a aquellos que serán salvos de forma incondicional, independientemente de su pasado pecaminoso o de la gracia que pueda ofrecerles.
  • Gracia Irresistible: Esta doctrina sostiene que Dios derrama su gracia sobre aquellos que Él ha llamado y esta gracia es irresistible para aquellos que la reciben.
  • Perseverancia de los santos: Esta doctrina enseña que los que han sido salvados por la gracia de Dios nunca perderán su salvación.

El calvinismo es una corriente de pensamiento dentro de la teología cristiana que se centra en la gloria de Dios como el único medio para obtener la salvación, y se caracteriza por enfatizar la naturaleza soberana y los planes eternos de Dios.

¿Qué es la doctrina de la elección?

La doctrina de la Elección es una noción principal que expresa que Dios eligió algunos para ir al Cielo y otros a los infiernos. Esta doctrina proviene directamente de la Biblia y ha sido defendida por casi todos los cristianos a lo largo de la historia. Esta doctrina se ha entendido de diferentes maneras, desde el punto de vista de la Biblia, según los principios teológicos.

La elección divina según la Biblia es una decisión soberana e independiente de Dios, para elegir a algunos para la salvación y otros para el castigo. Esta elección no está determinada por los méritos de la persona (Romanos 9: 11-13; Efesios 1:4-5). Según las Escrituras, Dios elige a algunos por su misericordia y gracia sin ninguna razón en sus propias obras (Romanos 11:5-7).

¿Quién es elegido? La Elección divina se refiere a aquellos escogidos salvos, no a los perdidos. La Biblia enseña que los elegidos son aquellos que fueron guardados por la gracia de Dios (Juan 6:44; Efesios 1:4-5). Esta elección también incluye todos los redimidos de todas las edades, incluyendo a los descendientes de Abraham (Hebreos 11:39-40). Por lo tanto, la doctrina de la Elección concluye que cualquier persona que sea salva por la gracia de Dios fue elegida por Él antes de la fundación del mundo (Efesios 1:4-5).

Las consecuencias de la elección:

  • Dios es absolutamente justo y soberano.
  • Ningún creyente puede alabar a Dios más de lo que ya ha hecho.
  • Los creyentes deben reconocer que les fue dada la gracia de ser elegidos.
  • Los elegidos están llamados a ser obedecedores y a servir a Dios.

Dios es soberano en Sus decisiones; Él elige a quien quiere para el propósito de la salvación. Los creyentes deben honrar a Dios y postrarse ante Su Elección. Por esta razón, debemos permanecer fieles a Su Palabra y recordar Sus promesas a través de la Elección.

Preguntas frecuentes

¿Por qué la elección incondicional calvinista es un concepto de la teología cristiana?

La elección incondicional calvinista es un concepto de teología cristiana que se deriva de la doctrina de la soberanía de Dios. Esta doctrina es una de las creencias más importantes de la teología calvinista, y afirma que Dios es el dueño absoluto de la creación, gobernando sobre todo lo que hay en ella. Es decir, Dios ejerce su poder sin ningún límite ni condición, determinando lo que él quiere.

Este concepto es profundamente relacionado con el concepto bíblico de predestinación, en donde Dios determina quién está destinado a salvación antes de la fundación del mundo y también escoge a aquellos que sufrirán condenación eterna. Esto significa que Dios elige libremente a quienes son objeto de su amor y misericordia, sin tener en cuenta ninguna buena acción que hayamos hecho. Esto significa que el hombre no puede elegir a Dios, sino que Dios escoge a aquellos que Él ha elegido para la salvación.

De esta forma, la elección incondicional calvinista es un principio que afirma que la voluntad de Dios es perfectamente independiente de las obras o el comportamiento humano. El mismo es inmutables porque, como parte de la doctrina de la soberanía de Dios, proclama que nada puede cambiar la decisión de Dios. Esto significa que la elección de Dios es inmutable y no puede ser influenciada por los actos del hombre.

Esta doctrina del calvinismo se contradice con el Arminianismo, que rechaza la elección incondicional y afirma que Dios permite que los seres humanos usen el libre albedrío para responder al evangelio y aceptar la salvación. Sin embargo, desde una perspectiva calvinista, el libre albedrío no existe porque, como dijimos anteriormente, la decisión de Dios es inmutable.

La elección incondicional calvinista es un concepto central dentro de la teología cristiana que afirma que Dios ejerce su poder soberano para eligir antes de la fundación del mundo a aquellos que Él ha elegido para la salvación. Esta decisión de Dios es inmutable y no puede ser influenciada por las buenas acciones del hombre.
Pros de la Elección Incondicional Calvinista:

  • Proporciona una explicación para el plan divino de la salvación.
  • Promulga la grandeza absoluta y soberanía de Dios.
  • Afirma la naturaleza amorosa de Dios.
  • Alienta la consolación de los creyentes a través de la comprensión de su salvación como un don de Dios.

Contras de la Elección Incondicional Calvinista:

  • Introduce ambigüedades acerca de la justicia de Dios.
  • Minimiza la responsabilidad humana en la salvación.
  • Sugiere que Dios ordena la condenación eterna antes de la fundación del mundo.
  • Enfatiza una idea dualista de la división entre los elegidos por Dios y los condenados.

¿Qué dice la Biblia acerca de la elección incondicional calvinista?

La doctrina de la elección incondicional calvinista está relacionada con uno de los temas más profundos en el Evangelio: ¿Cómo entender los principios que Dios usa al elegir a aquellos que Él considera dignos de salvar? Los calvinistas creen que la elección presupone la soberanía absoluta de Dios y que está basada en el plan mismo de Dios, antes que el libre albedrío humano o cualquier otro factor.

La Biblia descubre el plan particular para la salvación que Dios había establecido desde antes de la creación del mundo. La doctrina de la elección de Dios es expresada en muchas partes de la Escritura. En Romanos 9:13-16 leemos: "Así como está escrito: A Jacob amé, pero a Esaú aborrecí". Cabe destacar que estas palabras habían sido pronunciadas por Dios mucho antes de la época de Jacob y Esaú como se transmite en Malaquías 1:2-3. Además, Cristo mismo confirmó la soberanía y la elección de Dios al hacer referencia a la escogencia de quienes serían sus discípulos (Mateo 22:14).

También el Libro de los Hechos, Capítulo 13, nos revela que Dios había elegido a Saúl y a Bernabé para cumplir con una misión específica. La doctrina de la elección también se explica en Efesios 1:4-6, donde Pablo escribe que “Dios nos eligió en Cristo desde antes de la creación del mundo para ser santos e inocentes en su presencia”. Esto indica que el plan de Dios para nosotros fue predeterminado por sus propias razones.

Los calvinistas creen que Dios tiene el poder y la facultad de determinar quién será salvo sin tomar en consideración el libre albedrío y las acciones humanas. Esta doctrina es conocida como la elección incondicional calvinista, y enfatiza lo siguiente:

  • Dios es completamente soberano y no es obligado por ninguna circunstancia externa a Su voluntad.
  • La elección de Dios de una persona es incondicional y no se basa en ningún acto o decisión específica de la persona.
  • Dios elije a algunos para salvarse, pero rechaza a otros.

A través de la Biblia, podemos ver claramente que somos responsables de responder a la Palabra de Dios, de arrepentirnos de nuestros pecados y de recibir el don de salvación a través del poderoso sacrificio de Cristo en la cruz. Sin embargo, debemos entender que la elección de gracia incondicional de Dios es un aspecto importante del plan de salvación eterna.

¿Qué significa ser elegido por Dios según la doctrina calvinista?

La doctrina calvinista está basada en la teología protestante promovida por el líder reformador Juan Calvino (1509-1564). Esta doctrina concede un protagonismo destacado a la predestinación como uno de sus principios fundamentales. Según la doctrina calvinista, Dios había predeterminado desde la eternidad quiénes serían los elegidos para salvarse.

Por lo tanto, significar ser elegido por Dios en el calvinismo implica que uno es salvo por el plan eterno y soberano de Dios, por el cual ha sido escogido desde antes de la creación del mundo. Los elegidos se benefician con el hecho de que Dios les ofrece Su gracia a través de Cristo, es decir, que acepta al creyente bajo la justificación de su condición pecaminosa mediante el perdón de los pecados.

Por ende, si uno es elegido por Dios cuenta con la garantía de que el Señor les dará la fuerza para resistir la tentación del pecado, así como una nueva vida guiada por el Espíritu Santo con el objetivo de cumplir Su voluntad divina:

  • Resistir a la tentación de pecar.
  • Recibir la justificación a través de la gracia que ofrece Cristo.
  • Vivir la nueva vida bajo la dirección del Espíritu Santo.
  • Cumplir la voluntad y los fines de Dios.

Otra de las particularidades de la doctrina calvinista es que Dios ha predeterminado no sólo quiénes serán salvos, sino quiénes serán los condenados por el pecado. De acuerdo a estas ideas, Dios es el único dueño de la vida humana y decide quienes recibirán el evangelio de la salvación y quienes no. Una vez que el Señor ha tomado esa decisión, no hay nada que los seres humanos puedan hacer para cambiarlo.

En resumen, significar ser elegido por Dios en la doctrina calvinista implica contar con el privilegio de recibir el perdón de los pecados a través de la gracia de Cristo, de permanecer firmes ante la tentación del pecado, de vivir la nueva vida guiada por el Espíritu Santo y de cumplir la voluntad divina.

Conclusión

En conclusión, la doctrina calvinista de la elección incondicional es un tema monumental de discusión dentro de la Iglesia Cristiana. La doctrina afirma que Dios escoge a los creyentes antes de que éstos hayan nacido, y su amor por ellos es inmutable. Esta doctrina nos permite entender el profundo plan divino para nuestras vidas, y nos recuerda que Dios nos ama incondicionalmente y no hay nada que podamos hacer para ganarnos su amor. Esta doctrina nos lleva a:

  • Reconocer el poder de Dios en nuestro alrededor.
  • Entender su absoluta soberanía.
  • Traer gratitud a su amor eterno.
  • Rendir homenaje a Su gracia infinita.

Esperamos que esta información ayude a todos aquellos que buscan entender el significado de la elección incondicional calvinista. Que nunca dejemos de ver la maravilla de Su amor incondicional y glorifiquemos a Nuestro Padre Celestial por su misericordia.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir