Los 10 Mandamientos Para Una Esposa Cristiana: Viviendo Según La Voluntad De Dios

En la actualidad, hay muchas maneras diferentes para vivir como esposa cristiana. Esto no es sorprendente, ya que el mundo de hoy está cambiando cada vez más. Sin embargo, todavía existen algunos principios bíblicos fundamentales que los creyentes debemos seguir para mantener un matrimonio basado en la voluntad de Dios.

En la Biblia, podemos encontrar 10 mandamientos para las esposas cristianas:

  • Ama a tu esposo incondicionalmente: "Vosotras, esposas, someteos a vuestros esposos, como conviene en el Señor." - Colosenses 3:18.
  • Sé respetuosa: "Trata con sujeción a tu marido; sea tu palabra con él de mansedumbre." - 1 Pedro 3:1.
  • Se humilde: "El que se humilla será exaltado” - Mateo 23:12.
  • Tenga en cuenta los sentimientos de su esposo: "No se amenace uno a otro, sino tratense siempre con el mayor amor y respeto." - Efesios 5:33.
  • Sea fiel: "Honra a tu marido como a tu Señor, y NO te entregues a otro amor." - Proverbios 5:18.
  • Confía en Dios: “¡Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia comprensión!" - Proverbios 3:5.
  • Busca la guía de Dios: "Busca primero el reino de Dios y Su justicia, y todas las demás cosas necesarias te serán añadidas."- Mateo 6:33.
  • Perdona: "Por tanto, así como Dios, en Cristo, os perdonó, así también hacedlo vosotros." - Efesios 4:32.
  • Trata a los demás con bondad: "En todo trata a los demás como quieres que ellos te traten a ti." - Lucas 6:31.
  • Sigue los pasos de Jesús: "Así que, como yo he amado a vosotros, también vosotros amaos unos a otros." - Juan 13:34.

Estos 10 mandamientos son directivas bíblicas fundamentales para una esposa cristiana que quiere vivir según la voluntad de Dios. Si las ponemos en práctica, el amor de nuestro matrimonio prosperará mientras vivimos nuestras vidas en obediencia a la palabra de Dios.

Índice
  1. 3 MEDIOS para conocer la Voluntad de Dios
  2. Los 10 mandamientos de una esposa cristiana 2 | Matices
  3. ¿Qué dice la Biblia de la buena esposa?
  4. ¿Qué debe hacer una esposa por su esposo?
  5. ¿Qué es ser una mujer conforme al corazón de Dios?
  6. ¿Cómo ser una mujer sabía en el matrimonio?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cómo llevar los 10 mandamientos para una esposa cristiana a la práctica cotidiana?
    2. ¿Cuáles son los beneficios de cumplir con los 10 mandamientos para una esposa cristiana?
    3. ¿Cómo mantenerse alineada con la voluntad de Dios como esposa cristiana?
    4. ¿Qué impacto positivo tendría la aplicación de los 10 mandamientos para una esposa cristiana en su vida?
    5. ¿Cómo puede una esposa cristiana desempeñar su rol con el principio de los 10 mandamientos?
  8. Conclusión

3 MEDIOS para conocer la Voluntad de Dios

Los 10 mandamientos de una esposa cristiana 2 | Matices

¿Qué dice la Biblia de la buena esposa?

La Biblia nos da buenos consejos sobre el matrimonio y el rol de una buena esposa. Proverbios 31:10 describe una mujer virtuosa como un regalo para su marido: “¿Quién hallará a una mujer virtuosa? Porque su estima es mucho más que la de las piedras preciosas”.

Esta esposa ideal según la Biblia es inteligente, trabajadora, generosa, cuida a su familia y servicial. Algunas de sus características principales son:

  • Comprometida con Dios: La mujer virtuosa encontrada en Proverbios busca una comunión personal con Dios a través de la oración, la adoración y la meditación en Su Palabra. Ella sabe que el éxito y la sabiduría provienen de Dios, por lo que busca sus consejos.
  • Es respetuosa con su marido: La Biblia dice que el matrimonio es un lazo sagrado que debe ser cuidado y protegido. La buena esposa es respetuosa hacia su marido y obedece sus mandamientos. Además, también le muestra gratitud por su liderazgo. (Efesios 5:33)
  • Tiene buen carácter: La Biblia alienta a los esposos a amarse como Cristo amó a la iglesia. La buena esposa es bondadosa, gentil y seria en sus palabras. Ella no critica ni se queja de su marido, sino que desea el bien de los demás. (Salmo 34:12–13; Santiago 3:17)
  • Es fiel: La Biblia condena cualquier forma de infidelidad, ya sea física o emocional. La buena esposa es totalmente fiel a su marido y nunca busca amor fuera de su matrimonio. Esta lealtad es necesaria para construir una base firme para el matrimonio. (Hebreos 13:4)

Ser una buena esposa no es fácil, pero es la mejor manera de honrar a Dios a través de nuestro matrimonio. La Biblia nos recuerda que la mujer virtuosa es una bendición para su marido y para toda su familia.

¿Qué debe hacer una esposa por su esposo?

Una mujer debe demostrarle amor a su esposo, brindándole apoyo, tiempo, y entendimiento. Es importante recordar que demostrar amor no significa solamente decirlo, sino también actuarlo. Esto es lo que la Biblia dice acerca de cómo una esposa debe tratar a su esposo:

  • Ama a tu esposo: La Biblia nos enseña que Dios es amor y que el amor es paciente, tierno y bondadoso. Una esposa debe amar a su esposo con estos atributos.
  • Respeta a tu esposo: La Biblia dice que una mujer debería honrar y respetar a su esposo. Esto significa que debemos escuchar sus opiniones y pensamientos, apreciar sus logros y entender su punto de vista.
  • Comprométete a tu esposo: Estar comprometida con tu esposo implica tener la voluntad de hacer sacrificios para él y ayudarlo en todo momento sin importar las circunstancias.
  • Encuentra satisfacción en tu esposo: Encontrar satisfacción en el esposo significa buscar formas de servirle con amor. Es importante que los esposos sean una fuente de satisfacción constante para el otro.
  • Comparte intereses con tu esposo: Tratar de compartir intereses es algo muy importante para cultivar una relación saludable. Esto ayudará a los cónyuges a entenderse mejor entre sí, al mismo tiempo que contribuye a crear un vínculo especial entre ellos.
  • Muestra gratitud por tu esposo: Siempre reconoce y agradece el amor, atención y cuidado que tu esposo te da. Muéstrale tu agradecimiento cada vez que él haga algo bueno por ti.

A través de la oración y la obediencia, podemos pedirle a Dios que nos guíe para amar a nuestros esposos con el amor y el cuidado que se merecen. Dios quiere que los esposos creen un vínculo amoroso y sean un ejemplo cristiano para los demás. Al tratar a tu esposo con el amor y la consideración que Él nos enseña, otros verán la luz de Cristo en nosotros.

¿Qué es ser una mujer conforme al corazón de Dios?

Ser una mujer conforme al corazón de Dios. El ser una mujer conforme al corazón de Dios es un consejo que nos muestra la Biblia. Esto significa vivir de acuerdo a los principios de Dios y dejarle tomar el control de tu vida. Esto significa someterte a Su voluntad, hacer Su voluntad, no la tuya propia.

Someterse a Dios y su Palabra. Ser una mujer conforme al corazón de Dios comienza con someterse a Él y a Su Palabra. Así como el creyente masculino, una mujer cristiana también debe vivir bajo la autoridad de la Biblia. Esto significa obedecer Sus mandamientos y comportarse de acuerdo a Sus principios.

Virtud, sabiduría y humildad. La virtud, la sabiduría y la humildad son algunas de las cualidades principales que deben formar parte de la vida de una mujer cristiana. Esto significa que debe ser alguien con integridad moral y que vive una vida piadosa. Además, siempre debe buscar la sabiduría y la dirección de Dios en todas sus decisiones. Finalmente, la humildad es importante para una mujer cristiana porque significa entender que ella es criatura de Dios.

Ser una mujer de oración. Una mujer cristiana debe ser una mujer de oración. Esto significa pasar tiempo con Dios cada día, orando y buscando Su dirección y fortaleza. Esto ayuda a mantenerse firme en su fe y también le da fuerza para enfrentar los retos diarios.

Servir a los demás. Dios quiere que sus hijas sirvan a los demás y sean un ejemplo de amor, compasión y bondad para aquellos a su alrededor. Esto significa servir a otros sin esperar nada a cambio.

Vivir en la luz. Vivir en luz significa que una mujer cristiana debe vivir con la gracia y la honestidad. Debe evitar todos los placeres del mundo y mantenerse alejada de todo lo negativo. Siempre debe pensar en cómo será la bendición de Dios para su vida.

En definitiva, ser una mujer conforme al corazón de Dios significa vivir la vida guiada por Dios y de acuerdo a Sus principios. Significa vivir una vida de virtud, sabiduría, humildad, oración y servicio. Esto significa vivir en la luz y estar dispuesta a ser usada por Dios para glorificarlo y servir a Su reino.

¿Cómo ser una mujer sabía en el matrimonio?

En un matrimonio, los esposos deben trabajar juntos y mantenerse mutuamente enfocados en su misión común. Esto da lugar a la oportunidad de alcanzar la sabiduría en el matrimonio. A continuación comparto algunos consejos prácticos para ser una mujer sabia en el matrimonio:

  • 1. Sé respetuosa. El respeto es fundamental para un matrimonio saludable. La forma en que hablamos, recibimos elogios y sinsabores afectan nuestras relaciones. En el matrimonio, también debe haber respeto por el punto de vista de nuestro cónyuge.
  • 2. Muéstrate humilde. No importa si somos una mujer sabia, debemos siempre tener un espíritu humilde. Este significa que estamos dispuestos a disculpar y pedir perdón cuando sea necesario. Y aceptar nuestros errores cuando sea necesario.
  • 3. Sea amable. Los esposos deben demostrar amabilidad uno al otro. Esto significa tener buenos hábitos de comunicación, como escuchar uno al otro, mostrar afecto y prestar atención.
  • 4. Confía en él. Para alcanzar un matrimonio saludable, es importante confiar el uno en el otro. Dé muestras de confianza aceptando las decisiones de tu cónyuge. Confía que hará lo mejor para los dos.
  • 5. Siempre economiza. Muchas veces, resulta difícil ponerte de acuerdo en muchos asuntos, como la economía y los gastos. No entres en discusiones innecesarias o peleas con tu cónyuge sobre cuestiones monetarias.
  • 6. Establece metas. Establecer metas conjuntas ayudará a los cónyuges a mantenerse motivados y comprometidos para alcanzarlas. Por ejemplo, los esposos pueden sentarse y planear cómo alcanzar sus metas financieras o académicas.
  • 7. Enfócate en Dios. Dios es el fundamento de nuestra relación y de nuestro matrimonio. Recuerda mantenerlo como prioridad, practicar la oración diaria juntos y leer la Biblia como base para su matrimonio.

Estos simples consejos nos ayudan a caminar en la sabiduría, dentro del matrimonio, recordando siempre poner a Dios como el centro de nuestra relación. Finalmente, los esposos deberían siempre tratar de practicar la paciencia, el amor, el respeto y la comprensión, juntos, para mantener la unión del matrimonio cada día.

Preguntas Relacionadas

¿Cómo llevar los 10 mandamientos para una esposa cristiana a la práctica cotidiana?

Los 10 mandamientos de Dios son normas básicas para vivir una buena vida cristiana y son la clave para un matrimonio cristiano exitoso. A continuación se explica cómo una esposa cristiana puede aplicarlos en su vida cotidiana:

1. Adorarás al SEÑOR tu Dios, y lo servirás sólo a Él: Una esposa cristiana debe hacer de Dios su prioridad, por encima de todas las cosas. Esto no significa que tenga que alejarse de su familia o de su trabajo, simplemente deben llevarse a cabo con la consciencia de que es el Señor quien está en el centro. Deberá dedicarle regularmente tiempo para adorarlo y estar en Su presencia.

2. No pronunciarás el nombre de Dios en vano: Las palabras salen del corazón y ofenden a Dios cuando usamos Su nombre sin tener el debido respeto. Una esposa cristiana debe acordarse de esto antes de hablar y honrar el nombre de Dios en todo momento.

3. Santificarás las fiestas: Dios nos mandó a guardar el día de reposo, dedicarlo al descanso y usarlo para pasar tiempo en familia. Esto significa evitar todas las actividades prohibidas por la ley divina como el trabajo, la celebración de fiestas paganas, etc.

4. Honra a tu padre y a tu madre:
• Deberás honrarlos con el respeto que merecen.
• Enseña a tus hijos a hacer lo mismo.
• Visítalos regularmente y cuéntales tus progresos.
• Comparte tiempo con ellos.
• Dedícale tiempo para orar por ellos.

5. No matarás: Esto significa que una esposa cristiana debe evitar el odio, el rencor, la venganza y la ira. Cuando los problemas lleguen, debe ser capaz de actuar con sabiduría, manejando la situación con amor, sabiduría y compasión.

6. No cometerás adulterio: Esta ordenanza significa que una esposa cristiana debe ser fiel a su esposo y honrar su matrimonio. Esto incluye mantenerse alejada de la pornografía y las infidelidades virtuales, así como evitar toda tentación sexual fuera del matrimonio.

7. No hurtarás: Esto significa que una esposa cristiana debe ser honesta, no robar ni engañar a nadie. Significa guardar los principios de sinceridad, honradez y verdad en todas sus relaciones.

8. No dirás falso testimonio: Esto significa que una esposa cristiana debe ser siempre honesta en sus palabras y acciones, exponiendo la verdad sin sentir temor.

9. No codiciarás la esposa de otro hombre: Esto significa que una esposa cristiana debe ser fiel a su esposo y guardar su corazón contra los deseos impuros. Esto incluye no tener envidia de otros, celos o deseos de coquetear con otras personas fuera del matrimonio.

10.No codiciarás los bienes de tu prójimo: Esto significa que una esposa cristiana debe practicar la generosidad, la bondad y el servicio. Debemos apoyar a aquellos a nuestro alrededor, prestar ayuda a los necesitados y recordar que todo lo que tenemos es un regalo de Dios.

¿Cuáles son los beneficios de cumplir con los 10 mandamientos para una esposa cristiana?

Los 10 mandamientos son una de las bases principales para los creyentes cristianos. Establecidos en el Antiguo Testamento, su alcance excess a todos los ámbitos de la vida. Aunque muchas veces pueden parecer restricciones sin sentido, cumplir con estas leyes divinas tiene grandes beneficios para aquellas esposas cristianas que desean llevar una vida piadosa.

Estos son algunos de los beneficios más importantes:

  • Ayuda a fortalecer los vínculos matrimoniales: El primer mandamiento nos recuerda que Dios es el único Dios y debemos adorarlo por sobre todas las cosas. Esto significa que no debe existir nada en nuestras vidas que tenga más importancia que él, incluida nuestra relación conyugal. Al recordarnos que mantengamos la fe como prioridad, los 10 mandamientos ayudan a fortalecer los vínculos matrimoniales, al igual que nos ayudan a recordar nuestra responsabilidad de amar y respetar el uno al otro.
  • Nos libra del pecado: Una vez que se entienden los 10 mandamientos, nos resulta más fácil evitar caer en el pecado. Al recordarnos siempre lo que Dios espera de nosotros, se nos hace más fácil vivir de acuerdo a sus mandatos. Esto nos libera de la vergüenza y el arrepentimiento que acompañan los pecados.
  • Ayuda a tener una mente sana: Cumplir con los 10 mandamientos también nos ayuda a tener una mente sana. Por ejemplo, el séptimo mandamiento nos recuerda que debemos guardar los días de descanso destinados por Dios. Esto nos ayuda a descansar y a compartir tiempo de calidad con nuestra familia y amigos, así como nos brinda la paz mental necesaria para mantenernos fuertes.
  • Impulsa la fe: En última instancia, el cumplimiento de los 10 mandamientos nos ayuda a perfeccionar nuestra fe. Recibimos bendiciones al obedecer a Dios y nos ayuda a sentirnos más cerca de él. El espíritu de los mandamientos nos recuerda que somos siempre hijos de Dios antes que cualquier otra cosa.

Cumplir con los 10 mandamientos trae grandes beneficios para todos los creyentes cristianos, particularmente para las esposas cristianas. Estas leyes divinas nos recuerdan la responsabilidad de mantener nuestra relación con Dios primero, al tiempo que nos ayudan a llevar una vida piadosa, libre de pecado, con mente sana y a robustecer nuestra fe.

¿Cómo mantenerse alineada con la voluntad de Dios como esposa cristiana?

Como esposa cristiana, mantenerse alineada con la voluntad de Dios es importante para llevar una vida llena de propósito. Esto significa buscar Su Palabra y entender Sus instrucciones a fin de cumplirlas.

Estos son algunos consejos acerca de cómo mantenerse alineada con la voluntad de Dios como esposa cristiana:

1. Leer la Biblia frecuentemente. La Biblia es la fuente de conocimiento de Dios, y de Sus propósitos para nosotros. Es importante leerla con frecuencia para aprender las verdades y directrices que Dios tiene para nosotros y así poder cumplir Su voluntad.

2. Orar constantemente. Es importante orar de manera constante y sincera. Busca comunicarte con Dios a través de oraciones diarias, incluso si son solo algunos minutos. Si le entregas tus preocupaciones, deseos y expectativas a Dios, Él te confirmará Sus planes para tu futuro.

3. Escuchar a la voz del Espíritu Santo. El Espíritu Santo guiará tu vida según la voluntad de Dios. Escucha Su voz amorosa y procura obedecerlo en todos los aspectos. De esta manera estarás siempre caminando por el camino correcto.

4. Confiar en Dios. Siempre habrá momentos inciertos en la vida, pero en esas situaciones confía completamente en Dios y su palabra, pues Él conoce lo mejor para nosotros. Si confías en Dios el te guiará y mostrará el camino a seguir para llevar una vida alineada con Su voluntad.

5. Mantenerse rodeada de la comunidad de creyentes. Es importante formar parte de una comunidad de creyentes, congregarse con hermanos en la fe para compartir, aprender y orar juntos. Esto nos ayudara a reforzar nuestro compromiso con Dios y a obedecer Sus mandamientos.

¿Qué impacto positivo tendría la aplicación de los 10 mandamientos para una esposa cristiana en su vida?

La aplicación de los 10 Mandamientos en la vida de una esposa cristiana tendría un gran impacto positivo. Estos mandamientos nos ayudan a comprender mejor cómo debemos vivir nuestras vidas, para alcanzar el propósito de nuestro Creador. Aquí hay algunas formas en que ellos pueden mejorar nuestra vida:

  • Amar a Dios sobre todas las cosas: Esto significa poner a Dios primero en todo lo que hacemos. Esto nos permite aprender a seguir la dirección de Dios, permitiéndonos entender cómo llegar al lugar en el que El quiere que estemos.
  • No tomar el nombre de Dios en vano: El respeto por el nombre de Dios es importante, ya que nos recuerda el receto que debemos tener al hablar de Él y/o usar su nombre. Esto nos ayuda a guardarnos de hablar con descortesía y mentir de nuestro Señor.
  • Recordar el día de reposo: El descanso es un regalo precioso. Un descanso semanal nos ayuda a reconectar con Dios y nos pone en su óptima de energía para darle a todas nuestras responsabilidades la atención que merecen.
  • Honrar a los padres: Los padres son regalos de Dios y debemos mostrarles respeto, agradecimiento y amor incondicional. Esto nos permite no solo honrarlos, sino también abrirnos a la gracia que Dios da a aquellos que honran a sus padres.
  • No matar: Esto nos recuerda que la vida es un regalo de Dios y nos anima a tratar de actuar de la manera más amable y respetuosa posible. Esto no solo nos ayuda a preservar la vida, sino también a forjar relaciones más satisfactorias y duraderas.
  • No cometer adulterio: Esto nos ayuda a mantener la fidelidad en nuestras relaciones, permitiendo a uno mismo ser verdaderamente honesto con su cónyuge. Esto protege la integridad de su relación y la fortalece.
  • No robar: Esto nos anima a ser honestos en nuestras relaciones y evitar las mentiras y las engañosas. Esto nos ayuda a formar una relación llena de confianza y respeto mutuo.
  • No hablar falsamente de otros: Esto nos ayuda a ser gentiles y respetuosos con los demás, sin mencionar el hecho de que este mandamiento ayuda a mantener la honestidad y la verdad en cada relación o situación.
  • No codiciar: Esto nos ayuda a apreciar lo que tenemos y a evitar la tentación de adquirir cosas innecesarias. Esto nos permite ahorrar tiempo y energía para cosas que realmente valen la pena.

Los diez mandamientos nos enseñan a vivir una vida íntegra como hijos de Dios. La aplicación de estos principios nos ayuda a ser mejores esposas cristianas, al proveer un marco ético en donde podemos vivir una vida profundamente satisfactoria.

¿Cómo puede una esposa cristiana desempeñar su rol con el principio de los 10 mandamientos?

Como esposa cristiana, siempre hemos sido exhortadas a seguir los diez mandamientos encontrados en la Biblia. Estos mandamientos fueron entregados por Dios al pueblo de Israel, y hoy en día, nos presentan un camino para vivir con plena obediencia.

Al cumplir estos mandamientos como una esposa cristiana, podemos vivir una vida con propósitos piadosos y honrados. Aquí hay algunos consejos sobre cómo desempeñar el rol de esposa de acuerdo con el principio de los 10 mandamientos:

  • 1. Honra a tu padre y a tu madre. En primer lugar, es importante recordar que tanto tu marido como tus padres merecen tu atención y respeto. Siempre sé amable y cortés con ellos y trata de mostrar tu aprecio por lo que hacen por ti.
  • 2. No tomarás el nombre de Dios en vano. Hazlo notar a tu marido que honrar a Dios es un requisito importante en su vida, y ora juntos cuando sea posible. Esto le ayudará a sentirse más cerca de Dios y, por lo tanto, le ayudará a vivir una vida más piadosa.
  • 3. Santifica el día de reposo. Compartir tiempo de calidad con tu marido un día de la semana para recordar la importancia del descanso y consagración de Dios. Busca actividades divertidas como un picnic familiar, salir a caminar al aire libre o pasar tiempo leyendo la Biblia juntos.
  • 4. No cometerás adulterio. Deberías evitar todas las tentaciones que puedan conducirte al adulterio. Esto significa que debes mantenerte fiel a tu marido en todos los sentidos.
  • 5. No matarás. Aunque esta regla se refiere directamente a la violencia física, también te instruye a evitar el maltrato emocional a tu marido. Un buen consejo es ser gentil y respetuosa con él, escuchar sus opiniones y tratar de mantener un diálogo saludable.
  • 6. No robarás. Esto significa que debes ser responsable con tus finanzas y no gastar más dinero del que realmente tienes. Siempre intenta economizar y ahorrar para cosas importantes como una hipoteca, reformas de la casa, etc.
  • 7. No levantarás falsos testimonios. Este mandamiento te ordena a ser honesta. No le mientas a tu marido y siempre dice la verdad, aun si ello significa que el problema pueda empeorar. La honestidad y la confianza son los pilares fundamentales de un matrimonio exitoso.
  • 8. No codiciarás. Debes enfocarte en lo que tienes y estar agradecida por lo que tienes. Esto significa que no debes envidiar a los demás y dejar de lado tus necesidades.
  • 9. No hablarás mentiras. Vive tu vida comunicando la verdad a los demás sin intenciones fraudulentas. Tus palabras deben reflejar la pureza y el respeto.
  • 10. No codiciarás la posesión de otra persona. No dejes que el deseo de tener posesiones materiales te impidan disfrutar de tu vida con tu marido. Limítate a lo que puedas permitirte y considera siempre que el dinero no puede comprar la felicidad.

Al seguir estas reglas, no solo puedes ser una esposa obediente a los mandamientos de Dios, sino también una esposa más feliz y satisfecha. Recuerda, los mandamientos fueron dados para nuestro bien y para guiarnos en la dirección correcta. Toma este consejo a la corazón y vive una excelente vida con tu esposo bajo la gracia de Dios.

Conclusión

Como esposa cristiana, la voluntad de Dio es que vivamos de acuerdo a Sus mandamientos. Estos 10 mandamientos para una esposa cristiana nos ayudan a alcanzar el propósito de Dios para nuestra vida y nuestra relación conyugal:

  • Ama a tu esposo, no solo dedicándole tiempo sino también respetando su liderazgo y confiando en que Dios trabaja a través de él.
  • Sométete a tu esposo y sigue Su mandato de humillarte en todas las situaciones de la vida.
  • Comprométete con Él. Manten la fidelidad y el compromiso con el amor y la lealtad que el Señor exige.
  • Obedece a tu esposo con toda disposición y humildad.
  • Perdona. Recuerda que Dios perdona y tú debes hacer lo mismo.
  • Muestra gratitud. Se agradecida por lo que Dios te da a través de tu esposo.
  • Cuida a tus hijos criándolos en el temor del Señor y enséñales a obedecer.
  • Crece en la fe. Alimenta tu espíritu con la Palabra de Dios y cultívala a diario.
  • Sé positiva. Habla palabras de edificación, de ánimo y aliento para tu familia.
  • Busca ayuda. Solicita la dirección del Espíritu Santo.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir