La Mano De Jehová No Se Ha Acortado: Confiando En La Provisión Y El Poder De Dios

La mano de Jehová no se ha acortado, es Señor de toda provisión y de poder inagotable. Por esta razón, como cristianos, debemos confiar en Su bondadosa e infinita provisión que nos llena por completo.

Jehová no tiene límites. Él nos provee con todo lo necesario para nuestro bienestar. El salmista David dice en el Salmo 23:1 “Jehová es mi pastor; nada me faltará”. Esto deja en claro que el Señor es quien prové todo aquello que nos hace falta.

En todos los momentos difíciles Dios nunca nos abandona. Nuestro Padre Celestial siempre está ahí para cuidarnos y proveer para nuestras necesidades. Además, Él no solamente nos provee con recursos materiales tales como dinero, comida, vestimenta, etc., también nos da la gracia suficiente para sobrellevar cualquier situación.

Entonces, ¿por qué algunas veces nos desanimamos?, ¿por qué sentimos que estamos solos? La verdad es que a veces nosotros mismos nos limitamos. Muchas veces tenemos problemas para creer que Dios realmente puede ayudarnos en cualquier circunstancia. A veces creamos límites que nos impiden disfrutar del amor, la provisión y el poder de Dios.

Es hora de liberar toda nuestra ansiedad y preocupaciones. Es hora de renunciar a toda duda porque la mano de Jehová jamás se ha acortado. Debemos recordar que Él tiene un plan para cada uno de nosotros. La Palabra dice que “todas las cosas ayudan a bien a los que a Dios aman, a los que son llamados conforme a su propósito” (Romanos 8:28).

Si reconocemos el amor incondicional de Dios, podremos experimentar la obra de Él en nuestras vidas. Esto significa que debemos tener fe y confianza en que Dios nos proveerá todas nuestras necesidades. Es importante estar conscientes de que Él es el único que nos puede ayudar, por lo tanto es principal confiar en Su provisión y Su poder.

Esperanza

  • Reconocer el amor incondicional de Dios.
  • Tener fe y confianza en que Dios nos proveerá todas nuestras necesidades.
  • Confiar en Su provisión y Su poder.
  • Liberar toda nuestra ansiedad y preocupaciones.
  • Renunciar a toda duda.
Índice
  1. Nueva Luz para los testigos de Jehová (expulsados) Julio 2022
  2. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cómo podemos experimentar el poder de Dios a través de nuestra confianza en Él?
    2. ¿Cuáles son los beneficios para nosotros cuando confiamos en la provisión de Dios?
    3. ¿Cómo podemos mantenernos fieles a la Palabra de Dios en momentos difíciles?
    4. ¿Qué nos enseña la Biblia acerca de la mano de Jehová que nunca se ha acortado?
    5. ¿Cómo pueden los cristianos reflejar la provisión y el poder de Dios en su vida diaria?
  3. Conclusión

Nueva Luz para los testigos de Jehová (expulsados) Julio 2022

Preguntas Relacionadas

¿Cómo podemos experimentar el poder de Dios a través de nuestra confianza en Él?

Experimentar el poder de Dios a través de nuestra confianza en Él es uno de los aspectos más importantes en la vida cristiana. Confiar en Dios significa creer que Él sabe perfectamente lo que nos conviene y saber que nos ama incondicionalmente, y que aún cuando pasamos por situaciones difíciles, Él nos concede la gracia para superarlas. Esas son las bases de una relación verdaderamente estable con Dios. Cuando confiamos en Dios, podemos:

  • Recibir su bendición. La Biblia nos dice que Dios nos bendice cuando confiamos en Él. Cuando tomamos la decisión de seguir sus caminos, recibimos bendiciones que superan nuestras expectativas.
  • Conocer su providencia. El Señor nos desea lo mejor y nos enseña a depender de Su providencia. Nuestra interacción con Dios nos ayuda a reconocer que Él nos proporciona lo necesario para cumplir con sus planes.
  • Sentir su presencia. Cuando confiamos en Dios nos unimos a Él, percibiendo su presencia incluso en momentos oscuros. Esto nos da la seguridad de que Dios está a nuestro lado y que nos guiará hasta llegar a la victoria.

La confianza en Dios nos libera para que experimentemos el poder de Dios en nuestras vidas. Por medio de nuestra confianza, descubrimos sus increíbles milagros y podemos recibir toda clase de bendiciones. Jamais olvidemos que, al confiar en Dios, abrimos la puerta a todo lo que El tiene preparado para nosotros. Invite a Dios a tomar el control de sus vidas y verá como los resultados pueden sorprenderle.

¿Cuáles son los beneficios para nosotros cuando confiamos en la provisión de Dios?

Cuando confiamos en la provisión de Dios, podemos experimentar una variedad de beneficios para nuestras vidas. El recibir estos privilegios de Dios nos permite tener una profunda satisfacción como hijos de Dios.

Aquí hay algunos de los beneficios que Dios ofrece aquellos que confían en Su provisión:

  • Seguridad y Protección: Cuando confiamos en Su provisión, podemos acudir a Él en busca de seguridad y protección. Estamos confiados de que Él nos cuidará y nos guiará con su bondad y amor.
  • Fuerza y Esperanza: Estamos animados para proceder hacia el futuro sin temor, pues confiamos en que Dios proveerá ayuda y dirección a cada paso que demos. Él nos da fuerza y esperanza cuando nos sentimos débiles.
  • Compasión e Intercesión: Cuando court en la provisión de Dios, estamos rodeados por Su gracia y compasión. Él nunca renuncia a nosotros en nuestras luchas y nos ofrece la oportunidad de volver a Él, siempre. Él intercede por nosotros en todas las situaciones de la vida.

Dios no provee solamente las necesidades visibles; sino mucho más que eso. Él nos ofrece descanso del alma, consuelo y deseo de seguir adelante, junto con una perspectiva mejor y espiritual sobre el futuro.

Su provisión es un amoroso recordatorio de que no estamos solos. Estamos invitados a entregar nuestra vida a Dios y permitir que Él nos proteja, nos umbríe con Su misericordia, y nos guíe a través de esta vida.

¿Cómo podemos mantenernos fieles a la Palabra de Dios en momentos difíciles?

En momentos difíciles es cuando más necesitamos la Palabra de Dios para darnos ánimos y guiarnos a una mejor posición. El ser fiel a la Palabra de Dios es de gran importancia para nuestra vida, pues nos dará la dirección que necesitamos para salir adelante.

Si queremos mantenernos fieles a la Palabra de Dios en momentos difíciles podemos seguir los siguientes consejos:

  • 1. Leer la Biblia: Para mantenernos fieles a la Palabra de Dios debemos leer la Biblia, e incluso estudiarlas. La Biblia nos enseña sobre el amor de Dios y cómo seguir a Jesucristo. Al leerla entendemos la voluntad de Dios y nos ayuda a sustituir nuestras propias decisiones por las suyas.
  • 2. Orar: La oración es una forma de comunicarse con Dios. Cuando nos sentimos perdidos o desanimados, podemos acudir a Él. Por medio de la oración le pedimos fuerzas, aliento y dirección. Al orar podemos hablarle a Dios acerca de nuestras preocupaciones y temores.
  • 3. Aplicar lo aprendido: Leer y orar son importantes, pero debemos aplicar lo que hemos aprendido. Esto significa obedecer los mandamientos de Dios y seguir sus enseñanzas. Si queremos ser fieles a la Palabra de Dios, debemos vivir según sus principios.
  • 4. Confiar en Dios: Aunque enfrentemos situaciones difíciles, debemos confiar en Dios. Él siempre nos proveerá el amparo y la fortaleza necesaria para llevar a cabo lo que él nos ordene. La confianza en Dios hará toda la diferencia en nuestras vidas.

¿Qué nos enseña la Biblia acerca de la mano de Jehová que nunca se ha acortado?

La Biblia nos da múltiples ejemplos de que la mano de Jehová nunca se ha acortado para sus creyentes. Aun en los momentos más difíciles, Dios siempre está velando por sus hijos como un Padre bondadoso.

Algunos de los pasajes bíblicos que nos hablan de esto son:

Salmo 145:17-18
- “Jehová es justo en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras. Jehová está cerca de todos los que le invocan, de todos los que le invocan de verdad.”

Hechos 17:27
- “Porque en El vivimos, nos movemos y existimos; como también algunos de vuestros propios poetas dijeron: 'porque somos también de Su linaje'.”

Jehová es el mismo ayer, hoy y siempre. Él no nos abandona ni nos dejará atrás como si fuéramos basura. Su presencia, amor y misericordia no tienen fin. Él reafirma la inagotable bondad de Su mano en:

Deuteronomio 7:9
- “Porque escogido te ha Jehová para que le seas un pueblo de predilección, como te ha dicho, guarda, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, anda en sus caminos, y témalo.”

Otro pasaje que confirma la exaltada misericordia de la mano de Jehová es:

Jeremías 32:40
- “Y les haré un pacto eterno, que no faltaré a los pensamientos con que los he tratado de bien, antes bien, con ternura de corazón y de ojos benignos los instruiré y los multiplicaré, así como Jehová prometió.”

La Biblia nos enseña claramente que la mano de Jehová nunca se ha acortado para aquellos que confían en Él. La Palabra nos garantiza su lealtad y fidelidad, y nos instruye a orar y resistir al enemigo. Dios nunca abandona ni nos defrauda, sino que nos provee lo necesario para llevar una vida plena de bendiciones. Esto es sin duda una de las muchas maravillosas verdades contenidas en Su Palabra.

¿Cómo pueden los cristianos reflejar la provisión y el poder de Dios en su vida diaria?

Nuestra biblia nos dice que Dios es nuestro proveedor y fortaleza, lo cual significa que su gracia y su poder están disponibles para todos los creyentes a través de su Espíritu Santo. Como cristianos, es necesario reflejar este poder divino en nuestras vidas diarias. Aquí hay algunas formas prácticas en las que podemos hacerlo:

  • Aprender la Palabra de Dios: La Palabra de Dios es poderosa, y cuanto más entendamos su verdad, más cerca estaremos de manifestar la provisión y el poder de Dios en nuestra vida. Esto se logra mediante la lectura diaria de la biblia, el estudio de sus versículos y la participación en estudios bíblicos.
  • Orar con fe: La oración es una de las principales maneras de acercarnos a Dios y manifestar su poder en nuestras vidas. Cuando oramos con fe y devoción, el Espíritu Santo obra a través de nosotros para proveernos las necesidades materiales y espirituales.
  • Servir a otros: Dios nos ha llamado a servir a los demás, y este acto de amor demuestra que confiamos en Él para cumplir nuestras necesidades. Cuando servimos a otros, demostramos que no solo creemos en el gran poder de Dios, sino también que confiamos en él para cumplir nuestras necesidades.
  • Testificar del Evangelio: El testimonio de la fe es otra forma de reflejar la provisión y el poder de Dios en nuestras vidas. Compartiendo el Evangelio con otros, demostramos que hemos aceptado lo que Dios ofrece y que confiamos en su bondad.

Aunque somos humanos y estamos limitados en nuestras capacidades, Dios es ilimitado en su poder y provisión. Al reflejar esta gracia en nuestras vidas, podemos ser testigos de sus milagros y bendiciones. Siempre recordemos que tenemos la oportunidad de servirle y compartir su amor con los demás.

Conclusión

En conclusión, la mano de Jehová nunca se ha acortado, y Él nos provee todo lo que necesitamos para vivir de acuerdo a Su voluntad.

La provisión de Dios en la forma de bendiciones espirituales y materiales es un don maravilloso, ya que garantiza que nunca estamos solos. Su poder también es evidente, y podemos sentir Su presencia cuando se acercan momentos difíciles.

Confiar en Él significa que incluso en los tiempos más terribles, su amor no nos abandona. Por lo tanto, con humildad debemos agradecer a Jehová por toda Su provisión y poder. Reconozcamos que nosotros somos sus criaturas, y debemos confiar en Él para que nos guíe hacia el bienestar y el éxito de la vida.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir