¿Salvo Siempre Salvo? Una Exploración De La Doctrina De La Seguridad Eterna

La doctrina de la seguridad eterna es uno de los temas más discutidos entre los cristianos evangélicos. Esta creencia, que se enseña en muchas iglesias, establece que, una vez que una persona acepta a Jesucristo como su Salvador, no hay nada que pueda separarla de Dios. El pastor evangelista Charles Stanley expresó: "Una vez que aceptamos a Cristo como salvador, Él nos prometió confirmar nuestra salvación por medio de una nueva vida eterna con Su Espíritu; además, nos prometió protegernos de todo mal y devolver el alma perdida que hemos dado a Él".

Sin embargo, hay varias escuelas de pensamiento entre los evangélicos sobre la seguridad eterna. Algunos cristianos sostienen que la seguridad eterna es inmutable y que Dios no permitirá que una persona sea separada de Él si una vez aceptó al Señor como su Salvador. Esta posición es conocida como «Perseverancia de los Santos». Esta escuela de pensamiento aboga por la inmutabilidad, estableciendo que una vez que alguien se arrepiente y cree en Cristo, su lugar en el reino de los cielos es permanente. Esta posición se basa en versículos bíblicos como Juan 10:28-29: "Yo les doy vida eterna y nunca perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano."

Otros cristianos creen que el arrepentimiento tiene que ser un acto continuo para mantener la salvación. Esta escuela de pensamiento, conocida como «Arrepentimiento continuo», establece que si una persona cae en la tentación y abandona su relación con Jesús, puede volver a Él y ser redimido. Esta creencia se fundamenta en versículos como Hebreos 6:4-6: "Pues es imposible que los que fueron una vez iluminados, y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y disfrutaron de la buena palabra de Dios, y de los poderes del siglo venidero, si caen [...], que vuelvan otra vez a arrepentimiento."

En última instancia, la Biblia revela que la seguridad de la salvación depende de la fidelidad de Dios y nuestra respuesta a su preciosa gracia. Dios es un Dios de segunda oportunidad, y Él nos invita a confiar en Su misericordia infinita. Salmo 103:12: «Como un padre se compadece de sus hijos, así el Señor se compadece de los que le temen». Por lo tanto, mientras que la Biblia nos asegura que nuestra relación con Dios es segura, nuestra respuesta debe ser mantener un espíritu de arrepentimiento y obediencia a Sus mandamientos.

Índice
  1. 🔴 Si crees que se pierde, responde estas preguntas PASTOR JUAN MANUEL VAZ LA SALVACIÓN ES ETERNA
  2. Chuy Olivares - Textos controversiales sobre la salvación
  3. ¿Cuál es la doctrina de los salvos siempre salvos?
  4. ¿Qué significa la palabra salvo en la Biblia?
  5. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son los principios bíblicos que respaldan la doctrina de la seguridad eterna?
    2. ¿Qué nos dice la Biblia acerca de la posibilidad de perder nuestra salvación?
    3. ¿Por qué hay opiniones diversas respecto a la doctrina de la seguridad eterna?
    4. ¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra de la doctrina de la seguridad eterna?
    5. ¿Cómo influye la promesa de la seguridad eterna en nuestra manera de vivir?
  6. Conclusión

🔴 Si crees que se pierde, responde estas preguntas PASTOR JUAN MANUEL VAZ LA SALVACIÓN ES ETERNA

Chuy Olivares - Textos controversiales sobre la salvación

¿Cuál es la doctrina de los salvos siempre salvos?

La doctrina de los “Salvos Siempre Salvos”, también conocida como “Perseverancia de los santos”, es una doctrina doctrinal cristiana que afirma que aquellos que han recibido una verdadera fe salvadora nunca pierden su salvación. Esta doctrina también afirma que la obra de Dios en los corazones de los creyentes es indestructible por el pecado, el pecado y las otras influencias externas.

Según esta doctrina, una vez que una persona acepta a Jesucristo como su Señor y Salvador, su relación con Él no puede ser destruida o anulada por ninguna circunstancia.
La salvación no puede ser perdida por una enorme cantidad de pecados cometidos después del acto de la salvación, por el pecado original, ni siquiera por la apostasía. Si bien cada persona necesita arrepentirse de sus pecados para entrar a la vida eterna, los cristianos que ya han sido regenerados permanecen en la gracia de Dios y nada les puede separar de Su amor (Romanos 8:38-39).

En la Biblia, se nos dice que cada cristiano tiene el poder de perseverar:

  • Juan 8:31-32: “Así que, si ustedes permanecen en mi palabra, son realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”
  • 1 Juan 2:19: “Ellos salieron de nosotros, pero no eran de los nuestros; pues si hubieran sido de los nuestros, hubieran permanecido con nosotros”.
  • Romanos 11:29: “Porque los dones y la llamada de Dios son irrevocables.”

La doctrina de los “Salvos Siempre Salvos” es uno de los principales enseñanzas de la Escritura que nos recuerda la profunda fe que Dios tiene por nosotros. La Escritura nos muestra claramente que solo existe un camino para la salvación, y ese camino está a través de Jesucristo; al aceptarlo como nuestro Salvador, experimentamos una promesa de eterna vida en el cielo. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad, como cristianos, perseverar con el Señor, confiando en que Dios nos salvará hasta el fin.

¿Qué significa la palabra salvo en la Biblia?

El término ‘salvo’ se usa mucho en relación con la fe cristiana, especialmente en la Biblia. Esta palabra proviene de la antigua palabra griega σωζω (sozo), que significa salvar o liberar. Literalmente, esto significa que el creyente es ‘liberado’ de su pecado al aceptar a Jesucristo como su Señor y Salvador.

La Biblia reiteradamente habla de la salvación por medio de Jesucristo y la compara con un naufragio, una reunión del pueblo de Dios y una revitalización de la fe para vivir una vida recta. En los libros de Romanos y Efesios, el apóstol Pablo dice que a través de Jesús podemos recibir la salvación. Esto quiere decir que confiando en Él, seremos salvos de la condenación eterna.

En resumen, la palabra salvo significa liberado de la condenación eterna, perdón de pecados, renacimiento espiritual y bienaventuranza eterna. Esto se logra a través de la gracia de Dios al aceptar a su Hijo Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Algunas versículos de la Biblia que mencionan la salvación son:

  • Juan 3:16: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna."
  • Romanos 5:10: "Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida."
  • Efesios 2:8: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios."

Por lo tanto, podemos concluir que la palabra salvo tiene un significado muy importante en la Biblia. Esta es una promesa de liberación del juicio divino, de cualquier cosa que nos pueda separar de Dios, e incluso de la muerte misma, gracias a la obra redentora de Jesucristo.

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son los principios bíblicos que respaldan la doctrina de la seguridad eterna?

Los principios bíblicos que respaldan la doctrina de la seguridad eterna son los siguientes:

  • El Espíritu Santo nos asegura el Salvador (2 Timoteo 1:14).
  • Dios es un Dios de fidelidad (Deuteronomio 7:9; 1 Corintios 10:13).
  • Jesucristo murió para que seamos salvados (Romanos 5:8-10).
  • Nuestra fe en Cristo garantiza nuestra salvación (Gálatas 3:11).
  • Jesús es nuestro mejor intercesor (Hebreos 7:25).
  • Nuestra vida espiritual es segura por la gracia de Dios (Juan 10:27-29).
  • Ninguna tentación nos hará perder la salvación (1 Corintios 10:13).
  • La obra de Jesucristo es perfecta y nuestra salvación es segura (Juan 19:30).

Ahora podemos entender que la seguridad del creyente no depende de su propia fuerza, sino de la gracia de Dios que lo guardará para siempre. El creyente puede estar seguro de su salvación porque Dios ha prometido que Él no se arrepiente de sus promesas. La Biblia repite continuamente que nada ni nadie puede apartarnos del amor de Dios. Esto surge tanto de sus promesas como de sus amenazas. Estamos completamente seguros y protegidos en la soberanía de Dios, incluso cuando pasamos por situaciones difíciles y afrontamos las pruebas en esta vida (Romanos 8:38-39).

¿Qué nos dice la Biblia acerca de la posibilidad de perder nuestra salvación?

La Biblia nos habla acerca de la posibilidad de perder nuestra salvación. Si bien Dios nos ofrece su amor y perdón sin condiciones, el Señor sí espera que nos arrepintamos de nuestros errores y cometamos una vida justa para recibir Su don de salvación.

En Romanos 10:9 dice que “si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo”. Esta es la base para recibir el amor y la gracia de nuestro Padre Celestial. Por otro lado, también hay versículos bíblicos que nos advierten del peligro de perder nuestra salvación. Por ejemplo, en Hebreos 3:12 tenemos una advertencia: “Miren, hermanos, que ninguno de ustedes tenga un corazón maligno y rebelde para apartarse del Dios vivo”.

Ser salvo exige un compromiso constante con Dios. La Biblia nos enseña que no hay lugar para los descuidados. En Filipenses 2:12-13 dice: “Sigan trabajando en el Señor de todo corazón y así serán salvos… Porque Dios es el que produce en ustedes tanto el querer como el hacer, para cumplir sus buenos propósitos”. Estos pasajes nos muestran que, aunque hemos sido perdonados, seguimos siendo responsables de nuestras acciones.

Según las Escrituras, hay también otros factores que pueden dar como resultado la perdida de nuestra salvación. Uno de ellos, es el pecado. 1 Juan 5:16-17 alerta sobre esto: “Si alguno ve a su hermano cometer un pecado que no lleva a la muerte, pídale que vuelva al buen camino y Dios le concederá vida, aunque esté a punto de morir. Hay pecados que llevan a la muerte, y no digo que se debe orar por esos”.

Otro motivo que puede causar la pérdida de la salvación es la falta de fe. San Marcos 16:16 dice “Aquellos que no crean serán condenados”. Por lo tanto, debemos guardar un corazón obediente, mantener nuestra fe y seguir sus mandamientos para que Dios continúe siendo fiel y nos mantenga protegidos de la perdida de nuestra Salvación.

¿Por qué hay opiniones diversas respecto a la doctrina de la seguridad eterna?

La doctrina de la seguridad eterna trata sobre la salvación, esta es una enseñanza bíblica que ha generado opiniones divergentes ultimamente. La discusión sobre este tema generalmente se divide entre los que creen que la salvación es personal, es decir, que una vez recibida no puede ser perdida, y los que creen que el alma humana tiene la capacidad de apartarse de Dios y perder así su salvación.

Lo que genera estas opiniones tan diversas es el hecho de que muchas personas interpretan la Biblia de formas diferentes. Algunos creen que la Biblia apoya la idea de seguridad eterna o inmutabilidad de nuestra salvación, mientras que otros creen que hay versículos bíblicos que apoyan la posibilidad de la pérdida de la salvación. Esta controversia es común entre aquellos que tienen diferentes interpretaciones de las Escrituras.

Dentro de la doctrina de la seguridad eterna hay varias ideas importantes:

  • La Salvación es un regalo que Dios nos da de forma gratuita.
  • Una vez que una persona recibe la gracia de Dios, ésta es eterna.
  • La gracia de Dios nos asegura que los creyentes estarán seguros para siempre.
  • Dios nunca volverá atrás en Su promesa.
  • Nuestra seguridad eterna depende del amor de Dios.

Sin embargo, aquellos que opinan en oposición a la seguridad eterna creen que, aunque Dios es amoroso y misericordioso, también es justo y no permite que aquellos que rechazan Su amor y Su gracia sean salvos. Si bien hay una gran cantidad de textos bíblicos que apoyan la idea de la inmutabilidad de la salvación, existen algunos versículos que apoyan la posibilidad de la pérdida de la salvación.

¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra de la doctrina de la seguridad eterna?

Argumentos a favor de la doctrina de la seguridad eterna:

  • La doctrina del perdón de Dios a los pecadores es central en el Evangelio. Por lo tanto, el creyente puede estar seguro de que el perdón de Dios es completo y eterno. Las Escrituras dicen: "Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios" (Romanos 8:14).
  • La doctrina de la seguridad eterna nos alienta a crecer en la fe y asegura a los creyentes de que estamos guardados por el Espíritu Santo para la vida eterna. Esto significa que, independientemente de nuestros errores y fracasos, Dios nunca dejará de amarnos ni de guardarnos. Las Escrituras dicen: "Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?" (Romanos 8:31).
  • Entender la seguridad eterna de un creyente nos permite ser más misericordiosos con otros. Sabemos que todos cometemos errores, pero esperamos que todos busquen el perdón de Dios y el consuelo de su amor. En este sentido, la doctrina de la seguridad eterna nos recuerda que Dios nos ama incondicionalmente y es fiel a sus promesas. Las Escrituras dicen: "El mismo que nos dio la fe también nos preservará fielmente hasta el fin" (1 Tesalonicenses 5:24).

Argumentos en contra de la doctrina de la seguridad eterna:

  • Algunos ven en esta doctrina un desaliento para una vida santa. Dado que están seguros de que Dios los perdona, algunos creyentes se vuelven indiferentes a sus pecados actuales y presentes. Las Escrituras nos dicen que debemos vivir una vida piadosa (2 Timoteo 3:12).
  • En algunos casos, esta doctrina puede llevar a complacencia y arrogancia. Algunos creen que su salvación está garantizada sin importar sus acciones. Esto significa que hay un riesgo de que no valoren la misericordia de Dios y pierdan el temor de Dios en sus vidas. Las Escrituras dicen: "Tened temor de Dios, y guardad sus mandamientos; porque esto es todo el deber del hombre" (Eclesiastés 12:13).
  • Algunos creen que la doctrina de la seguridad eterna contradice la idea de que Dios castigará a los incrédulos. Se cree que si los creyentes están seguros de que Dios los salvará sin importar cómo vivan, entonces los no creyentes pueden tener una justificación para rechazar el Evangelio. Las Escrituras dicen: "El que no cree, será condenado" (Marcos 16:16).

¿Cómo influye la promesa de la seguridad eterna en nuestra manera de vivir?

La promesa de la seguridad eterna que ofrece la Biblia es un poderoso y liberador mensaje, y su influencia en nuestra manera de vivir ha sido inmensa. Si aceptamos la fe cristiana, entendemos que podemos tener una relación con Dios, percibiendo en esa relación Su amor, compasión y misericordia, cosas que nos motivan a seguir caminando en la dirección correcta.

A través de Su promesa de seguridad eterna, Dios nos anima a vivir humilde, sabiendo que nosotros no somos los dueños absolutos de nuestro propio destino, sino que Él es el Señor de la vida. Esto nos lleva a un sentimiento de gratitud y dependencia a Él, al mismo tiempo que nos motiva para recibir Su dirección en nuestras vidas, buscando crecer espiritualmente y acercarnos a Él.

Al confiar en nuestra seguridad eterna, nos volvemos conscientes de la fragilidad de la vida aquí en la Tierra. En vez de vivir con la obsesión por el control y las ganancias materiales, podemos:

• Vivir en la fe y el entendimiento de que Dios nos conoce completamente, y que nos da Su amor incondicional.
• Trabajar para mejorar nuestras situaciones materiales, pero sin perder de vista que lo verdaderamente importante son las cosas del espíritu.
• Tomar decisiones basadas en principios cristianos, más que en el mundano afán de competir con los demás.
• Aprender a disfrutar del presente, buscando honrar a Dios con toda nuestra vida.

De esta forma, al basar nuestra vida en la seguridad eterna de Dios, reconocemos que el futuro está en Sus Manos, que nuestras vidas valen mucho más por lo que somos ante Sus ojos que por lo que tenemos. Esto nos permite enfocarnos en aquello que verdaderamente es importante, que es honrar a Dios con nuestros actos y palabras a lo largo de toda nuestra vida.

Conclusión

En conclusión, la doctrina de la seguridad eterna es un tema muy controvertido. Se suele afirmar que los cristianos están en posesión de una salvación y una seguridad eterna, aunque hay algunas interpretaciones diferentes de la seguridad eterna, debido al hecho de que diferentes iglesias tienen sus propias enseñanzas y creencias sobre el tema.

Por otra parte, la Biblia presenta numerosas enseñanzas con respecto a los privilegios de la salvación y el don eterno de Dios, lo cual sugiere que una persona, si permanece fiel al Evangelio, tendrá la seguridad de ser salvo.

Aunque hay alguna controversia con respecto a si los cristianos siempre serán salvos, hay abundante material bíblico que sugiere que la Biblia presenta una doctrina de la seguridad eterna para los verdaderos creyentes.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir