¿Qué Aborrece Y Abomina Jehová? Descubre Las Cosas Que Alejan A Dios

Jehová aborrece el pecado, por ello abomina todas las acciones que alejan de él a aquellos que lo aman. Estas acciones son:

  • Hacer el mal: El mal puede estar referido a malos pensamientos, difamación, malicia y todo tipo de malicia.
  • Mentir: Se denomina al hecho de no decir la verdad a propósito para engañar a los demás, ganar algo o en cualquier otro caso.
  • Robar: Apropiarse indebidamente de bienes que no nos pertenecen o usar mal los recursos ajenos.
  • No ser piadoso con los demás: No demostrar compasión o misericordia hacia los demás, incluyendo el mal trato a niños, enfermos, desamparados o necesitados.
  • Engañar a los demás: Utilizar métodos fraudulentos para obtener algo, manipulando a los demás o manipulando los hechos.

También odia el orgullo, la arrogancia, la codicia y la soberbia. Estas actitudes alejan a los demás de Dios y le causan dolor, ya que significan que sus criaturas se alejan de él. Jehová también abomina la idolatría, es decir, la adoración de imágenes o figuras creadas por el hombre, como ídolos o dioses falsos. Esto es un gran pecado para Jehová ya que debe ser el único objeto de adoración.

Por lo tanto, en conclusión, podemos decir que Jehová aborrece el pecado y abomina todas las acciones que lo alejan de la gente que lo ama; tales como el mal, la mentira, el robo, la falta de compasión, el engaño y la idolatría. Él desea que sus criaturas vivan una vida llena de bondad, honestidad y santidad para honrar su nombre y recibir su bendición.

Índice
  1. ¿Cuáles son las 6 cosas que Dios aborrece?
  2. ¿Qué quiere decir abomina su alma?
  3. ¿Qué es lo que no le agrada a Dios?
  4. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son los principales pecados según la Biblia que aborrece Jehová?
    2. ¿Qué consecuencias trae el alejarse de Dios para las personas?
    3. ¿Qué medidas pueden tomarse para evitar los comportamientos que odia Jehová?
    4. ¿Cómo podemos restaurar nuestra relación con Jehová tras caer en los comportamientos abominables?
    5. ¿Qué enseñanzas clave nos deja la Biblia acerca de lo que abomina Jehová?
  5. Conclusión

¿Cuáles son las 6 cosas que Dios aborrece?

De acuerdo a la Biblia, hay seis cosas que Dios aborrece. He aquí una lista de lo que El detesta:

  • La mentira. Dios odia la mentira, ya que Él es la verdad absoluta. No hay lugar para la falsedad en la Palabra de Dios. Proverbios 12:22 dice: "La mentira es abominación a Jehová; mas los sinceros de corazón son su deleite".
  • La soberbia. La soberbia es una actitud frente a la vida que se caracteriza por la prepotencia, el engreimiento y el orgullo inmoderado. Esta actitud es profundamente repudiada por Dios. Proverbios 8:13 dice: "La soberbia y el orgullo, y el mal camino, y la boca perversa aborrezco".
  • La violencia. Dios aborrece profundamente la violencia y el odio, ya que estos van contra su ley amorosa. Proverbios 3:31 dice: "No envidies al hombre violento, ni escogas ninguno de sus caminos".
  • La atrocidad. Por supuesto, las atrocidades están prohibidas por Dios. Él detesta cualquier tipo de acción cruel o dañina. Amos 5:15 dice: "Odio, aborrezco, la soberbia y el hablar perversamente; no sufriré".
  • La división. Dios no quiere la división entre Su pueblo. Él nos exhorta a amarnos unos a otros y a trabajar juntos, no a luchar unos contra otros. Romanos 16:17 dice: "Y os ruego, hermanos, que miréis por los que causan divisiones y ofensas, contrario a lo que habéis aprendido; y que os apartéis de ellos".
  • Las acciones injustas. Dios aborrece profundamente el comportamiento injusto. Él quiere que seamos justos en todas nuestras acciones y palabras. Proverbios 11:1 dice: "La balanza y la pesajusta aborrece Jehová; pero su voluntad es el peso completo".

Por lo tanto, podemos ver que Dios aborrece profundamente la mentira, la soberbia, la violencia, la atrocidad, la división y el comportamiento injusto. El exhorta a todos sus seguidores a evitar estas conductas y vivir de acuerdo a su santa voluntad.

¿Qué quiere decir abomina su alma?

Abomina su alma significa que hay algo reprimido dentro del ser humano que es profundamente descontente, insatisfecho o disgustado consigo mismo. En el lenguaje bíblico esta frase se usa para describir un fuerte rechazo o repulsión hacia alguna situación, la que a menudo emana de una profunda contradicción interna. La frase aparece en la Biblia muchas veces, por ejemplo, en Deuteronomio 12:31 donde se admonesta a los israelitas a no practicar lo que abomina su alma.

La abominación es el resultado de una violación personal de ciertos principios, el pecado. Es un odio profundo y desagradable hacia algo que se percibe como contrario a nuestra naturaleza inherente y al carácter de Dios. Retrata el conflicto interior entre la mejor elección y el resultado más poco adecuado. Esto nos prepara para la vida cristiana, ya que nos permite entender los conflictos espirituales.

Mientras que tener fe en Dios nos trae satisfacción y tranquilidad, rechazarlo mantiene la insatisfacción y abominación en nosotros. Cuando elegimos alejarnos de Dios, estamos optando por algo que lleva inmediatamente consigo molestias e insatisfacción; nos hace sentir mal con nosotros mismos.

  • La abominación es el resultado de una violación personal de ciertos principios, el pecado.
  • Es un odio profundo y desagradable hacia algo que se percibe como contrario a nuestra naturaleza inherente y al carácter de Dios.
  • Mientras que tener fe en Dios nos trae satisfacción y tranquilidad, rechazarlo mantiene la insatisfacción y abominación en nosotros.

En última instancia, abomina su alma significa que elegimos lo que es contrario a la voluntad de Dios. Escogemos aquello que va en contra de nuestro carácter y valores inherentes, lo que contribuye a sentimientos de ansiedad, culpa y remordimiento. La Biblia nos dice que si nos arrepentimos de nuestros pecados y pedimos perdón a Dios, viviremos una vida libre de abominación.

¿Qué es lo que no le agrada a Dios?

Dios odia el pecado y cualquier cosa que lleve a la desobediencia. El Señor aborrece todas las manifestaciones de iniquidad, ya sea en algún acto, pensamiento, o palabra. El espíritu de impiedad, cualquiera sea su forma, es una abominación para Dios.

Encontramos algunos ejemplos en la biblia: Gálatas 5:19-21 menciona "obras de la carne", los cuales son actos abominables a Dios, como adulterio, fornicación, inmoralidades sexuales, idolatría, hechizos, envidias, homicidios, riñas, orgías y cosas similares. Esto mismo también lo encontramos en Romanos 1:18-32.

Además de estas obras, también hay otras acciones que le no agradan a Dios.

  • La soberbia: Por ejemplo, Isaías 2:11-17 nos habla sobre los orgulloso y arrogantes que piense que no necesitan de Dios.
  • La hipocresía: Mateo 23:15-28 describe a los fariseos como hipócritas que busca impresionar a los demás simulando una vida piadosa.
  • El enfado: Salmos 37:8 dice "Deja la ira y abandona el enojo; no te irrites, que sólo trae mal."
  • La ignorancia: Juan 12:42 nos habla de los judíos que se negaron a aceptar a Jesús por su ignorancia.
  • Los celos: Santiago 4:1-5 nos habla sobre la envidia y los celos entre hermanos cristianos.
  • El orgullo: Proverbios 16:5 nos habla de la grandeza del orgullo, el cual es altamente reprobable a los ojos de Dios.

Por último, todos debemos recordar que el amor de Dios es más grande que Su ira. Él nos ama a pesar de los errores que cometemos y nos ofrece misericordia eterna. Solo debemos arrepentirnos de nuestros pecados y confiar en la gracia de Dios. Éxodo 34:6-7 lo expresa de la mejor manera: "Y siempre que paso ante ti, proclamaré mi nombre, el Señor. Yo tendré misericordia de quien quiera que yo tenga misericordia, y tendré compasión con quien yo quiera tener compasión.”

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son los principales pecados según la Biblia que aborrece Jehová?

La Biblia alude a los principales pecados que aborrece Jehová, y los divide en dos grandes grupos:

  • Pecados espirituales, como la idolatría, la blasfemia o la incredulidad;
  • Pecados morales, como el orgullo, la violencia o la codicia.

Cada grupo incluye numerosos pecados específicos que también son rechazados por Jehová. Veamos algunos de los más resaltados:

  • Pecados espirituales:
    • Adorar ídolos;
    • Blasfemar contra Jehová;
    • Desobedecer los mandamientos divinos;
    • No creer en Dios;
  • Pecados morales:
    • Robar;
    • Mentir;
    • Ser una persona soberbia;
    • Ser violento;
    • Ser avaro;

Para completar la lista también debemos mencionar aquellos pecados que violan los principios de la familia y de la sociedad, entre los cuales se encuentran: la fornicación, el adulterio, la homosexualidad, el divorcio, el aborto, la drogadicción y el alcoholismo.

Es importante señalar que Jehová no condena a la persona sino a su conducta pecaminosa, y espera que busque la manera de vivir una vida en armonía con el evangelio de Cristo. Él ofrece su perdón a todos aquellos que reconocen sus pecados y optan por cambiar su modo de pensar, de hablar y de actuar.

¿Qué consecuencias trae el alejarse de Dios para las personas?

Alejarse de Dios es algo que con frecuencia realizan las personas, lo cual trae consigo diversas consecuencias, las cuales se pueden agrupar en tres áreas principales: espirituales, emocionales y prácticas.

Espirituales:

  • La positiva relación que tenemos con Dios se desvanece, alejando a la persona de su amor y de su perdón.
  • El individuo deja de ser guiado por los propósitos divinos para su vida.
  • Pérdida de sentido al no existir el amor de Dios en la vida del hombre.
  • Disminución o ausencia total de la fe.
  • La persona se desconecta de la presencia de Dios de su vida.

Emocionales:

  • Vacío existencial causado por el deterioro de la relación con Dios.
  • Se pierde la motivación para llevar una vida sana y feliz.
  • Sensación continua de culpa, tristeza y soledad.
  • Sentimiento de impotencia e inutilidad.
  • Constantes conflictos interiores y exteriores.

Prácticas:

  • Aumento de actitudes negativas hacia el entorno.
  • Tendencia a vivir en pecado, sin control u orientación moral.
  • Consumo desmedido de alcohol, drogas o juegos de azar.
  • Incremento de conductas violentas e irresponsables.
  • Inestabilidad emocional, financiera y laboral.

Queda claro que alejarse de Dios trae consigo muchas consecuencias, y es necesario volver a El para disfrutar del verdadero sentido y propósito de la vida. Es importante recordar que Dios nos ama y nos ofrece la posibilidad de volver a Él, y que todos somos dignos de la misericordia y el perdón divinos si solo nos arrepentimos, acudimos a la Fuente de vida con nuestra sinceridad.

¿Qué medidas pueden tomarse para evitar los comportamientos que odia Jehová?

Es una verdad innegable que nuestros comportamientos son reflejo de nuestra conciencia moral y de nuestra educación. Por eso, para evitar que cometamos acciones que desagraden a Jehová, sería conveniente tener en cuenta los siguientes consejos:

  • No apartarnos de su Palabra: La Biblia contiene principios importantes que nos enseña acerca del amor, la humildad, el respeto y la justicia que debemos practicar. Si respetamos y cumplimos sus mandamientos, nos apartaremos de los comportamientos aborrecidos por Dios.
  • Depender de su gracia para resistir al pecado: Si bien tenemos el libre albedrío para decidir sobre lo que hacemos, también podemos pedir a Dios que nos ayude a resistir las tentaciones y a mantener un comportamiento correcto. La fe y la obediencia nos darán la fortaleza necesaria para seguir su camino.
  • Inculcar el temor de Jehová a los niños: Educar a los más jóvenes según los preceptos divinos es vital para formar personas justas y respetuosas. Esto los ayudará a entender por qué sus actos deben basarse en el amor y el respeto a Dios, y los orientará hacia el camino correcto.
  • Someterse a Dios: Para evitar el comportamiento que desagrada a Jehová, es importante recordar siempre que él es el único que gobierna y decide nuestro destino. Así que debemos somenternos a su voluntad y aceptar su soberanía sobre nuestras vidas.

Si aplicamos estas medidas en nuestra vida diaria, estaremos un paso más cerca de evitar aquellos comportamientos desaprobados por Jehová. Recordemos siempre que la mejor forma de honrar a Dios es vivir como él nos ordena, siguiendo sus mandamientos con fe.

¿Cómo podemos restaurar nuestra relación con Jehová tras caer en los comportamientos abominables?

Nuestra relación con Jehová es el regalo más precioso que podemos tener. Cuando nos alejamos de Dios y caemos en comportamientos abominables, nos separa de Él y no nos permiten disfrutar la relación que queremos tener. Pero hay buenas noticias: Jehová está dispuesto a restaurar nuestra relación con Él.

Aquí hay algunas cosas que podemos hacer para restaurar nuestra relación con Jehová:

  • Busca de inmediato el perdón de Dios, arrepiéntete de tus pecados y busca ayuda para volverte a acercar a Él.
  • Define tus metas. ¿Qué quieres lograr en tu relación con Dios? Escríbelas y usalas como tu plan personal a medida que avanzas.
  • Lee y estudia tu Biblia todos los días. La Palabra de Dios es una herramienta invaluable para que nuestro diálogo con Dios sea auténtico y sincero.
  • Habla con Dios a través de la oración. Establece un tiempo cada día para orar y hablar con Dios honestamente sobre tu situación.
  • Encuentra compañía. Aléjate de todo lo abominable y busca estar cerca de aquellos que comparten tu misma fe. Reúnete con ellos para leer la Biblia y rezar juntos.
  • Sigue las instrucciones divinas. Si Dios te pide que hagas algo, ¡hazlo! Presta atención a la dirección de Dios y no pierdas de vista lo que el Señor quiere que hagas.

Como dice Salmo 51:10-12: "Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio; y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me deseches lejos de tu presencia, Y no quites de mí tu santo Espíritu. Hazme volver a tener gozo de tu salvación, Y que sea firme el espíritu de quebrantamiento dentro de mí".

Es cierto que hemos cometido errores y hemos caído en comportamientos abominables, pero si buscamos de verdad el perdón de Dios y nos esforzamos por restaurar nuestra relación con Él, Jehová nos recibirá con los brazos abiertos. Incluso después de tantos errores, Dios todavía nos ama y siempre está dispuesto a restaurar nuestra relación con Él.

¿Qué enseñanzas clave nos deja la Biblia acerca de lo que abomina Jehová?

La Biblia es una fuente fundamental para saber acerca del carácter de Dios. Esta nos revela las bendiciones y promesas que Dios hace a los fieles, pero también nos muestra lo que aborrece. A lo largo de la Escritura, hay varias enseñanzas clave que resaltan los atributos y principios de Dios.

Aquí hay algunas de las principales cosas que abomina Jehová:

  • Todo acto de idolatría: La adoración a ídolos se considera una abominación para Dios. El monoteísmo es el primer mandamiento de Dios (Éxodo 20:3-5).
  • Faltar a la verdad: Dios no aprueba la mentira o el engaño (Salmo 7:14).
  • No respetar la justicia: No fue designado solo para juzgar a los pecadores, sino para defender a los oprimidos y defraudados (Proverbios 17:15).
  • Todo acto de violencia: La violencia es una abominación de Dios y está directamente relacionada con el pecado (Jeremías 22:17).
  • Robar: Dios dice que el robo es una abominación y que es forzoso devolver lo robado (Levítico 19:13).
  • Violar la ley: Dios dice que el que viola la ley es una abominación para Dios (Deuteronomio 27:15).
  • Maltratar a los desamparados: Dios dice que el que abusa de los pobres es una abominación (Proverbios 14:31).
  • Destruir la familia: Dios dice que aquellos que destruyen su hogar también son abominables para Él (Mateo 15:19).
  • No temer a Dios: El temor de Dios es el principio de la sabiduría (Proverbios 1:7). El temor reverente hacia Dios es la única manera de obedecer Sus mandamientos y vivir en armonía con Él.

La Palabra de Dios nos enseña que Jesús es el perfecto ejemplo de cómo debemos vivir nuestras vidas. Él vivió en completa obediencia a Dios Padre y evitó todos los pecados que Dios abomina. El nos deja un hermoso ejemplo para imitar y seguir. Al seguir sus enseñanzas podemos alejarnos del mal y vivir una vida piadosa, santa y llena de amor.

Conclusión

En conclusión, Jehová aborrece y abomina el pecado. En los libros de la Biblia podemos encontrar una lista con todas las cosas que Dios considera abominables. Estas son algunas de ellas:

  • La idolatría.
  • La injusticia.
  • La mentira.
  • El orgullo.
  • La corrupción.
  • La impureza.
  • La maldad.
  • La rebeldía.
  • La desobediencia a los mandamientos.
  • El espíritu de división.
  • La ingratitud.
  • La violencia.

Cada una de estas ofensas alejan a Jehová de nosotros; por eso debemos evitarlas si queremos acercarnos más a Él. En lugar de pecar, debemos seguir los consejos de Dios y vivir con amor, esperanza, fe y paz; buscando e intentando mantenernos cerca de Dios para alcanzar una relación plena con Él.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir