¿Existen Profetas Y Apóstoles Hoy En Día?

Es cierto que hoy en día existen profetas y apóstoles, ya que la iglesia todavía necesita estos líderes para guiarla e inspirarla. El término «profeta» se refiere generalmente a alguien que habla en nombre de Dios, que predice o advertir el futuro, o que entrega mensajes divinos. Los apóstoles, por otro lado, eran los primeros seguidores de Cristo que tenían el privilegio de recibir sus enseñanzas directamente. Estas dos figuras se encuentran hoy en día en la iglesia cristiana y desempeñan un papel importante en la vida de la comunidad.

Los profetas hoy en día suelen ser mucho mas sutiles que los antiguos profetas bíblicos. A menudo se presentan como personas que anuncian la Palabra de Dios, pero también pueden ser personas que asesoran a otros sobre temas espirituales o incluso profesionales. También se les conoce como «líderes espirituales» o «ministros».

Los apóstoles hoy en día son aquellos que han sido llamados por Dios para servir como embajadores de Su Evangelio. Estas personas tienen el privilegio de transmitir la palabra de Dios a aquellos que no han escuchado acerca de Él. Estos líderes cristianos tienen la responsabilidad de guiar a la iglesia local y a los miembros en la palabra de Dios, así como en la dirección y las enseñanzas de Cristo.

Para aquellos que buscan una nueva dirección espiritual, estos líderes son un recurso invaluable. Ofrecen orientación, guía e insight sobre cómo la Palabra de Dios puede aplicarse a la vida diaria. Al escuchar a estos profetas y apóstoles, podemos obtener una mejor comprensión de la voluntad de Dios para nosotros y cómo la vida cristiana debe ser vivida.

Índice
  1. ¿Por qué quiso el diablo EL CUERPO DE MOISÉS? 😳 ¡El plan oculto que pocos conocen!
  2. Los 5 signos SATÁNICOS y SUBLIMINALES que muchos cristianos practican sin saber sus consecuencias 😳
  3. ¿Cuáles son los profetas de hoy en día?
  4. ¿Qué hace un profeta en la actualidad?
  5. ¿Cuántos apóstoles hay en la actualidad?
  6. ¿Qué relación existe entre un profeta y un apóstol?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuál es la diferencia entre un profeta y un apóstol?
    2. ¿Cómo se identifican los verdaderos profetas y apóstoles de Dios?
    3. ¿Cuáles son los requisitos bíblicos para alguien que quiera ser un profeta o apóstol?
    4. ¿Existe alguna evidencia actual para demostrar la existencia de profetas y apóstoles reales hoy en día?
  8. Conclusión

¿Por qué quiso el diablo EL CUERPO DE MOISÉS? 😳 ¡El plan oculto que pocos conocen!

Los 5 signos SATÁNICOS y SUBLIMINALES que muchos cristianos practican sin saber sus consecuencias 😳

¿Cuáles son los profetas de hoy en día?

Hoy en día, los profetas son aquellos que reciben el llamado de Dios para compartir sus mensajes en su nombre. Los profetas se mencionan ampliamente a lo largo de la historia bíblica, y fueron usados por Dios para derramar mensajes directamente al pueblo. Estos mensajes eran acerca de las normas morales, las bendiciones, las profecías de lo que vendría en el futuro y el propósito de Dios para el mundo.

Estos días, Dios todavía habla a los profetas para llevarle Su mensaje al pueblo. Muchos cristianos creen que está enviando una clara dirección para el mundo mediante personas que Él ha establecido, conocidas como profetas. Estos individuos encontrarán que el Espíritu Santo les susurra en intimidad, guiándoles para descubrir la voluntad de Dios y transmitirlo fuertemente al mundo.

Entonces, ¿cuáles son los profetas de hoy en día? Aquí hay algunas características principales de los profetas de hoy:

  • Tienen una relación profunda con Dios. Esto significa que las palabras que hablan son reconocidas como venidas del Espíritu Santo.
  • Reciben mensajes inspirados de Dios a través de visiones, sueños, palabras y profecías para compartir con el mundo.
  • Tienen habilidades especiales para entender los versículos de la Biblia y cómo se aplican a la vida moderna.
  • Simbolizan la presencia de Dios y sirven como una manifestación visible de Su amor y cuidado.

Los profetas son importantes porque ayudan a las personas a entender mejor la voluntad de Dios. Las palabras que reciben de Dios son destinadas para ser compartidas con el pueblo, llevando un mensaje de reconciliación y esperanza. La Biblia nos sugiere que **la verdad es clara cuando se ve a través de los ojos del profeta**. El discipulado de los profetas nos alienta a aferrarnos a la Palabra de Dios y a concentrarnos en sus mandatos.

¿Qué hace un profeta en la actualidad?

Un profeta es una persona que recibe revelaciones divinas directamente de Dios. En la actualidad, un profeta desempeña algunas funciones en la iglesia cristiana evangélica:

  • Enseñar la palabra de Dios: Un profeta en la actualidad busca aclarar la voluntad de Dios para la humanidad a través de enseñar la Palabra. Esto significa que los profetas estudian las Escrituras, explican los conceptos divinos a todo aquel que desee conocerlos y dirigen grupos de estudio bíblico.
  • Guiar a la gente:Los profetas tienen el conocimiento para guiar a la gente hacia la dirección correcta. Ellos hablan sobre la Palabra de Dios, así como sobre los caminos que la humanidad debe seguir para cumplir con la voluntad de Dios. Por lo tanto, los profetas ayudan a la gente a encontrar el propósito de sus vidas y les muestran el camino de la salvación.
  • Inspirar a la comunidad cristiana: Un profeta también inspira a la comunidad cristiana a través de su predicación y mensajes. El objetivo final es animar a los creyentes a vivir una vida fiel a Dios y a servir a la iglesia de la mejor manera.
  • Interceder por la humanidad: Los profetas también pueden ser llamados para orar por la humanidad. Esto significa que los profetas tienen una responsabilidad importante de llevar las necesidades y anhelos de la humanidad ante Dios, para que Él les conceda su gracia.

Además de esto, los profetas también ofrecen consejos y ánimos a aquellos que estén pasando por un momento difícil. Así mismo, muchos profetas se dedican a escribir libros inspirados por Dios que exaltan el nombre de Él.

Por tanto, los profetas son servidores de Dios en la actualidad, quienes trabajan día con día por revelarle a la humanidad sus planes y propósitos.

¿Cuántos apóstoles hay en la actualidad?

Actualmente no hay ningún apóstol de la misma forma que en los primeros años de la Iglesia Cristiana. Aunque los apóstoles fueron elegidos por Jesús para enseñar las palabras de Dios y realizar diversas misiones, quienes hoy conocemos como los dieciséis Apóstoles seleccionados por el Señor, ya no están con nosotros. Eran personas especiales seleccionadas por Dios para llevar el mensaje del evangelio por todo el mundo.

Entre los Dieciseis Apóstoles se encontraban Pedro, Santiago, Bartolomé, Juan, Andrés, Santiago el Menor, Felipe, Tomás, Mateo, Natanael, Judas Tadeo, Simón el Cananeo, Judas Iscariote y dos de los discípulos que son mencionados en Lucas 6:13-16 con los nombres de Santiago y Judas, hijo de Jacobo.

A pesar de que no hay apóstoles en la actualidad igual en número y carácter a los elegidos por el Señor Jesús, siempre hay seguidores fieles de la fe cristiana que se mantienen leales a la Palabra de Dios. Estas personas también cumplen un papel importante de proclamar, enseñar y hacer discípulos de aquellos que profesan la fe en Cristo.

Por otro lado, los obispos, pastores y ancianos de todas las iglesias evangélicas también tienen un papel importante en la predicación, enseñanza y guiar en el sendero de la vida cristiana a aquellos miembros de la congregación.

¿Qué relación existe entre un profeta y un apóstol?

La relación entre un profeta y un apóstol es de extrema importancia para la Iglesia cristiana, ya que ambos son considerados como servidores y mensajeros directos de Dios.

Un profeta es alguien que recibe revelaciones directas de Dios para dar a conocer Su palabra, recibir respuestas de Él e interpretar sus misterios. Usualmente tenían la misión de anunciar el plan de redención de Dios, profetizar sobre el futuro y anunciar advertencias; también recibían el llamado con un claro propósito en mente. Los profetas también tenían el llamado a ayudar a guiar, corregir y enseñar a la gente a seguir los caminos de Dios.

Por otra parte, un apóstol era aquel que era llamado por Cristo para establecer y pastorear la iglesia. Así mismo, contaban con una autoridad especial para realizar las actividades necesarias para hacer el trabajo evangelístico y para la difusión del mensaje cristiano. Estaban encargados de supervisar la fe y la enseñanza bíblica.

Aquí un listado con las principales características de cada uno de ellos:

  • Profetas:
    • Revelan la voluntad de Dios
    • Anuncian el plan de redención de Dios
    • Profetizan sobre el futuro
    • Ayudan a guiar, corregir y enseñar a la gente a seguir los caminos de Dios.
  • Apóstoles:
    • Son llamados por Jesucristo
    • Establecen y pastorean la iglesia
    • Tienen una autoridad especial
    • Realizan el trabajo evangelístico y la difusión del mensaje cristiano
    • Supervisan la fe y la enseñanza bíblica.

Es importante destacar que el trabajo que realizaban los profetas no se acabó con el advenimiento de Cristo. En el Antiguo Testamento, los profetas eran llamados a hablar sobre el Mesías que vendría, mientras que en el Nuevo Testamento, los apóstoles estaban encargados de proclamar el Evangelio y guiar a la iglesia. Ambos tienen una gran responsabilidad con respecto a la obra de Dios.

Preguntas Relacionadas

¿Cuál es la diferencia entre un profeta y un apóstol?

En la Biblia hay menciones de dos importantes cargos religiosos; los profetas y los apóstoles. A veces se confunden por ser similares, pero tienen diferencias importantes entre ellos. Aquí veremos cuál es cada uno de ellos y cómo eran sus tareas en la Iglesia:

Los Profetas

  • Recibían revelaciones divinas.
  • Eran conocidos como mensajeros de Dios.
  • Predicaban mensajes de confirmación para la iglesia.
  • Advertían sobre el pecado y el juicio de Dios.

Los Apóstoles

  • Recibían la autoridad divina.
  • Eran el fundador y líder de la iglesia.
  • Conseguían nuevos miembros para la iglesia.
  • Difundían el evangelio por todo el mundo.

Es evidente que los profetas y los apóstoles tenían muchas diferencias entre ellos. Los profetas profetizaban la palabra de Dios para darle dirección a la iglesia, mientras que los apóstoles recibían la autoridad para ejercer el cargo de líderes. Los profetas eran informadores mientras que los apóstoles eran principales ejecutores. Al mismo tiempo, los profetas anunciaban el juicio divino mientras que los apóstoles compartían el mensaje de salvación de Cristo.

Un profeta era alguien escogido por Dios para recibir y predicar mensajes divinos, mientras que un apóstol era uno de los Doce elegidos por Cristo para tener el cargo de líderes de la iglesia y expandir el reino de Dios a través del mundo.

¿Cómo se identifican los verdaderos profetas y apóstoles de Dios?

¿Cómo se identifican los verdaderos profetas y apóstoles de Dios?
La Biblia es clara al respecto. Para conocer si un profeta o apóstol es verdadero, debemos atenernos a lo establecido en la Palabra de Dios. A continuación te presentamos una guía para identificar a los verdaderos profetas y apóstoles:

  • Examinar si enseñan acerca de Jesucristo: Para ser un verdadero profeta o apóstol de Dios, la persona debe enseñar acerca de Jesucristo como el único Salvador. Esto significa que debe proclamar su mensaje con claridad, mantenerse alejado de la idolatría, y ensenar la santidad de carácter que es una marca segura de quienes tienen una verdadera vocación divina.
  • Acercarse al Espíritu Santo: Los verdaderos profetas y apóstoles están gobernados por el Espíritu Santo, lo cual se manifiesta en el Señorío de Cristo sobre ellos. Es decir, uno puede discernir si un profeta o apóstol es verdadero cuando busca conocer la voluntad de Cristo para obedecerla sin previo juicio humano.
  • Mostrar señales: La Biblia nos dice que “los signos seguirán a los que creen” (Marcos 16:17). Los discípulos de Jesús demostraron el poder de Dios mediante señales como el hablar en lenguas, la sanidad divina, y la predicación del evangelio. Si queremos discernir si uno puede ser un verdadero profeta o apóstol de Dios, debemos observar si está haciendo milagros, hablando en lenguas, o dando testimonios de Dios.

Aunque hay muchos falsos profetas y apóstoles en la tierra, los verdaderos profetas eran llamados por Dios para cumplir Su propósito. Debemos examinar los frutos y la obediencia de la persona para discernir si pueden ser un verdadero servidor de Dios; entender que los profetas no son divinos, pero si son mandados por Él.

¿Cuáles son los requisitos bíblicos para alguien que quiera ser un profeta o apóstol?

En la Biblia, hay unos requisitos definidos para aquellas personas que desean ser profetas o apóstoles. Estos son los principales:

  • Ser llamado y escogido por Dios. Esto significa que Dios ha de haberle elegido y llamado a una persona específica para servir como apóstol o profeta. De acuerdo a la escritura, esto es lo primero que una persona necesita antes de que pueda ejercer cualquier ministerio. Ejemplos de esto se encuentran en Hechos 1:2 y Hechos 13:2.
  • Tener fe. Uno de los requisitos más importantes para ser un apóstol o profeta es tener fe en Dios y en Su Palabra. Esto significa que uno debe creer firmemente en el poder de Dios y en Que Su Palabra es verdad. Esto se evidencia claramente en el libro de Hebreos 11:6, que dice "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan".
  • Tener un corazón dispuesto a servir. Los profetas y apóstoles no deben actuar con motivaciones egocéntricas. Deben estar dispuestos a servir a Dios con pureza y sinceridad. Esto significa que uno debe tener un corazón puro y un espíritu humilde para ser un verdadero siervo de Dios. Esto se evidencia en 2 Corintios 5:18-20, que dice "Y todas las cosas son de Dios, el cual nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; porque que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación".
  • Tener el Espíritu Santo. Uno de los requisitos principales para ser un apóstol o profeta es tener el Espíritu Santo obrando en su vida. Esto significa que uno debe ser guiado por el Espíritu Santo, y que ese Espíritu debe inspirar y sostener al profeta o apóstol en su ministerio. Esto se evidencia claramente en Romanos 8:14, que dice "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios".
  • Tener una relación con Jesucristo . Finalmente, uno de los requisitos principales para ser un apóstol o profeta de Dios es tener una relación con Jesucristo. Esto significa que uno ha de haber recibido a Cristo como Señor y Salvador personal, y ha de seguir Sus enseñanzas. Esto se evidencia claramente en Mateo 16:24, que dice "Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará".

Para ser un apóstol o profeta de Dios, uno debe ser llamado y escogido por Él, tener fe en Sus palabras, tener un corazón dispuesto a servir, tener el Espíritu Santo obrando en su vida, y tener una relación con Jesucristo.

¿Existe alguna evidencia actual para demostrar la existencia de profetas y apóstoles reales hoy en día?

En la actualidad muchas personas y sectas religiosas diferentes abogan por la existencia de profetas y apóstros reales, pero el asunto sigue siendo un tema discutible. La Biblia menciona asegor Francisco (Apocalipsis 1:20) como un Ángel Profeta, el cual fue enviado para dar testimonio de Cristo resucitado, pero luego fue exaltado como un ángel celestial.

A pesar de no tener pruebas sobre la existencia de profetas y apóstoles reales, hay varios ejemplos bíblicos sobre cómo lo cercano que Dios estuvo con el hombre, y como muchos de los profetas del Antiguo Testamento sirvieron de intercesores entre Dios y el pueblo de Israel. Estos profetas y apóstoles eran enviados por Dios para anunciar Su palabra y ayudar a los necesitados, y muchos de sus milagros y prodigios fueron pasados por el tiempo como ejemplos para nosotros. Por lo tanto, podemos decir que hay evidencia de su existencia, a través de los relatos de la Biblia.

Además, en el Nuevo Testamento Dios estableció la Iglesia para guiar al pueblo de Dios hacia el camino de la salvación. Y Cristo escogió a doce apóstoles para servir como la cabeza de esta Iglesia, los cuales recibieron más autoridad que los profetas, por lo cual son conocidos como «Los Doce Apóstoles». Estos apóstoles viajaron por todos lados para predicar el Evangelio de Cristo, y obtuvieron milagros gloriosos y prodigios para confirmar su mensaje.

En la actualidad hay muchos líderes cristianos quienes siguen el ejemplo de los profetas y apóstoles bíblicos. Estas personas usan su voz y su influencia para animar al pueblo de Dios a clamar hacia el Señor, y a confiar en él. Estos líderes cristianos oran y guían a las personas a la dirección de Dios, ofreciendo consuelo, fortaleza, amor y perdón.

Por lo tanto, es evidente que hay evidencia moderna de la existencia de profetas y apóstoles reales. Estas personas demuestran que Dios aún opera mediante Su pueblo para impactar de forma positiva a toda la humanidad. Ellos son la luz del mundo, y nos guían hacia una vida mejor y más cercana a Dios.

Conclusión

La respuesta a la pregunta sobre si existen profetas y apóstoles en la actualidad es sí, pero hay que entenderlos en el contexto de la iglesia cristiana evangélica. Esto significa que estos líderes religiosos son personas con una relación íntima con Dios; quienes reciben sus palabras directamente inspiradas por Él y cuentan con dones especiales para llevar su voluntad.

Los profetas buscan alcanzar a la comunidad de fe de Jesucristo con las directrices de Dios, y los apóstoles, a través de sus enseñanzas, confirman la verdad y sirven como un testigo autorizado del evangelio. Los profetas y apóstoles tienen la responsabilidad y el privilegio de conducir a los demás hacia una vida dedicada a Cristo, y aunque puede no haber miles de ellos como lo hubiera en tiempos bíblicos, su presencia se hace sentir en nuestra era.

Los profetas actuales deben seguir fielmente los principios establecidos por Dios y establecer una adecuada comunicación con la congregación. Esto permite que desempeñen su labor de predicación de la verdad. Por otro lado, los apóstoles tienen la responsabilidad de enseñar, animar y conducir a los creyentes hacia la verdad. Ambos llamados, tanto a los profetas como a los apóstoles, se hacen presentes hoy en día y realizan su trabajo en la iglesia universal.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir