Jesús Es Nuestro Abogado Delante De Dios: La Seguridad De Nuestra Salvación En Jesús

En la Biblia podemos encontrar muchas referencias sobre el papel de Jesús como nuestro Abogado delante de Dios. La Escritura nos asegura que por medio de Jesús somos capaces de recibir perdón de nuestros pecados y de alcanzar la salvación eterna. En Romanos 8:34 leemos: “Cristo Jesús, el que murió —más aún, el que resucitó—, está a la diestra de Dios e intercede por nosotros”. Jesús actúa como abogado intercesor ante el Padre para que seamos reconciliados con Él.

La seguridad de nuestra salvación está basada en la obra de Cristo sobre la cruz para el perdón de los pecados, así como en el poder de su resurrección y su ascendencia al cielo, donde ahora nos defiende como nuestro Sumo Sacerdote y nuestro Abogado.

En 1 Juan 2:1 leemos, "Tenemos un abogado ante el padre, que es Jesucristo el justo". Esta versículo deja claro que, gracias a la obra de Cristo en la cruz, ya no necesitamos presentar defensa o disculpas cuando nos acercamos al Padre. Sansón, Job, Abraham y todos los justos de la antigüedad tenían que interceder por sí mismos para llegar ante el trono de Dios. Pero ahora, tenemos a Jesús como nuestro abogado fiel y eficaz para acercarnos confiadamente a Dios, porque por su obra hemos recibido el perdón, y el Espíritu Santo que nos guarda y nos hace vivir una vida de justicia y fidelidad.

¿POR QUÉ TENEMOS SEGURIDAD EN LA SALVACIÓN QUE NOS OFRECE JESÚS?

  • Porque Él fue leal al Padre al cumplir el plan de redención, ofreciéndose a sí mismo como sacrificio para llevar nuestros pecados.
  • Porque salió triunfante de la muerte al resucitar de entre los muertos, dominando la muerte y obteniendo la victoria que comparte con todos aquellos que creen en Él.
  • Porque está sentado a la diestra de Dios e intercede por nosotros ante el Padre.
  • Porque nos da el Espíritu Santo que refrena nuestras debilidades y fortalece nuestra fe cada día.

La seguridad de nuestra salvación en Jesús, pues, está bien fundamentada en el evangelio del gran amor que nos entregó a través de su sacrificio. Por esa razón, podemos acercarnos a Dios con confianza y recibir sus promesas de la salvación para nosotros y para la humanidad entera.

Índice
  1. ¿Qué quiere decir Juan 2 1?
  2. ¿Qué es la justicia de Cristo?
  3. ¿Qué dijo Jesús acerca de la salvación?
  4. ¿Donde dice en la Biblia que Jesús es nuestro abogado?
  5. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué dice la Biblia acerca de la seguridad que ofrece Jesús a los creyentes?
    2. ¿Cómo nos ayuda Jesús como nuestro abogado delante de Dios?
    3. ¿Qué promesas encontramos en la Biblia acerca de la salvación en Jesús?
    4. ¿Cuál es la importancia de tener la fe en Jesús para experimentar su seguridad?
    5. ¿Por qué es necesaria la obediencia a Dios para mantener la seguridad de nuestra salvación en Jesús?
  6. Conclusión

¿Qué quiere decir Juan 2 1?

Juan 2 1 es el segundo capítulo y primer versículo del Evangelio de Juan, y es parte de la Biblia. Esta escritura bíblica cuenta la historia de Jesús, un hombre dotado con poderes divinos, que en su corto tiempo en la Tierra cambió la vida de las personas para siempre. Este versículo dice: "Hizo Jesús al principio de sus señales en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él".

En este texto, se refiere al primer milagro de Jesús en una boda en Caná de Galilea. Si bien hay muchos otros milagros descritos en la Biblia, Las Escrituras dicen que este fue el primero que realizó Jesús. Había muchas cosas que indicaban la gloria de Dios, ya que la naturaleza de este milagro, transformar el agua en vino, demostraba el poder de Jesús. En este milagro, vemos la bendición de Dios sobre aquellos que estaban presentes en la boda, así como la manera en que Él estaba trabajando a través de Jesús. Y los discípulos creyeron en él porque vieron con sus propios ojos el milagro.

Esto nos recuerda que Dios todavía está trabajando de muchas maneras en nuestras vidas hoy. El hecho de que el Señor obre muchos milagros y bendiciones a través de la vida de Cristo es un recordatorio de que Dios está con nosotros y de que tenemos la responsabilidad de creer en Él. Así como los discípulos creyeron en Jesús por lo que vieron, también nosotros debemos confiar en Él y seguir Sus mandamientos.

Algunas cosas importantes a considerar acerca de Juan 2 1 son:

  • Cuenta la historia del primer milagro de Jesús.
  • Demuestra la gloria de Dios al cambiar el agua en vino.
  • Recuerda a las personas que Dios todavía está trabajando en nuestras vidas.
  • Nos anima a confiar en Dios y seguir Sus mandamientos.

¿Qué es la justicia de Cristo?

La justicia de Jesucristo es la única capaz de reconciliarnos con Dios. Esta justicia se refiere a la imputación perfecta de nuestros pecados a Cristo por medio de su muerte y la imputación del merecimiento de sus obras a nosotros. Es el don gratuito de Dios que nos ha dado a través de Jesucristo. La justicia de Jesucristo es la solución única e infalible para el pecado de la humanidad.

Es importante entender primero que somos seres caídos presos del pecado, incapaces de ser justos ante los ojos de Dios debido a nuestra naturaleza pecadora. Nuestros propios esfuerzos por abordar el problema de nuestra culpa sobre el pecado son inútiles. Es por esta razón que Dios en su amor y misericordia decidió que su Hijo muriera por nuestros pecados en lugar nuestro. La muerte de Cristo, entonces, nos ofrece un camino hacia la justicia.

Aquí hay algunas de las cosas importantes a tener en cuenta acerca de la justicia de Cristo:

  • Es un regalo de Dios, un regalo libre, incondicional y gratuito.
  • Es un acto soberano de Dios, no algo que hemos hecho nosotros mismos.
  • Es un acto de sacrificio de Cristo por aquellos que lo creen.
  • Nos reconcilió con Dios, volviéndonos justos en Su presencia.
  • Nos otorga la vida eterna si estamos en Cristo.

En conclusión, la justicia de Cristo es el regalo precioso de Dios para todos aquellos que creen en Su Hijo. Es el único camino de reconciliación, el único medio de salvación, y el único que recibimos el perdón de nuestros pecados. Por lo tanto, celebramos sobremanera la justicia de Cristo y oramos para que más personas reciban su don maravilloso.

¿Qué dijo Jesús acerca de la salvación?

Jesús dijo muchas cosas acerca de la salvación, así que nos tomará un tiempo repasar las principales referencias bíblicas:

  • Lucas 19:10: "El Hijo del Hombre vino para buscar y salvar lo que se había perdido".
  • Juan 3:17: “Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvar al mundo por medio de él”.
  • Juan 5:24: “De cierto, de cierto te digo, el que oye mi palabra y cree en el que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida”.

También es importante tener en cuenta que Jesús enseñó que solo Él es el camino hacia la salvación. Jesús declaró esto claramente en Juan 14:6, donde dijo: “Yo soy el camino y la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”. Esto demuestra el gran amor de Jesús por nosotros, y también el poder de su obra en la cruz. Por medio de Jesús, Dios nos ha concedido el don inmerecido de la salvación eterna.

Además, hay muchos otros versículos bíblicos que hablan de la salvación por medio de Jesús. Esto incluye Romanos 10:9-13, que dice: "porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él cree, no será avergonzado. No hay diferencia entre judío y griego; porque el mismo Señor es el Señor de todos, rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo".

La enseñanza clara de Jesús sobre la salvación es que Él es el único camino hacia Dios, y que Él nos ha dado la preciosa promesa de la vida eterna. El amor de Dios por nosotros es inagotable, y cada día podemos descubrir más acerca de este increíble regalo de salvación que Jesús nos ha prometido.

¿Donde dice en la Biblia que Jesús es nuestro abogado?

Efectivamente, Jesús es nuestro abogado. Esto lo encontramos en los libros de Hebreos capítulos 7 y 8. En estas secciones, el autor acerca la figura de Jesús como el sumo sacerdote de buen testimonio, quien intercesor ante Dios Padre.

En el capítulo 7 versículo 24 y 25 (NVI) encontramos:

  • 24 De modo que puede ofrecer a Dios un sacrificio por el pecado perpetuamente.
  • 25 Porque él vive para siempre, para interceder por ellos.

Esto se confirma en el capítulo 8 versículo 1 (NVI):

  • 1 Ahora bien, aunque tenemos este gran sumo sacerdote, que ha asumido su cargo con las más altas cualidades, según lo escrito: “Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec”;

Por lo tanto, podemos asegurar que Jesús es el abogado celestial que interviene ante Dios el Padre para presentar el sacrificio sin tacha e impecable por nuestros pecados y nos da salvación.

En definitiva, está establecido que Jesús es conocido como nuestro abogado ante el Padre quien intercede por nosotros para salvarnos.

Preguntas Relacionadas

¿Qué dice la Biblia acerca de la seguridad que ofrece Jesús a los creyentes?

La Biblia está llena de promesas de seguridad que ofrece Jesús a sus creyentes. La Biblia nos asegura que Dios nos cuida, nos protege y nos guarda. Cuando confiamos en Él, podemos encontrar consuelo, paz y tranquilidad. Jesús nos promete que no nos dejará nunca y que nos ha preparado un lugar con Él para siempre (Juan 14: 1-3).

Nuestra fe en Jesús nos da seguridad en el presente y en el futuro. Él es nuestro Salvador y Redentor y nos salva de todos los malos caminos. Sabemos que Dios nos acompaña en los momentos buenos y en los malos. Él está siempre con nosotros para guiarnos, iluminar nuestros caminos y guiarnos hacia la luz (Salmo 23: 4).

La Biblia también nos promete protección contra todas las amenazas:

  • Jesús nos protege de la muerte (Juan 5: 24).
  • Ṕodemos confiar en Él para obtener el perdón de nuestros pecados (Romanos 8: 1).
  • Después de esta vida, podremos descansar en Su presencia eternamente (Salmo 116: 15).

En Resumen, la Biblia nos promete seguridad y esperanza. Jesús nos ama y está a nuestro lado en los buenos y en los malos momentos. Él nos ofrece la seguridad de que estamos siempre protegidos. Nuestra fe en Él nos garantiza que siempre tendremos alguien que nos ayude y nos guíe por los caminos correctos.

¿Cómo nos ayuda Jesús como nuestro abogado delante de Dios?

Jesús es el abogado perfecto que nos ayuda ante Dios. Él intercede por nosotros cada vez que necesitamos su ayuda. Es el mediador entre nosotros y el Padre, quien nos redime de nuestros pecados. Está en condiciones de perdonarnos cada vez que comentemos un error o errado, e interceder por nosotros en el momento en que necesitemos salir airosos de una situación difícil.

Jesús es el único mediador perfecto entre nosotros y Dios. Él garantiza nuestra seguridad al tener el más profundo conocimiento de Dios. Su comprensión de Dios nos permite estar en paz con Él, porque Él es fiel a todos sus compromisos y nunca nos hará sentir menos que dignos.

Uno de los modos en que Jesús actúa como abogado delante de Dios es actuando como intercesor por nosotros. Él ofrece arrepentimiento y piedad todas las veces que hemos caído en el pecado. Confiando en sus bondades, sabemos que Él siempre seguirá siendo fiel a nosotros, incluso cuando cometemos errores.

Jesús también es nuestra defensa ante Dios para que podamos gozar de privilegios inmerecidos. Permite que tengamos acceso a Él y nos brinda la oportunidad de encontrar consuelo y guía en las momentos en que nos sentimos débiles y desconectados.

En todos los aspectos, Jesús actúa como un firme abogado que nos lleva al lado de Dios. No hay ninguna otra figura en la biblia con tanta autoridad y poder como Él. Estamos agradecidos con Él por habernos liberado de nuestros pecados, por ayudarnos cuando nos sentimos desesperados y por mostrarnos el camino hacia la salvación.

    Beneficios de tener a Jesús como abogado:

  • Intercede por nosotros y ofrece arrepentimiento y piedad.
  • Garantiza nuestra seguridad al tener el conocimiento y compresión de Dios.
  • Nos brinda privilegios inmerecidos para acceder a Él.
  • Es una figura con tanta autoridad y poder como ninguna otra.
  • Nos libera de nuestros pecados y nos muestra el camino hacia la salvación.

¿Qué promesas encontramos en la Biblia acerca de la salvación en Jesús?

La Biblia está llena de promesas relacionadas a la salvación en Jesús. Jesús fue enviado por Dios como sacrificio perfecto para llevar el pecado del mundo, con esto, nos ofrece la posibilidad de ser salvos si creemos en él. La Biblia recoge muchos versículos que hablan acerca de este tema. A continuación, te presentamos algunos de ellos:

  • Juan 3:16: “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
  • Romanos 10:9: “Porque si con tu boca confiesas a Jesús como el Señor, y en tu corazón crees que Dios lo levanto de los muertos, serás salvo”.
  • Romanos 10:13: “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”.
  • Juan 3:36: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él”.

Las promesas de salvación en Jesús nos brindan esperanza, nos animan a tener fe, nos ayudan a mantenernos en la senda de Dios y nos alientan a vivir contra las corrientes del mundo. Es importante recordar que la salvación no se obtiene por medio de nuestras obras, sino por la gracia de Dios obrada en Cristo Jesús a través de la fe. Finalmente, hay que destacar que al ser salvos en Jesús, tenemos la promesa de vida eterna. Esto significa compartir la gloria de Dios en los cielos para siempre. ¡Qué maravillosa promesa!

¿Cuál es la importancia de tener la fe en Jesús para experimentar su seguridad?

Tener fe en Jesús es una parte importante para experimentar su seguridad. Si bien es cierto que algunas personas creen en Jesús sin haber tenido contacto con la fe, estas no experimentan el mismo nivel de seguridad que la gente que sí tiene una relación con Dios. La fe nos ayuda a confiar en Dios y en que Él se preocupa por nosotros; nos da la seguridad de saber que no estamos solos.
La fe en Jesús nos ayuda a comprender que Dios siempre está cuidando de nosotros y que nos cubre con su amor. Esta comprensión nos permite sentirnos seguros y aceptados en este mundo.

Además, la fe nos anima a tomar la iniciativa para crecer espiritualmente en nuestra vida. Nos abre la puerta a una relación más profunda con Cristo al entregarle nuestras inquietudes y preocupaciones. Esto nos lleva a escuchar su voz y obedecerlo.
Al tener una relación íntima con Jesús podemos descansar en su presencia y encontrar la verdadera seguridad.

Por otra parte, también nos ayuda a enfrentar los desafíos y obstáculos de la vida. La fe nos guía para no perder la esperanza en situaciones difíciles y nos libera del temor de fracasar.
La fe nos brinda consuelo cuando afrontamos situaciones difíciles, nos motiva a salir adelante y nos da el valor para enfrentar los problemas.

¿Por qué es necesaria la obediencia a Dios para mantener la seguridad de nuestra salvación en Jesús?

La obediencia a Dios es la clave para mantener viva nuestra salvación en Jesús. La única forma de que recibamos el don de salvación y los bienes que viene con él, es manteniendo una relación de obediencia con nuestro Creador. Esto significa que tenemos que seguir sus mandamientos y obrar según sus leyes. Jesús nos dijo: "El que cumple mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama" (Juan 14:21). Así, si queremos amar a Jesús, debemos obedecer a Dios.

La obediencia es una expresión del amor que le debemos a Dios por todo lo que ha hecho por nosotros. Dios nos ha dado Su Hijo para que podamos tener la salvación. Él también nos ha dado Su Palabra, la Biblia, para guiarnos por el camino de la vida eterna. Por eso nos dice: "No escatimes ningún esfuerzo para obedecer los mandamientos del Señor tu Dios" (Deuteronomio 4:9).

En el Antiguo Testamento, el pueblo de Israel no obedeció a Dios y eso les trajo graves consecuencias. En el Nuevo Testamento sabemos que no somos justificados por la obediencia a la Ley, sino por la fe que tenemos en Cristo. Sin embargo, somos llamados a someternos al Señor como expresión de amor. La obediencia a Dios es una evidencia visible de la salvación que hemos recibido, por eso debemos ser obedientes:

  • Por gratitud, porque somos conscientes de todas las bendiciones con las que nos ha agraciado.
  • Como prueba de fe, para demostrar que creemos en el Señor y que deseamos agradarlo en todo.
  • Para la seguridad eterna, ya que la obediencia nos garantiza que nuestra salvación está asegurada.

Cuando obedecemos a Dios, estamos guardando la salvación que nos ofrece por medio de Jesús. Cuando cumplimos su Palabra, estamos mostrando nuestra fe en Él. Al mismo tiempo, mediante la obediencia demostramos nuestro amor por Dios y nos acercamos a Él, para disfrutar de todas las bendiciones que nos prometió a través de Jesucristo. Por eso, necesitamos obedecer a Dios para mantener la seguridad de nuestra salvación en Jesús.

Conclusión

Jesús es el abogado que Dios puso a nuestro lado para garantizarnos la seguridad de nuestra salvación. Él es nuestro mediador y defensor perfecto, quien murió en la cruz para pagar el precio de nuestros pecados y liberarnos de la condenación. Jesús nos ofrece la oportunidad de disfrutar de una vida eterna con Dios Padre si le aceptamos como nuestro Salvador.

A Jesús se le considera el único mediador entre nosotros y Dios: no hay otro camino para llegar a Él. Debemos aceptar a Jesús como nuestro Salvador, creer que Él es el único que puede salvar nuestras vidas de la muerte eterna. Sólo Él puede ser un abogado perfecto delante de Dios Padre, propiciando una salvación segura para nosotros.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir