¿Debe La Iglesia Cristiana Enseñar El Diezmo?

Sí, la iglesia cristiana debe enseñar el diezmo. El diezmo es un concepto bíblico que se cita por primera vez en Génesis 14:20 cuando Abraham le regala al sacerdote Melquisedec la décima parte de todo lo que ganó en una batalla. Desde entonces, el diezmo se ha convertido en una práctica muy respetada dentro de la iglesia cristiana.

El diezmo enseña a la congregación a amar la obra de Dios: Al dar el diezmo, los creyentes están reconociendo y glorificando a Dios. Esto les ayuda a tener un mejor sentido de gratitud hacia lo que Dios ha hecho por ellos y los motiva a rendirle honor a Él. Al mismo tiempo, enfatiza la importancia de ser generosos con los demás.

El diezmo es un sacrificio espiritual: Para los cristianos, el diezmo es un regalo de adoración a Dios. Cuando los cristianos ofrecen el diezmo, están expresando un nivel de compromiso con Dios que es profundo. Reconocen que Dios es el dueño de todas las cosas y que, como tales, toda nuestra prosperidad proviene de Él.

Proporciona una fuente de financiamiento para la iglesia: La iglesia necesita fondos para pagar el salario de los empleados, la electricidad y otros servicios. El diezmo brinda una fuente de ingresos. Esto ayuda a la iglesia a mantenerse activa y a desarrollar programas que enriquezcan las vidas de las personas.

Índice
  1. ¿Deben los cristianos diezmar?
  2. El diezmo! Debe el cristiano diezmar? Es Biblico diezmar?
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Es la enseñanza del diezmo un mandamiento bíblico?
    2. ¿Qué dicen las Escrituras acerca de los beneficios de entregar el diezmo?
    3. ¿Qué implica el diezmo para la vida de la iglesia cristiana?
    4. ¿Cuál es la posición de la iglesia cristiana en relación al uso del diezmo?
    5. ¿Cómo puede la iglesia cristiana motivar a los miembros para contribuir con el diezmo?
  4. Conclusión

¿Deben los cristianos diezmar?

El diezmo! Debe el cristiano diezmar? Es Biblico diezmar?

Preguntas Relacionadas

¿Es la enseñanza del diezmo un mandamiento bíblico?

La enseñanza del diezmo como mandamiento bíblico es un tema de gran controversia. La Biblia contiene numerosos libros donde se habla de la importancia de diezmar. La actividad de diezmar consiste en entregar el diez por ciento de nuestros ingresos a una organización religiosa o alguna obra de caridad. Esto, según ciertas partes de la Biblia, es importante para honrar a Dios porque nos recuerda cuánto Él nos ha dado.

La pregunta de si el diezmo es un mandamiento bíblico no tiene una respuesta sencilla. En la antigüedad, los israelitas eran responsables de cumplir con el mandato de diezmar (en Deuteronomio 14: 22-29 y Malaquías 3: 8-10). Esto consistía en diezmar una décima parte de todas las cosechas y rebaños que poseían como ofrenda al Señor. Estas ofrendas, en su mayoría, iban a los sacerdotes. Aunque esto era un mandamiento para los israelitas, muchos ven estos mandamientos como parte de la ley mosaica, que fue abolido con la venida de Jesucristo.

Por lo tanto, si bien la Biblia se refiere a la actividad de diezmar en varias partes, esto no significa necesariamente que sea un mandamiento bíblico válido para los cristianos actualmente. Ya que el Nuevo Testamento no impone ninguna ley sobre el diezmo, hay quienes creen que es un tema que debe dejarse a la discreción de cada persona. Muchas iglesias animan a sus miembros a dar diezmos como una forma de agradecerle a Dios por sus bendiciones, pero otros creen que debemos ser generosos con lo que tenemos en todas nuestras finanzas:

  • Ser generosos sin necesidad de un mandato en particular.
  • Diezmar como un recordatorio de que todo lo que tenemos viene de Dios.
  • Diezmar como una forma de apoyar la obra de Dios en el mundo.
  • Diezmar porque nosotros mismos sabemos que es lo correcto.

En definitiva, la decisión de diezmar debe dejarse a la discreción de cada persona, teniendo en cuenta los consejos anteriores. No siempre es necesario obedecer a un mandato para mostrar nuestro agradecimiento a Dios por nuestras bendiciones. Con esto en mente, todos debemos ser conscientes de lo que nos dice la Biblia acerca de ser generosos con aquellos menos afortunados.

¿Qué dicen las Escrituras acerca de los beneficios de entregar el diezmo?

Las Escrituras enseñan que diezmar es un mandamiento dado por Dios para la bendición de sus hijos. La obediencia a este mandamiento trae grandes beneficios a los creyentes. La Palabra de Dios nos dice que "de todo lo que diezmares, diezmarás el diezmo al SEÑOR" (Levítico 27: 30). Esta afirmación nos indica que, al diezmar, estamos entregando lo mejor de nosotros mismos para honrar al Señor.

Podemos encontrar muchas promesas bíblicas que hacen referencia a los beneficios que se reciben al entregar el diezmo de manera obediente:

  • Bendición de Prosperidad: El Señor dice que "abrirá el trono de su gracia, y derramará bendición sobre tu cosecha y sobre toda tu labor" (Deuteronomio 28:8). Dios promete prosperidad a aquellos que obedecen sus mandatos y muestran fe.
  • Protector de la Providencia: La Biblia también nos dice que si damos nuestro diezmo fielmente, Dios nos proveerá todo lo que necesitamos. Él se compromete a cuidar nuestras vidas si diezmamos como él ha ordenado (Malaquías 3:10).
  • Invito a la Generosidad: Finalmente, al diezmar, estamos comprometiéndonos con la obra de Dios de manera generosa. El hecho de entregar nuestro diezmo nos recuerda que somos los dueños de nada, pero que todo nos viene dado por Dios. Esto nos ayuda a desarrollar en nosotros el espíritu de generosidad, y nos invita a extender nuestra bondad a otros.

Al final, debemos recordar que Dios merece nuestra obediencia porque Él es bueno con nosotros. El diezmo es una forma práctica para honrarlo y mostrarle nuestra gratitud. Si caminamos en obediencia a la Palabra de Dios, veremos que Él nos multiplicara nuestras bendiciones.

¿Qué implica el diezmo para la vida de la iglesia cristiana?

El diezmo es una forma de ofrenda cristiana, que se ha utilizado desde el Antiguo Testamento, como práctica bíblica. Implica el compromiso de dar el diez por ciento de todo lo que uno gana o posee para la devolución a Dios. El diezmo fue una ley obligatoria para el pueblo de Israel, pero hoy en día es un acto de gratitud y obediencia a Dios, para muchas iglesias cristianas.

El diezmo ayuda a asegurar que una iglesia cumpla con su misión y su propósito. Esto proporciona una base financiera para realizar las necesidades de la iglesia. Esto incluye el sostenimiento de los líderes de la iglesia, el pago de los servicios básicos como la electricidad y el agua, los gastos relacionados con el mantenimiento de la iglesia e incluso el soporte de ministerios externos. Además de esto, también provee los recursos para evangelismo, edificación y enseñanza bíblica.

En la vida de una iglesia cristiana, el diezmo es importante como muestra de obediencia a Dios. Ayuda a moldear la actitud espiritual de un creyente. Cuando un creyente decide diezmar, este toma una decisión de honrar a Dios con sus recursos materiales. Significa que el creyente le dice a Dios: "Todo lo que tengo y todo lo que soy, te pertenece a Ti". Este acto refleja la humildad, el amor y la gratitud del creyente hacia Dios.

El diezmo tiene un impacto profundo en la vida de la iglesia cristiana. El diezmo ayuda a asegurar que la iglesia tenga los recursos suficientes para financiar su misión, mientras que también promueve un sentido de obediencia por parte de los creyentes. El diezmo también indica que el pueblo de Dios está dispuesto a sacrificarse para sostener los ministerios de la iglesia y promover el reino de Dios. Por lo tanto, el diezmo continúa siendo una práctica indispensable en la vida de una iglesia cristiana.

  • Ayuda a asegurar que una iglesia cumpla con su misión y su propósito.
  • Aporta una base financiera para realizar las necesidades de la iglesia.
  • Promueve una actitud de obediencia por parte de los creyentes hacia Dios.
  • Demuestra humildad, amor y gratitud al ofrecer recursos materiales.
  • Provee los recursos para evangelismo, edificación y enseñanza bíblica.
  • Ofrece sacrificio para sostener los ministerios de la iglesia.

¿Cuál es la posición de la iglesia cristiana en relación al uso del diezmo?

La Iglesia Cristiana se ha manifestado consistentemente a favor del uso del diezmo. Para muchos cristianos, esto es algo más que una recomendación sino un mandato bíblico. La postura doctrinal de la Iglesia Cristiana sobre el uso del diezmo es que los fieles deben dar el diez por ciento de sus ingresos como ofrenda a Dios.

Los cristianos toman como base de sus creencias la Escritura sagrada y específicamente lo que dice la Biblia en el Antiguo Testamento acerca del uso del diezmo. El mensaje bíblico es claro: dar el diez por ciento de nuestros ingresos es un compromiso de amor hacia el Señor y es un acto de devoción que agradecemos por Sus bendiciones.

Esto no significa que el diezmo se deba ofrendar necesariamente a través de la Iglesia Cristiana. El diezmo puede darse a cualquier entidad benéfica, como por ejemplo a personas necesitadas, o a fundaciones gubernamentales o ONG's que trabajen para ayudar a aquellos que más lo necesitan. El diezmo no siempre debe ser económico; también puede incluir servicio voluntario y contribuciones no monetarias.

Por otra parte, la Iglesia Cristiana enseña que el diezmo no es sólo una forma de sacrificio, sino también de responsabilidad. Esto significa que los fieles no deben desviar el diezmo de su destino original, sino que deben usarlo como un medio para construir la obra de Dios. Esta responsabilidad nos lleva a comprometernos con la sana enseñanza de la Palabra de Dios para guiar a nuestros hermanos a seguir los principios de la Palabra de Dios.

¿Cómo puede la iglesia cristiana motivar a los miembros para contribuir con el diezmo?

Como Iglesia Cristiana, una de nuestras principales motivaciones debe ser estimular a nuestros miembros para que contribuyan con el diezmo, de acuerdo con la Escritura bíblica. El diezmo es una contribución cristiana consistente del 10% de los ingresos, que es usada para apoyar tanto las actividades domésticas como internacionales de la iglesia. Esta contribución ha sido vista como un principio fundamental desde la antigüedad.

Es muy importante motivar a todos los miembros de la iglesia para que contribuyan con el diezmo. Es importante entender que el diezmo no es un impuesto religioso o una aportación exigida. El diezmar es un acto de adoración a Dios y una forma de dar gracias por los dones que Él nos ha dado. El diezmo es una señal externa de gratitud y obediencia a Dios y su Palabra.

Existen algunas formas en las cuales la Iglesia Cristiana puede motivar a sus miembros para que contribuyan con el diezmo:

  • Explicar la importancia de contribuir con el diezmo de acuerdo con la Palabra de Dios.
  • animar a los miembros para que ofrezcan su diezmo con un corazón agradecido.
  • Ayudar a los miembros a ver el diezmo no como un impuesto, sino como un acto de generosidad y amor hacia Dios.
  • Reconocer públicamente a aquellos que contribuyen con el diezmo de manera consistente.
  • Promover eventos y campañas para recaudar fondos basados ​​en el diezmo.
  • Organizar clases y talleres sobre la importancia del diezmo.

Al implementar estas prácticas, podemos estar seguros de que nuestra congregación se comprometerá cada vez más a contribuir con el diezmo, con un corazón agradecido y un espíritu de obediencia a Dios.

Conclusión

En resumen, la iglesia cristiana debe enseñar el diezmo porque es una forma bíblica de adorar a Dios. El diezmo es una parte importante de la vida cristiana, ya que honra y bendice a Dios de manera significativa y le permite proveer para los necesitados. En esta práctica, los fieles creyentes tienen la oportunidad de demostrar su gratitud a Dios porque:

1. Es un Mandamiento Bíblico. El versículo que dice "Honra al Señor con tu riqueza y el primero fruto de todos tus cultivos" en Proverbios 3:9 lo confirma.

2. Es una señal de obediencia. Demostramos nuestra obediencia a Dios al dar como Él nos ordena.

3. Es una forma de mostrar nuestro amor a Dios. Cuando damos, lo hacemos por amor y no por fuerza.

4. Proporciona sostén a la iglesia. El diezmo ayuda a mantener la iglesia al proveer los recursos para los programas y ministerios.

5. Trata a los pobres y necesitados. Diezmar es el mejor medio para ayudar a los necesitados y compartir las bendiciones de Dios.

Es evidente que el diezmo es una responsabilidad importante para los creyentes y una práctica que debería ser enseñada y practicada por la iglesia cristiana. Entonces, prestemos atención a la Palabra de Dios al honrarlo con el diezmo.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir