La Tierra Es De Jehová: Viviendo Como Sus Siervos

La Tierra es de Jehová y como Sus siervos tenemos la gran responsabilidad de cuidarla, aceptando gratamente el don que nos ha dado. La vida es un regalo de Dios que debemos valorar y respetar.

Es nuestra responsabilidad ser fieles siervos de Jehová, cuidando la Tierra como nos lo pide. Como creyentes debemos obedecer los mandamientos y seguir los principios bíblicos para alcanzar la verdadera felicidad.

A continuación presentamos algunas prácticas que los creyentes en Cristo deben tener para ser buenos siervos de Jehová:

  • Vivir en armonía con la naturaleza promoviendo el respeto y cuidado al medio ambiente.
  • Utilizar los recursos naturales de forma responsable sin dañarlos.
  • Tener una actitud de gratitud y humildad hacia la tierra.
  • Evitar la contaminación del agua, tierra y aire.
  • Mantener en buen estado los lugares sagrados y santuarios.

Finalmente, el hecho de ser buenos siervos de Jehová no solo implica una responsabilidad con la naturaleza, sino también con nuestras vidas. Debemos llevar una existencia virtuosa, dedicada al servicio a Dios y su Reino. Esto significa entregar las bendiciones de Dios al resto de la humanidad, compartiendo su amor y misericordia con todos.

Índice
  1. Escuela Sabática LIKE | Lección 1 | Parte de la familia de Dios
  2. Marino - No Hay Quien Te Vea Y Viva (musica)
  3. ¿Qué significa el siervo de Jehová?
  4. ¿Donde dice en la Biblia de Jehová es la tierra y su plenitud?
  5. ¿Cuál es mi propósito en la tierra según la Biblia?
  6. ¿Dónde dice de Jehová es la tierra?
  7. Conclusión

Escuela Sabática LIKE | Lección 1 | Parte de la familia de Dios

Marino - No Hay Quien Te Vea Y Viva (musica)

¿Qué significa el siervo de Jehová?

El siervo de Jehová es un término que se emplea en la Biblia para describir a Jesucristo. En el Antiguo Testamento, el título se usa para referirse a aquellos que eligió Dios para servir a Su causa. De acuerdo con el Nuevo Testamento, esto significa que Jesús hizo la voluntad perfecta de Dios Padre y Señor en toda su vida. La Palabra de Dios lo señala como el siervo de Dios.

En el Evangelio de Marcos 10:45, se nos dice que «el Siervo Hijo del Hombre» (refiriéndose a Jesucristo) no ha venido para ser servido, sino para servir y entregar su vida en rescate por muchos. Esto significa que Jesús demostró su lealtad a Dios al dar Su vida por los pecados de los demás. Él ofreció Su cuerpo como sacrificio para obtener el perdón de los pecados. Por lo tanto, Jesucristo mostró que era el verdadero Siervo de Jehová, obediente al punto de entregar Su propia vida.

Su comportamiento como Siervo de Jehová también se ve reflejado en sus enseñanzas; entre ellas, predicar el evangelio de Dios y ayudar a los pobres, los necesitados y los enfermos. Él exhortó a Sus seguidores a servir a Dios y a los demás con amor, paciencia y devoción. Como Siervo de Dios, Jesucristo también fue motivo de ejemplo para servir a los demás.

En definitiva, el siervo de Jehová es alguien que sirve a Dios desinteresadamente, a través de sus actos, pensamientos y palabras. Además de demostrar lealtad a Dios, es un modelo para los demás de cómo servir al prójimo. Las enseñanzas de Jesús nos muestran la manera correcta de servir a Dios Padre.

Características del Siervo de Jehová:

  • Leal a Dios.
  • Entrega su vida por los demás.
  • Ayuda a los necesitados y enfermos.
  • Exhorta a servir a Dios y a los demás con amor y devoción.
  • Es un modelo de cómo servir al prójimo.

¿Donde dice en la Biblia de Jehová es la tierra y su plenitud?

En la Biblia de Jehová hay muchos versículos que hablan acerca de la tierra y su plenitud. Uno de ellos es el Salmo 24:1, que dice: “De Jehová es la tierra y toda su plenitud, el mundo, y los que en él habitan”. Este versículo de la Biblia nos enseña que la tierra y todo lo que hay en él pertenecen a Jehová.

También podemos encontrar otros versículos que hablen acerca de este tema, como el Salmo 50:12, que dice: "Yo, Yo soy el que informa tus jornadas y cuentas a ti los tiempos señalados, para que poseas la tierra y la poseas con toda su plenitud". Esto nos enseña que Jehová da a la gente la autoridad sobre la tierra, para que la deje como una herencia a las generaciones futuras.

Además, en Génesis 1:28-29 leemos: “Luego Dios bendijo a Adán y a Eva y les dijo: ‘Sean fecundos y multiplíquense; llenen la tierra y subjuguenla...Y dijo Dios: ‘Aquí les doy toda planta que da semilla y todo árbol frutal...para que todo lo que se mueva en la tierra y en el cielo les sirva de alimento’”. Esto nos muestra que Jehová nos dio la tierra como parte del trabajo para hacer fructífera la tierra.

Por último, también encontramos referencias a esta temática en Isaías 45:18, donde leemos:“Porque así ha dicho Jehová, que creó los cielos, el Dios que formó la tierra y la hizo, el que la estableció, no la creó para ser desierta sino para ser habitada. Yo soy el Señor...”. Esto nos enseña que Jehová creó la tierra para ser habitada y disfrutada por todos, y nos da confianza para tomar posesión de la tierra y usarla correctamente.

¿Cuál es mi propósito en la tierra según la Biblia?

Según la Biblia, todos los seres humanos tienen un propósito más allá del sólo existir. Dios nos creó para glorificarlo y para establecer una relación de amor con Él. Además, debemos honrar, servir a Dios, alabarlo y desear lo mejor para los demás.

Esto se especifica en la Biblia en numerosas ocasiones, como por ejemplo en Jeremías 29:11-13: “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros, dice el SEÑOR, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de daros un futuro y una esperanza. Entonces me invocaréis y vendréis y oraréis a mí, y yo os escucharé. Me buscaréis y me hallaréis, si me buscáis de todo vuestro corazón”.

Así pues, construir nuestra relación con Dios y honrarlo con nuestras decisiones, actos y palabras diarias es el propósito principal. A través de esto, podemos llegar a conocerlo y comprender lo que Él quiere de nosotros. Esto nos otorga un sentido de satisfacción y gozo que nada ni nadie, en este mundo, puede ofrecer.

Además de la relación con el Señor, otra responsabilidad que tenemos es difundir el Evangelio a todas las personas con las que entremos en contacto. Esto significa compartir el amor de Dios con todos, mostrarles Su misericordia y gloria. También significa aconsejarles, ayudarles y comprenderlos, motivarlos a alcanzar la salvación, y guiarles por el camino de Dios. Aunque sea una tarea difícil, es el propósito para el cual Dios nos creó.

Finalmente, debemos buscar la justicia y actuar con amor hacia los demás, aceptando la realidad de que todos somos parte de un mismo cuerpo y que al fortalecer a los demás, fortalecemos también a nosotros mismos. Además, el respeto por el prójimo, la tolerancia y la compasión hacia los demás son principios bíblicos esenciales que debemos respetar y practicar.

¿Dónde dice de Jehová es la tierra?

En la Biblia hay numerosas referencias a la tierra y al trabajo de Jehová como su Creador. Una de las principales referencias a Jehová como Creador de la tierra se encuentra en el Génesis 1:1, donde se dice: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". Esto muestra que desde el principio, Jehová fue quien creó la tierra. Además de esto, hay muchas otras referencias que indican que Jehová realmente es el Creador de la Tierra.

Isaías 42:5 dice: “Así ha dicho Jehová, que hizo los cielos y los desplegó, el que extendió la tierra y cuanto hay en ella; el que da aliento al pueblo que en ella mora, y vida a los que por ella andan”. Aquí Jehová se presenta como el Creador de la tierra y lo deja claro para que nadie tenga dudas de quién la creó.

Salmo 24:2 dice: “Porque la tierra y cuanto la contiene son de Jehová; el mundo y todos los que en él moran”. Esto confirma la creencia de que Jehová tiene el dominio sobre la tierra, ya que su intención es que sea usada para su gloria.

Salmo 90:2 dice: “Antes que fueran creados los montes y que tú formases la tierra y el mundo, desde la eternidad hasta la eternidad, tú eres Dios”. Aunque muchas personas dicen que la tierra fue creada hace miles de años, aquí se nos dice que la tierra fue creada por Jehová desde la eternidad.

También hay varios otros pasajes bíblicos que muestran que Jehová es el verdadero Creador de la tierra, tales como Isaías 45:18 y Salmo 33:9. Estos versículos confirman que Jehová es el único Creador de la tierra y que él siendo soberano es el Rey de la Tierra.

Conclusión

En conclusión, la tierra es de Jehová y como Sus siervos, debemos inspirarnos en Su ejemplo de compasión y amor para vivir como Él nos manda. Debemos dedicarnos a servir a nuestro prójimo y trabajar por la justicia y el bienestar general en este mundo. Significa que debemos vivir con fe y abstenerse de todo tipo de pecado. Esto implica:

  • Vivir una vida de obediencia a la Palabra de Dios.
  • Practicar la compasión.
  • Apoyar a los necesitados.
  • Participar en la construcción de una sociedad mejor.
  • Practicar la justicia divina.
  • Emplear el tiempo en el servicio al Señor.

El mensaje de que 'la tierra es de Jehová' es un recordatorio de que somos servidores de Dios y que, como tal, hemos sido llamados a servirle a Él y a nuestros hermanos. Si vivimos por lo que profesamos, seremos un ejemplo y las generaciones futuras podrán beneficiarse de la influencia de nuestras acciones.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir