Si Haces Lo Que Dios Dice, Te Irá Bien

La Biblia es muy clara sobre este tema, nos dice en Proverbios 3:5-6 "Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia inteligencia. Reconocelo en todos tus caminos, y Él allanará tus senderos". Esto significa que debemos hacer todo lo posible para buscar la dirección de Dios en nuestras vidas y someternos a sus enseñanzas. Si estamos dispuestos a obedecer sus mandamientos, entonces “nos irá bien” como dice la Escritura; "Los caminos del Señor son caminos de bendición, los preceptos del Señor son fuente de vida" (Proverbios 10:17).

La Palabra de Dios nos enseña que estamos destinados a prosperar si obedecemos las instrucciones que nos da. La promesa de Dios es que nuestra vida será llena de gozo, paz y satisfacción si decidimos seguir sus enseñanzas.

Índice
  1. ¿Cómo tratar de hacer lo que Dios dice?
  2. ¿Cuáles son los beneficios de hacer lo que Dios dice?
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿En qué versículos de la Biblia se trata el tema de Si haces lo que Dios dice, te irá bien?
    2. ¿Cuáles son los efectos positivos de obedecer a Dios?
    3. ¿Qué nos enseñan las Escrituras acerca de la importancia de obedecer a Dios?
    4. ¿Cómo podemos demostrar nuestra fe al obedecer a Dios?
    5. ¿Cómo orar para obtener la gracia de Dios para poder cumplir Sus mandamientos?
  4. Conclusión

¿Cómo tratar de hacer lo que Dios dice?

Primero, debemos pasar tiempo leyendo la Biblia para identificar exactamente qué cosas Dios está pidiendo que hagamos. Esto significa desarrollar una rutina de lectura diaria de la Palabra de Dios. Además, debemos buscar a Dios en oración para que Él nos guíe en la dirección correcta.

En segundo lugar, es importante desarrollar una actitud de obediencia. Esto significa que una vez que hemos determinado cuáles son los principios de Dios, necesitamos comprometernos a obedecerlos sin importar qué. Tercero, es importante ser consistente al llevar a cabo los principios de Dios. Necesitamos desarrollar un patrón diario de respeto por la voluntad de Dios en nuestras vidas para mantenernos firmes a su camino.

¿Cuáles son los beneficios de hacer lo que Dios dice?

Hay muchos beneficios de obedecer la voluntad de Dios:

  • Tendremos una relación mejor con Dios.
  • Recibiremos guía, dirección y discernimiento para tomar decisiones sabias.
  • Veremos mejoras en nuestras finanzas, nuestras relaciones y nuestra salud.
  • Nuestra vida tendrá un sentido de propósito y estabilidad.
  • Disfrutaremos de un gozo y una paz que supera todo entendimiento.

En definitiva, los beneficios de hacer lo que Dios dice son numerosos y profundos. Cuando somos obedientes a Dios, Él nos bendice y nos da lo mejor. Si realmente queremos ver el éxito en nuestras vidas, entonces debemos hacer todo lo posible para obedecer los mandamientos de Dios, para que así nos vaya bien.

ARVE Error: json decode error code: 4
From url: https://www.youtube.com/embed/SCwJBPbAokM

Preguntas Relacionadas

¿En qué versículos de la Biblia se trata el tema de Si haces lo que Dios dice, te irá bien?

Si haces lo que Dios dice, te irá bien: La Biblia ofrece muchos versículos para ayudarnos a entender cómo es la promesa de Dios de que nos va bien si hacemos lo que él dicta.

Proverbios 16:3: Dice: “Encomienda al Señor tus obras y tus proyectos tendrán éxito”. Esto nos enseña que Dios es el responsable del éxito de nuestro trabajo y de nuestros sueños. Si dependemos y confiamos en dios con todo lo que hacemos, entonces experimentaremos sus bendiciones y su favor.

Salmos 1:1-3: Habla sobre la persona bienaventurada que medita en la Palabra de Dios durante todo el día: “Dichoso aquel cuyo camino es intachable, que camine en la ley del Señor. No se ocupa de los consejos de los malvados ni frecuenta el camino de los pecadores, no se detiene en la senda de los malhechores sino que se complace en la ley del Señor”. Este versículo nos recuerda la importancia de comprometernos con la voluntad de Dios y de estudiar su Palabra para saber qué es lo que él quiere de nosotros.

Josué 1:7-8: "Sé fuerte y valiente; cumplamos con toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. Que nada te espante ni te desanime, porque el Señor tu Dios estará contigo en todas las cosas que hagas". Aquí Josué recuerda a los israelitas la presencia constante y amorosa de Dios para ellos, incluso cuando sus caminos parezcan inciertos.

Mateo 6:33: "Busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas". Jesús nos da una gran promesa aquí, nos asegura que si buscamos primero a Dios y lo que él quiere para nuestras vidas, entonces él mismo proveerá lo que necesitemos. Siempre debemos recordar que él siempre está ahí para nosotros y que nos guiará por el camino correcto.

¿Cuáles son los efectos positivos de obedecer a Dios?

Obedecer a Dios es la clave para una vida plena y satisfactoria y ello se evidencia a partir de los efectos positivos que esto conlleva. Los principales beneficios de cumplir los mandamientos de nuestro omnipotente Creador son los siguientes:

1) Paz interior. La obediencia a las leyes de Dios da paz a nuestras almas, ya que nos llena de gozo y satisfacción. Un sentimiento de tranquilidad se apodera de nosotros, al saber que hacemos lo correcto y cumplimos con el propósito por el cual fuimos creados.

2) Protección divina. Al ser obedientes a los mandamientos de Dios recibimos su bendición y sus ángeles nos protegen de todo mal. Esto nos dará la seguridad y confianza para afrontar los problemas cotidianos.

3) Recompensa. Dios promete recompensar a los que le obedecen. Él nos dice que “Si escuchamos los mandamientos de Jehová y andamos en sus caminos, tendremos su bendición” (Deuteronomio 5:33). El Señor nos ofrece muchas bendiciones tanto materiales como espirituales.

4) Bienestar espiritual. La obediencia a Dios nos fortalece espiritualmente, nos llena de amor, fe, esperanza y humildad. Vivir de acuerdo a los principios de Dios nos acerca cada vez más a Él.

5) Preparación para la vida eterna. Obedeciendo los mandamientos de Dios, nos preparamos para la vida eterna en el reino de los cielos. Al cumplir con los requisitos de Dios, podemos estar seguros de que Jesucristo nos dará la corona de vida.

Por todos estos motivos es importante obedecer a Dios para disfrutar de todos los beneficios que nos ofrece. La obediencia trae consigo una recompensa gratificante tanto ahora como en la eternidad.

¿Qué nos enseñan las Escrituras acerca de la importancia de obedecer a Dios?

Las Escrituras nos enseñan de diversas maneras acerca de la importancia de obedecer a Dios. Para comenzar, debemos tener en cuenta que Dios es nuestro Creador y nuestro Señor. Cuando Él proclama un mandamiento, es por nuestro propio bien. Por eso es de la mayor importancia que obedezcamos, pues nos brindará la mayor bendición.

Además, la obediencia a Dios nos ayuda a desarrollar carácter. La Escritura afirma que los justos dirigen sus pasos hacia la obediencia (Proverbios 16:9). Habitualmente nos resistimos a la disciplina, pero el Señor quiere que sea parte de nuestro carácter. Cuando se trata de obediencia, no hay distinciones, lo que significa que todos somos responsables de obedecerlo.

Otra importante lección que encontramos en las Escrituras es que la obediencia a Dios resulta en recompensa. Según 1 Juan 3:22, cuando obedecemos a Dios le agradamos, y como resultado nos confiere Su bendición. Esto podría incluir:

  • Fortaleza para resistir la tentación.
  • Guía para tomar decisiones.
  • Paz para el alma.
  • Una visión más clara de los planes de Dios.

Finalmente, debemos comprender que obedecer a Dios trae beneficios eternos. Proverbios 19:16 dice: "El que obedece la corrección vivirá; El que rechaza la reprensión morirá". Obedecer a Dios nos lleva a conocerlo y amarlo, así como a alcanzar la salvación eterna.

¿Cómo podemos demostrar nuestra fe al obedecer a Dios?

La Biblia nos enseña que la obediencia a Dios demuestra nuestra fe en Él. Al obedecer los mandamientos de Dios, estamos expresando nuestra confianza en que Sus palabras son verdaderas y que nos llevarán a una vida mejor. De hecho, el apóstol Juan dice: "Y en esto se conoce que amamos a los hijos de Dios, en que guardamos sus mandamientos" (1 Juan 5:2).

Aquí hay algunas formas específicas en que podemos demostrar nuestra fe al obedecer a Dios.

  • Leer la Biblia: Cuando nos tomamos el tiempo para leer la Palabra de Dios, estamos demostrando fe en Su verdad. Debemos pasar tiempo diariamente leyendo la Biblia y pidiendo al Espíritu Santo que nos guíe a entenderla.
  • Orar: Orar es hablar con Dios, y es un modo excepcional de demostrarle nuestra fe. Necesitamos orar a Dios durante todo el día, porque esa comunicación regular nos mantiene en contacto con Él.
  • Cumplir con nuestras promesas: Siempre que nos comprometemos con alguien o con nosotros mismos a hacer algo, debemos cumplirlo, ya que muestra que somos honestos y confiables, y refleja que tenemos fe en Dios para ayudarnos a cumplir nuestras promesas.
  • Servir a Dios: El servir a Dios es una de las mejores maneras de demostrar nuestra fe en Él. Esto significa hacer las cosas que Él quiere que hagamos, al igual que estar listos para servir a otros en Su nombre. Esto también incluye el diezmar - dar el diez por ciento de nuestras ganancias a la Iglesia.

Al obedecer a Dios, estamos demostrando que creemos que Él sabe lo que es mejor para nosotros y que Su Palabra es verdadera. La obediencia es significativamente importante para la vida cristiana y deberíamos esforzarnos por mostrar nuestra fe al obedecerlo.

¿Cómo orar para obtener la gracia de Dios para poder cumplir Sus mandamientos?

La oración es una forma maravillosa en la que podemos acercarnos a Dios para pedirle gracia. Al hacerlo, estamos reconociendo que Él es Soberano y omnipotente, y que sólo Él nos puede ayudar realmente a cumplir Sus mandamientos.

A continuación le brindamos algunos consejos para que sus oraciones sean más eficaces al buscar la gracia de Dios para cumplir Sus mandamientos:

  • Sé constante. Orar diariamente es una excelente forma de mantener nuestra relación con Dios y de asegurar Su bendición.
  • Abre tu corazón. Aunque al principio pueda sentirse incómodo hablar con Dios de tus problemas, dile con sinceridad lo que necesitas. Él ya conoce tu situación, así que no hay necesidad de fingir.
  • Establece relaciones sinérgicas. La Biblia dice: "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mateo 18:20). Un enfoque de oración evangélico grupal puede ayudarnos a recibir aún más de la bendición de Dios.
  • Se humilde. En lugar de solicitar directamente la gracia de Dios, reconoce que es Su voluntad la que debe prevalecer. Pide con fe y con confianza, pero también con humildad, reconociendo que todo viene de Él.
  • Espera con paciencia. Tener la gracia de Dios requiere persistencia y paciencia. Sea paciente, confíe en que Dios está trabajando detrás de escena para ayudarnos a cumplir Sus mandamientos.

Recuerda que la oración es la mejor forma de acercarte a Dios y de pedir Su gracia para cumplir Sus mandamientos. Si lo hacemos con sinceridad y fe, la gracia de Dios se manifestará en nuestras vidas.

Conclusión

Al seguir los mandamientos de Dios y obedecer sus palabras, estamos seguros de que recibiremos los beneficios de su amorosa bondad. Aquellos que se comprometen a cumplir con los requisitos divinos, encontrarán paz, gozo y satisfacción en su camino de vida. Esto no significa que no vayamos a enfrentar tribulaciones y problemas, pero al confiarle a Dios nuestras luchas, Él nos dará la fortaleza para afrontarlas. Por lo tanto, es fundamental:

  • Reconocer que vivimos en un mundo regido por el amor de Dios
  • Creer en el pleno poder de Jesucristo sobre nuestras vidas
  • Obedecer sus enseñanzas como nuestro único camino de salvación

De esta forma, podemos concluir que cuando nos entregamos a la voluntad de Dios, somos recompensados con las bendiciones inmerecidas de Su misericordia. Si hacemos lo que Él nos mande, recibiremos plena felicidad y satisfacción, cimentada en la fe del Evangelio de Cristo.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir