¡Sale Del Abrevadero De Los Muertos! La Vida Eterna Que Encontramos En Jesús

En la Biblia hay muchas referencias a la vida eterna que solo se puede alcanzar por medio de Jesús. Uno de los pasajes más conocidos es el de Juan 4: 14, donde dice: "Pero el que beba del agua que yo le daré, nunca tendrá sed; pero el agua que yo le daré, se convertirá en él en una fuente de agua que mana para vida eterna."

En este versículo se nos recuerda que solo por medio de Jesucristo podemos tener la promesa de vida eterna. El Señor no nos ofrece una vida simplemente mejor aquí en la tierra; Él nos ofrece una vida lejos de la tristeza, dolor y pecado.

Encontramos esta liberación en su sacrificio en la cruz del calvario, donde Jesús dio su vida para nuestra salvación. Esta es la única forma de salvarse de la destrucción y recibir el regalo de la vida eterna.

Cada uno de nosotros tenemos una decisión que tomar. Necesitamos elegir entre la vida temporal aquí en la tierra, o optar por el regalo eterno que nos ofrece Jesús.

Si tomas la opción de seguir a Jesús, sale del abrevadero de los muertos, empezarás un nuevo camino, que te llevará a una vida eterna de gozo, amor y felicidad. Porque en contraste con los sentimientos de esta vida, la vida eterna que ofrece Jesús es un privilegio único lleno de bendiciones, bienestar y una presencia real de Dios.

Aceptando la oferta de salvación de Jesucristo tendremos una relación profunda con Dios desde ahora hasta siempre. Será una relación basada en la gracia y el amor, una relación que se desarrolla día a día, cada vez más obediente, profunda y transformadora.

Espero que hayas entendido la importancia de entregar tu vida a Cristo y dejar de lado los deseos de la vida temporal aquí en la tierra. Recuerda que El siempre nos abre su misericordia si buscamos enfrentar nuestro pasado y salir adelante. Busca la presencia de Dios, su gracia y su misericordia y alcanzarás la vida eterna que Él nos ofrece. ¡Aprovecha esta oportunidad hoy!

Índice
  1. Abren supuesta tumba de Jesús en Jerusalén | Al Rojo Vivo | Telemundo
  2. VIDA ETERNA EL PROMETIÓ..
  3. ¿Qué parte de la Biblia habla de la vida eterna?
  4. ¿Qué significa la palabra descendió a los infiernos?
  5. ¿Qué significa la resurrección de la carne y la vida eterna?
  6. ¿Cómo se llama el lugar donde según la fe católica al fallecer las almas se purifican?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué significa salir del abrevadero de los muertos?
    2. ¿Cómo podemos encontrar la vida eterna en Jesús?
    3. ¿Qué implicaciones espirituales tiene el hecho de salir del abrevadero de los muertos?
    4. ¿Qué enseñanzas nos da la Biblia acerca de salir del abrevadero de los muertos?
    5. ¿Cuáles son las señales de que una persona ha salido del abrevadero de los muertos?
  8. Conclusión

Abren supuesta tumba de Jesús en Jerusalén | Al Rojo Vivo | Telemundo

VIDA ETERNA EL PROMETIÓ..

¿Qué parte de la Biblia habla de la vida eterna?

La Biblia habla de la vida eterna en varios textos. El concepto de vida eterna es uno de los temas más importantes de la Biblia. Esta vida se promete a aquellos que creen en Dios y en Jesús como su Salvador.

Hechos 24:15 dice "Yo tengo esperanza en Dios, a quien ellos también están acusando de tener vida eterna", y así mismo Romanos 6:23 declara: "Porque la paga del pecado es muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor".

La Biblia también habla acerca de cómo recibir la vida eterna. El evangelio de Juan describe que la vía para obtenerla es a través de la fe en Jesús.

Juan 3:16 nos dice "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna".

Cuando nos convertimos en seguidores de Cristo, experimentamos un cambio radical en nuestras vidas. Tenemos un nuevo propósito y nos sentimos totalmente entregados a Dios.

Romanos 6:22 declara: "Mas ahora, liberados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestra vida el fruto que es para santidad, y como fin, la vida eterna".

Otras Escrituras que tocan el tema de la vida eterna:

  • Juan 5:24
  • Romanos 2:7
  • 1 Juan 2:25
  • 2 Timoteo 4:8
  • 1 Pedro 1:3-9

La vida eterna es un don de Dios y un regalo para nosotros. No hay nada más precioso que recibir la promesa de vida eterna de Dios. Donde antes estaba la muerte, ahora hay vida eterna para los seguidores de Cristo.

¿Qué significa la palabra descendió a los infiernos?

La palabra descendió a los infiernos se refiere al hecho de que después de su muerte, Jesucristo fue al lugar conocido como el Seol o el Sheol en la Biblia Hebrea, que se consideraba el lugar de descanso para los muertos. En este lugar, según las creencias cristianas, Cristo bajó a los infiernos para rescatar a los que murieron antes de él.

De acuerdo con los principios cristianos, cada una de las almas que estaban allí, tanto las almas de los justos como las almas de los pecadores, fueron transferidas con Jesús a los cielos, lo que simboliza una nueva vida para aquellos que creen en Él.

Aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Salvador y libertador, han sido salvados por medio de su muerte en la cruz, y Dios los ha liberado del castigo eterno que habían merecido bajo la ley divina. Cuando los cristianos hablan de la “descensión de Jesús a los infiernos”, esto les recuerda que habiendo pagado el precio de la redención a través de Su sacrificio, ya no hay condenación para los que creen en Él.

Según la narrativa bíblica, a medida que los ángeles anunciaban Su resurrección, Jesús derrotó a Satanás en el lugar de los muertos, y tomó el lugar de autoridad como rey supremo sobre todas las cosas terrenales.

Algunos pasajes de la Biblia relatan esta profunda verdad:

  • Romanos 10:7: "Quienquiera que invoque el nombre del Señor será salvo".
  • Efesios 4:8-10: "Por tanto, dice: Después de subir a las alturas, llevó cautiva la cautividad, dio dones a los hombres. Si entendemos entonces que Cristo descendió, también ascendió a lo alto, llevando consigo a los cautivos".
  • Mateo 28:6: "Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá".

¿Qué significa la resurrección de la carne y la vida eterna?

La resurrección de la carne se refiere al hecho que después de nuestra muerte física, la humanidad será restaurada para vivir con Cristo en una presencia gloriosa y eterna. La vida eterna es la promesa de nuestro Señor de una vida inmortante, llena de amor, alegría, paz y satisfacción,  sin el dolor, la enfermedad, el sufrimiento o el mal. Estas bendiciones estarán disponibles para todos los que acepten a Jesucristo como su Salvador personal.

Los seguidores de Cristo creen firmemente que aquellos que mueren sin aceptar a Cristo no experimentarán la vida eterna. La Palabra de Dios dice: “Todos los que estamos vivos, nos quedaremos hasta el regreso del Señor. Entonces nos reuniremos con los que murieron antes, y volaremos juntos en las nubes para encontrarnos con el Señor entre los cielos” (1 Tesalonicenses 4:17). Esto significa que los que mueren sin Cristo no tienen esperanza para la vida eterna.

Los que deciden seguir a Cristo tendrán un cambio completo al momento de la resurrección. Nuestros cuerpos serán transformados para vivir una vida perfecta. Nuestro cuerpo no conocerá la enfermedad, la vejez ni la muerte. De igual manera, no tendremos problemas con la depresión, la culpa, el pesimismo y otros sentimientos negativos. Vamos a tener vidas llenas de alegría, satisfacción y amor.

Además, tendremos una relación directa con Dios. El Salmo 16:11 dice: “Tú me mostrarás el camino de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delights estarán continuamente contigo”. Esta versión del Salmo nos da una idea de lo que significará la vida eterna para aquellos que estén a la sombra de Dios.

El resultado final de la resurrección y la vida eterna es que podamos tener una relación íntima con Dios. Al vivir con él, experimentaremos felicidad y gozo eternos. Esta promesa es para aquellos que son salvos por la gracia de Dios a través de su hijo Jesucristo.

Para aquellos que deciden no seguir a Jesús,  no hay esperanza para una vida eterna, sino sólo para una vida muy corta en la tierra. Como dice la Palabra de Dios: “Vendrá a nosotros el fin de toda carne; y aquí no hay más que anhelo, y deseo frustrado” (Salmos 6:3).

¿Cómo se llama el lugar donde según la fe católica al fallecer las almas se purifican?

El lugar donde según la fe católica al fallecer las almas se purifican se conoce como Purgatorio. Esta doctrina es parte de la fe tradicional católica y según el Catecismo de la Iglesia Católica, el Purgatorio es un estado temporal de limpieza espiritual para aquellas almas que murieron en gracia de Dios, pero que aún tienen algunas impurezas debido a sus pecados. El destino final de estas almas es el cielo.

Por lo tanto, el Purgatorio se considera un lugar intermedio entre el infierno y el cielo, donde finalmente aquellas almas se purifican de sus pecados antes de entrar al cielo. Es allí donde los creyentes católicos tienen la esperanza de que los entes queridos se purifiquen de sus pecados y alcancen el cielo para estar con Dios.

Respecto a la duración del Purgatorio, los creyentes católicos creen que aquellas almas son purificadas de manera individual, dependiendo de la cantidad de pecados cometidos en vida. Esto significa que no se hay un tiempo determinado para la purificación de esas almas, puesto que esto dependerá de su propia condición.

Cabe destacar, que los creyentes católicos también creen que los “sufragios” como oraciones, misas mortuorias, lecturas e intenciones por las almas purgantes, pueden contribuir a acelerar la purificación de esas almas, de modo que alcancen pronto el cielo.

En definitiva, el Purgatorio es el lugar en donde según la fe católica al fallecer las almas se purifican para eventualmente alcanzar el cielo.

Preguntas Relacionadas

¿Qué significa salir del abrevadero de los muertos?

¿Qué significa salir del abrevadero de los muertos? Salir del abrevadero de los muertos es un término usado en la Biblia para describir la redención que proviene de Dios. Esta es una acción que nos rescata de la oscuridad y nos lleva a la luz de Su vida. Es un acto de misericordia y gracia inmerecida de parte de Dios, quien nos libera de las consecuencias de nuestros pecados y nos acoge en Su presencia.

En Eclesiastés 9:10-11 dice: “Todo lo que tu mano encuentre para hacer, hazlo con todas tus fuerzas; porque no hay obra ni planes, ni sabiduría ni entendimiento, ni conocimiento ni ciencia, en el abrevadero de los muertos, adonde tú vas”. Esta escritura nos provee una imagen visual de la condición en la cual nos encontrábamos antes de ser salvos. Estábamos viviendo una vida sin esperanza, controlada por el pecado y estábamos atrapados sin ninguna posibilidad de escape.

Pero gracias al amor de Dios, podemos salir del abrevadero de los muertos. Juan 5:24 dice que “el que oye mi palabra y cree al que me ha enviado, tiene vida eterna y no vendrá a juicio, sino que pasó de muerte a vida”. Este versículo representa el hecho de que el Señor nos recibe y nos regenera cuando elegimos seguirle a Él. Paso a paso, Dios comienza a transformar nuestro corazón roto y nos lleva a una relación íntima con Él, una vez que entendemos que Cristo hizo posible nuestra salvación cuando murió en la cruz.

Podemos entender el significado de la redención más profundamente cuando miramos las Escrituras. Por ejemplo, Isaías 35 nos dice que “salga el desierto, y florezca como la rosa”, y que “envíe el Señor su palabra y quite el pecado”. A través de la Palabra de Dios, Él nos libera de los pecados y nos conduce a la vida abundante.

La redención a través de Jesucristo es la esperanza para aquellos que todavía están atrapados en el abrevadero de los muertos. Esta esperanza ofrece una verdadera libertad y vida, y nos anima a caminar hacia Dios, quien nos ama incondicionalmente y nos acoge a Su seno.

¿Cómo podemos encontrar la vida eterna en Jesús?

Encontrar la vida eterna en Jesús es un proceso de búsqueda, reflexión y reconciliación con Dios. La Biblia es la principal fuente para descubrir esta posibilidad, ya que allí encontramos el camino a seguir para llegar a Jesús. Según el Evangelio de Juan 14:6, Jesús mismo declaró: "Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Esta afirmación nos hace entender que la única forma de alcanzar la vida eterna es a través del Señor.

Para encontrar la vida eterna en Jesús, uno debe primero aceptarlo como su Salvador. Esto requiere de arrepentimiento de pecados e invitación a Jesús a entrar en tu corazón para ser tu Señor y Salvador. De esta forma, podemos asegurar un lugar para nosotros mismos en el Reino de los Cielos.

Además, es fundamental tener una relación íntima con Jesús, ya que si no le conocemos de ninguna otra forma, ¿Cómo podemos estar seguros de que tendremos la vida eterna en Él? Por lo tanto, es imperativo dedicar tiempo a leer la Palabra de Dios en la Biblia, comprendiendo sus mensajes y aplicando sus principios a nuestras vidas. Busca la sabiduría de Dios, expresa tu gratitud a Dios por todo lo bueno que has recibido, y obedécele.

También debemos recordar que la fe en Jesús es esencial para tener la vida eterna. La fe es un don de Dios que nos permite confiar y estar seguros en El. No puedes tener fe sin la gracia de Dios y no puedes tener la gracia de Dios si no tiene fe. La fe en Jesús es lo que nos permite mantener una relación sana con Él, lo que nos da confianza en Él y nos ayuda a descansar en Su promesa de salvación y vida eterna.

¿Qué implicaciones espirituales tiene el hecho de salir del abrevadero de los muertos?

La Iglesia cristiana evangélica cree que el hecho de salir del abrevadero de los muertos tiene profundas implicaciones espirituales. La Biblia enseña que el pecado nos separa de Dios, y eso significa que todos estamos condenados a la muerte por nuestras iniquidades. Por lo tanto, Jesús, el Hijo de Dios, vino para proporcionarnos una segunda oportunidad al morir en la cruz por nosotros. Su sacrificio es la única forma de reconciliar a Dios con el ser humano.

Al salir del abrevadero de los muertos, Cristo nos promete una vida eterna, pero también nos ofrece la promesa de encontrar gozo y paz durante el tiempo que tenemos aquí, en la tierra. Al morir en la cruz, Jesús nos dio la victoria sobre el pecado y la muerte, liberándonos de la condena por nuestros pecados. Ahora, podemos vivir una vida de libertad y plenitud en el Espíritu Santo.

Algunos beneficios espirituales de salir del abrevadero de los muertos incluyen:

  • Reconciliación con Dios: las consecuencias de los pecados son eliminadas al aceptar el perdón de Jesús.
  • Una vida de gozo y paz en el Espíritu Santo: No hay nada como experimentar la alegría que surge del Espíritu Santo al experimentar verdaderamente Su presencia.
  • Nuevo nacimiento: al obedecer a la Palabra de Dios, somos transformados y renaciendo a una nueva vida en Cristo.
  • Vencimos la muerte: Cristo nos ha liberado de la muerte, ganando la victoria para nosotros.

De esta manera, al salir del abrevadero de los muertos, somos libres para servir a Dios con un corazón puro y libre de pecado. Esto trae consigo gozo, paz y propósito a nuestras vidas, y también nos ayuda a vivir de acuerdo a Su Voluntad. El camino de la vida cristiana no es fácil, pero la promesa de una vida eterna con Cristo nos da la esperanza de que vale la pena caminar diligente en Su voluntad.

¿Qué enseñanzas nos da la Biblia acerca de salir del abrevadero de los muertos?

La Biblia nos enseña varias cosas acerca de salir del abrevadero de los muertos. Esto se menciona en el Libro de Salmos 114:3, que dice: "¡El mar se vio y huyó; el Jordán se volvió atrás!", lo que significa que debemos tener la fe para salir del abrevadero de la muerte.

Salmos 23:3 ofrece una bonita imagen para ilustrar la forma en que Dios nos ayuda a salir del abrevadero de la muerte: "Dirige mi alma; guíame por sendas de justicia por amor de su nombre". Esto significa que Dios ayudará al creyente a confiar en el por la dirección que ofrece para llevar una vida justa, en paz con él.

Juan 5:24 es otro pasaje espiritual que nos habla acerca de salir del abrevadero de la muerte. En este pasaje Jesús nos dice: "De cierto, de cierto os digo, el que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas pasó de muerte a vida". Esto significa que el que cree en Jesús tendrá vida eterna y estará libre de la condenación que proviene de la muerte.

Encontramos otras escrituras que nos muestran la forma en que podemos salir del abrevadero de la muerte.

  • Romanos 6:23: Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor.
  • 1 Juan 5:11-12:Por esto mismo, porque Dios ha resucitado a su Hijo, también nosotros podemos tener plena confianza en él al recibirlo, y tener vida eterna.
  • 2 Corintios 5:17:De manera que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí que todas son hechas nuevas.

Estas escrituras nos muestran que, mediante el poder de la resurrección de Cristo, tenemos la posibilidad de salir del abrevadero de la muerte y recibir vida eterna. Al entregarnos a Cristo, somos transformados en nuevas criaturas y recibimos la dádiva de la vida eterna y la liberación de la condenación.

¿Cuáles son las señales de que una persona ha salido del abrevadero de los muertos?

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. El salir del abrevadero de los muertos no es una tarea sencilla, sino un proceso profundo que implica muchas señales internas y externas para la persona que está en búsqueda de un cambio.

¿Cuáles son las señales de que una persona ha salido del abrevadero de los muertos?

1. Se reconoce alguna propia responsabilidad. Esto significa que se busca entender porqué la situación ha llegado a tal punto. Si una persona es capaz de asumir sus errores, le permitirá discernir mejor en el futuro y le mantendrá alejado del peligro.

2. Aceptación de realidades. Es importante aceptar lo sucedido sin culpar a nadie. La contricción y arrepentimiento son herramientas clave para salir de este abrevadero.

3. Evita caer en una autocompasión. Resignarse o sentirse víctima no van a llevar muy lejos en la recuperación. Cuando una persona salga del abrevadero de los muertos tendrá una búsqueda de soluciones mucho más constructiva.

4. Disminución de sentimientos negativos. Depresión, ansiedad, ira, culpa, etc. Serán disminuidos conforme la persona vaya lidiando con los problemas de forma adecuada.

5. Reconocer que hay cosas buenas. Se busca un equilibrio entre todos los aspectos de la vida. Hay que ver el lado positivo de la vida para poder seguir adelante.

6. Un mayor apego a la espiritualidad. La fe y la creencia en una fuerza superior, son herramientas importantes para mantenerse en la senda de la recuperación.

7. Conscientización de algunos comportamientos. Cuando la persona está saliendo del abrevadero de los muertos, sus actitudes cambian y comienza a tomar consciencia de sus actos.

8. Sentimiento de libertad. Esta gratificación se siente cuando se logran alcanzar los objetivos y se tiene el control total sobre el resultado.

Ser conscientes de que hay señales claras para saber si la persona está saliendo del abrevadero de los muertos, nos ayuda a estar preparados para ayudarla en este difícil proceso. La fe, el apoyo y una actitud positiva son esenciales para llegar al éxito.

Conclusión

El desafío al que nos enfrentamos como creyentes es el de salirnos del abrevadero de los muertos para descubrir la vida eterna que encontramos en Jesús. Esta invitación se hace más clara cuando recordamos que, según la Biblia, todos estamos condenados a muerte sin la salvación que sólo se encuentra en él.

Por lo tanto, es vital que nos arrepintamos de nuestros pecados y confiemos en Jesucristo como Salvador y Señor para poder tener esa vida eterna en el cielo. Al aceptar a Jesús, seremos perdonados de nuestros pecados y obtendremos la vida eterna.

Caminemos hacia la luz de Cristo, quien nos ofrece un nuevo comienzo y nos anima a avanzar con fe, esperanza y amor. Después de todo, en Jesús, el hijo de Dios, tenemos la oportunidad de aceptar una vida eterna de gozo, paz y amor.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir