Volviendo Al Primer Amor: Recordando Por Qué Comenzamos A Seguir A Jesús

Como cristianos, nos complace recordar el motivo de nuestra fe: la persona de Jesús. La Escritura nos enseña que Cristo nos conoció desde antes de la fundación del mundo (Efesios 1: 4) y que nos amó con un amor eterno antes de que nacieramos (Jer. 31: 3).

Esto significa que aunque hemos pasado por momentos turbulentos en nuestras vidas espirituales, siempre existe esperanza en el Señor porque nos ha seguido y amado sin fin.

Índice
  1. ¿Por qué comenzamos a seguir a Jesús?
  2. ¿Cómo restauramos el primer amor?
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cómo hemos cambiado desde el día en que decidimos seguir a Jesús hasta hoy?
    2. ¿Qué podemos hacer para volver al primer amor con el Señor?
    3. ¿Por qué la Biblia nos alienta a recordar nuestro primer amor con Jesús?
    4. ¿Cómo un vicio nosdistancia de Dios y como podemos superarlo?
    5. ¿Cómo puede la oración restaurar nuestra relación con el Señor?
  4. Conclusión

¿Por qué comenzamos a seguir a Jesús?

La razón principal es que queríamos una relación con Él. Sabíamos que Dios nos amaba mucho y que nos estaba ofreciendo la oportunidad de conocerlo mejor y disfrutar de su presencia. Queríamos experimentar su amor y volver a conocerlo personalmente para que Él se convirtiera en el centro de nuestro ser.

Una vez que decidimos seguir a Jesús, empezamos a formar una relación personal con Él. Cada día, leemos la Palabra de Dios para descubrir más sobre Su carácter y su voluntad para nuestras vidas. Pasamos tiempo con Él mediante oración, alabanza y adoración. Y buscamos Su dirección a través de Su Espíritu Santo.

¿Cómo restauramos el primer amor?

A veces, quizás hemos creído que no podemos acercarnos más a Dios. Sin embargo, Él está aquí para acogernos cada vez que regresamos a Él. Considera las siguientes prácticas para renovar tu relación con Cristo:

  • Sé honesto contigo mismo y con Dios. Reconoce tus errores y pídele perdón.
  • Estudia la Palabra de Dios. Busca la verdad de lo que Él dice acerca de ti y de tu relación con Él.
  • Busca el Espíritu Santo para recibir dirección. Pídele que te guíe y te ayude a restaurar tu relación con Jesús.
  • Tomar algunas horas especiales para adorar a Dios. Dedica un poco de tiempo cada día a dedicarle adoración y alabanza a Dios.
  • Conéctate con hermanos en la fe. Participa en los cultos y encuentros con tus hermanos.

Volviendo a nuestro primer amor por Jesús nos permitirá disfrutar nuevamente de su presencia y amor. Estamos bendecidos por tener la oportunidad de crecer en nuestra relación con Él. Confiemos en Él y su Palabra para que nos lleve cerca de Él. ¡Alabado sea el Señor!

ARVE Error: json decode error code: 4
From url: https://www.youtube.com/embed/Ml8BmIf1d68

Preguntas Relacionadas

¿Cómo hemos cambiado desde el día en que decidimos seguir a Jesús hasta hoy?

Desde el momento en que decidimos seguir a Jesús nuestra vida cambió radicalmente. Nuestro modo de pensar, comportarse, actuar y relacionarnos con los demás cambió por completo. Desde entonces sabemos que somos hij@s de Dios y que Él nos ama e interviene en nuestra vida para guiarnos en el camino de la santidad.

Cada día aprendemos más acerca del carácter de Dios y de la vida de Jesús. Nuestra relación con el Señor es cada vez más profunda y el fruto de esta relación lo vemos reflejado en nuestra vida diaria.

En un sentido más práctico, debemos reconocer que hemos cambiado en distintas áreas. Algunos de estos cambios son:

  • Motivaciones renovadas: Al seguir a Jesús ya no buscamos satisfacer nuestros deseos personales, sino que buscamos cumplir los propósitos de Dios para nuestras vidas.
  • Actitudes transformadas: En lugar de vivir para nosotros mismos, tratamos de vivir para agradar a Dios. Esto cambia nuestra actitud hacia nosotros mismos, los demás y hacia la vida misma.
  • Acciones diferentes: Nuestros comportamientos ya no son los mismos de antes. Tratamos de vivir de acuerdo a lo que Dios ha ordenado en Su Palabra.

Cada día debemos examinar nuestras vidas para ver si estamos viviendo y actuando como cristianos auténticos, ya que todos debemos seguir el ejemplo de Jesús. Si notamos que aún hay cosas en nuestras vidas que necesitan cambiar, debemos pedirle al Espíritu Santo poder tener la voluntad para cambiar. Si buscamos caminar con Cristo, Él nos ayudará a cambiar y nos dará la fortaleza para vivir una vida según Sus mandatos.

¿Qué podemos hacer para volver al primer amor con el Señor?

Por lo general, la mejor manera de volver al primer amor con el Señor es a través de una relación personal con él. Para nutrir la relación con Dios y poder regresar al primer amor es importante:

  • Tener una devoción diaria: Orar, leer la Biblia, escuchar mensajes bíblicos, pasar tiempo en oración, reflexionar, orar y meditar sobre las Escrituras son acciones que ayudan a fortalecer nuestra relación con Dios.
  • Encontrar la paz con Dios: Es necesario aceptar a Cristo como Salvador para encontrar la paz con Dios. Reconciliarnos con Él por medio de Jesús nos lleva a encontrar el perdón, la restauración y la libertad.
  • Buscar ser un siervo fiel y obediente: Significa entregarle toda nuestra vida a Cristo y hacer su voluntad, ofreciendo todos los días al Señor un corazón arrepentido y dispuesto a hacer su voluntad.
  • Aprender a amar como Cristo lo hace: San Lucas 6:35-36 dice: "Pero amad a vuestros enemigos, haced bien, y prestad, no esperando nada a cambio; así tendréis gran recompensa, y seréis hijos del Altísimo; porque El es condescendiente para con los ingratos y malos..." Esto implica aprender a amar a otros como lo hace Cristo.
  • Reconocer lo que Dios ha hecho, está haciendo y hará: Así recordaremos todo aquello que hemos recibido de Su gracia, los milagros que ha realizado y aquellas promesas que aún nos esperan por cumplirse.

¿Por qué la Biblia nos alienta a recordar nuestro primer amor con Jesús?

La Biblia nos alienta a recordar nuestro primer amor con Jesús porque busca que vivamos una relación auténtica y sincera con Él. En este sentido, al recordar nuestro primer amor para con Jesucristo, no solo fortalecemos nuestra fe sino también el vínculo con Dios. Al acercarnos a la Biblia descubrimos que hay un llamado a la devoción que nos impulsa a alejarnos del pecado y a entregarnos a Dios.

Recordar nuestro primer amor con Jesús significa:

  • Valorar la Palabra de Dios y los dones que Él nos ha otorgado.
  • Tomar conciencia de que fuimos creados por Dios para ser sus hijos.
  • Confiar en que la gracia de Cristo nos salva de todos nuestros pecados.
  • Renovar nuestra fe y nuevamente abrir nuestro corazón para aceptarlo como nuestro Señor.
  • Aprender a confiar cada vez más en Dios y su soberanía para tomar decisiones.
  • Ofrecer un testimonio de nuestra fe a través de nuestras acciones.

¿Cómo un vicio nosdistancia de Dios y como podemos superarlo?

Cuando entramos en un vicio, nos estamos distanciando de Dios cada vez más. Esto se debe a que el pecado es contrario al carácter perfecto de Dios. Algunos ejemplos de vicios son la adicción al alcohol, las drogas, las relaciones sexuales prematuras, los malos tratos y el engaño. Estos vicios tienen muchas consecuencias y uno de los mayores obstáculos para acercarnos a Dios es que nos impiden conectar con él.

Es importante superar nuestros vicios para poder acercarnos nuevamente a Dios. Nosotros somos sus hijos amados y el nos espera con sus brazos abiertos para perdonarnos si le pedimos ayuda. Hemos de someternos a la voluntad de Dios y preparar un camino recto para nuestra vida.

¿Cómo podemos superar nuestros vicios?

  • Buscar ayuda: Es importante contar con el apoyo de familiares, amigos y líderes religiosos para superar los vicios.
  • Revisa tu corazón: Debemos hacernos un examen de conciencia y preguntarnos qué fue lo que nos llevó a entrar en un vicio.
  • Dale gracias a Dios: Agradecerle y pedirle perdón por aquellas cosas en las que hayamos fallado.
  • Conéctate con la Palabra de Dios: La Palabra de Dios contiene infinidad de promesas para orientarnos y darnos aliento en este propósito de vencer los vicios.
  • Tu fe: Confía siempre en que Dios te animará para resistir la tentación y superar los vicios.

Es necesario buscar el perdón de Dios y tomar la decisión personal de someternos a Su Voluntad. La práctica de la oración nos seguirá guiando en nuestros momentos de debilidad para así recordarnos cuál es el objetivo: Acercarnos a Dios. La palabra de Dios dice: "No temas, porque yo estoy contigo; No desmayes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, sí, yo te ayudaré; Sí, yo te sostendré con la diestra de mi justicia". (Isaías 41:10)

¿Cómo puede la oración restaurar nuestra relación con el Señor?

La oración es una de las mejores herramientas que tenemos para acercarnos al Señor. Nos permite llevar nuestras necesidades, dudas, alegrías y tristezas ante Él, manteniendo una conexión estrecha y constante con Dios. La Palabra de Dios nos enseña que la oración habilita milagros, nos conecta con la sabiduría divina, y nos ofrece la oportunidad de restaurar nuestra relación con el Señor.

A través de la oración, podemos arrepentirnos de nuestros errores y reconocer la santidad de nuestro Dios. Le pedimos al Señor que nos llene con su misericordia y perdón, abriendo nuestro corazón para entender que somos pecadores y hacer por nuestra parte para vivir una vida justa. Esto nos ayuda a caminar de cerca con Dios, a confiar en Él y a buscar sus propósitos para nuestras vidas.

La oración nos ofrece la capacidad de alabar al Señor por todo lo que ha hecho por nosotros, también le damos gracias por el amor y misericordia que siempre nos ofrece, manifestando nuestra adoración y devoción a Él.
La oración también nos ayuda a mantener la paz en nuestras vidas aceptando la voluntad de Dios sin resistencias, incluso en aquellas situaciones en las que no somos capaces de entenderlo.

A través de la oración, restauramos nuestra relación con el Señor y nos centramos únicamente en Su grandeza. Nos ayuda a comprender que Dios es el dueño de nuestras vidas, y que tenemos que dependia de Él para encontrar mayor satisfacción en la vida.

Conclusión

Al seguir a Jesús nos acercamos al amor de Dios, donde es posible experimentar verdadero descanso y paz. Sin embargo, con el tiempo, los preocupaciones del mundo comienzan a contaminar nuestra visión de la fe y nuestros ojos se desvían de Cristo.

Es importante recordar el propósito original: para adorar a Dios y compartir su amor con otros. Por eso debemos volver al primer amor, al compromiso que dimos inicialmente a Señor. Es lo mejor para nuestra relación con Dios, y aunque podamos tropezar, Él está allí para ayudarnos a levantarnos.

Proponiendo entonces que:

Concluimos entonces que el fundamento de nuestra fe y nuestra relación con Dios es volver al primer amor que nos motivó a seguir a Jesucristo. Recordemos el propósito que teníamos al principio, recuerda que nuestro objetivo es adorar a Dios y compartir su amor con otros.

Aceptemos la bendición de su perdón y misericordia y sepamos que, aunque hayamos retrocedido en algunas ocasiones, Él siempre nos ayudará a regresar a la senda correcta.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir