Parábola De Las Dos Casas – Significado E Interpretación

En la Biblia, Jesús cuenta una parábola sobre dos hombres que construyeron casas. Uno construyó sobre roca, y el otro construyó sobre arena.

La casa construida sobre arena se derrumbó cuando una tormenta vino, pero la casa construida sobre roca se mantuvo en pie. Jesús dijo que esto es porque los hombres que construyeron sobre arena no escucharon sus palabras y no hicieron lo que él les dijo.

Índice
  1. Las dos casas
  2. Parábola: "La casa sobre la roca" animada.
  3. ¿Cuál es la moraleja de la parábola?
  4. ¿Por qué las personas construyeron sus casas de diferentes maneras?
  5. ¿Qué pasaría si una de las casas se derrumbara?
  6. ¿Cuál casa representa la manera correcta de vivir?
  7. ¿De qué sirvieron los esfuerzos de la persona que construyó su casa sobre la arena?
  8. ¿La parábola enseña que debemos construir nuestras vidas sobre una base sólida?
  9. ¿Qué significan las diferentes partes de la parábola?
  10. ¿Fue una coincidencia que las dos casas se derrumbaran al mismo tiempo?
  11. ¿Qué hubiera pasado si la casa construida sobre la arena no se hubiera derrumbado?
  12. ¿Hay alguna otra lección que podamos aprender de la parábola?
  13. Conclusión

Las dos casas

Parábola: "La casa sobre la roca" animada.

¿Cuál es la moraleja de la parábola?

La moraleja de la parábola es que debemos ser humildes y no presumir de lo que podemos hacer.

¿Por qué las personas construyeron sus casas de diferentes maneras?

Las personas construyeron sus casas de diferentes maneras en función de sus necesidades y el clima del lugar en el que vivían. Por ejemplo, en lugares con climas fríos, las personas necesitaban construir casas que les ayudaran a mantenerse calientes, mientras que en lugares con climas cálidos, las personas necesitaban construir casas que les ayudaran a mantenerse frescas.

¿Qué pasaría si una de las casas se derrumbara?

Si una de las casas se derrumbara, probablemente causaría daños a las otras casas cercanas y podría herir a las personas que estén dentro o cerca de ella.

¿Cuál casa representa la manera correcta de vivir?

La casa que representa la manera correcta de vivir tiene una buena ubicación, es hermosa y bien construida, y está limpia y ordenada. La casa está rodeada de un jardín bonito y bien cuidado. Los vecinos son amigables y serviciales.

¿De qué sirvieron los esfuerzos de la persona que construyó su casa sobre la arena?

Los esfuerzos de la persona que construyó su casa sobre la arena sirvieron para demostrar que es posible construir una casa sólida y segura sobre la arena. La persona que construyó su casa sobre la arena mostró que se puede hacer una casa fuerte y segura usando la arena como base.

¿La parábola enseña que debemos construir nuestras vidas sobre una base sólida?

La parábola enseña que debemos construir nuestras vidas sobre una base sólida. Esto significa que nuestras vidas deben estar basadas en principios y valores firmes y que no debemos cambiarlos por nada ni por nadie.

¿Qué significan las diferentes partes de la parábola?

En la parábola, las diferentes partes representan diferentes aspectos del reino de los cielos. La semilla que se siembra representa la palabra de Dios, y las diferentes tierras representan diferentes tipos de personas.

La tierra buena representa a los que reciben la palabra de Dios y permiten que eche raíces en sus corazones, y la tierra mala representa a los que no reciben la palabra de Dios.

¿Fue una coincidencia que las dos casas se derrumbaran al mismo tiempo?

No parece que haya sido una coincidencia.

¿Qué hubiera pasado si la casa construida sobre la arena no se hubiera derrumbado?

La casa se habría derrumbado igualmente porque estaba construida sobre la arena.

¿Hay alguna otra lección que podamos aprender de la parábola?

La parábola nos enseña que debemos ser humildes y servir a los demás. Debemos buscar la ayuda de Dios y dejar que Él guíe nuestras vidas. También debemos ser pacientes y esperar a que Dios actúe en nuestras vidas.

Conclusión

Una de las lecciones que podemos aprender de la parábola de las dos casas es que la construcción de nuestra vida no puede ser apresurada. Debemos tomar el tiempo para hacer las cosas bien, desde los cimientos hasta el techo. Si no lo hacemos, podemos terminar con una vida que se derrumba en una tormenta.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir