Cuando Pases Por Las Aguas: Isaías 43:2

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando pases por los ríos, no te inundarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás ni siquiera la llama.

Índice
  1. Cuando Pases por las Aguas
  2. Israel Garabito - Cuando pases por las aguas
  3. ¿Qué quiere Dios decir con esta promesa?
  4. ¿A quién se le aplica esta promesa?
  5. ¿Qué significa que Dios estará con nosotros en medio de las aguas?
  6. ¿Por qué no nos ahogaremos si Dios está con nosotros?
  7. ¿Qué clase de problemas o dificultades representan las aguas para nosotros?
  8. ¿Cómo podemos recordar esta promesa en los momentos difíciles?
  9. ¿De qué manera nos ayuda saber que Dios nunca nos abandonará?
  10. ¿Qué significa que Dios nunca nos dejará ni nos abandonará?
  11. ¿Cómo podemos vivir de acuerdo a esta promesa?
  12. ¿Qué pasaría si tratáramos de navegar por nuestras propias fuerzas sin tener en cuenta a Dios?
  13. Conclusión

Cuando Pases por las Aguas

Israel Garabito - Cuando pases por las aguas

¿Qué quiere Dios decir con esta promesa?

Dios promete que él estará con nosotros siempre, incluso cuando estamos atravesando tiempos difíciles. Él no nos abandonará nunca y siempre estará dispuesto a ayudarnos. Su amor por nosotros es eterno.

¿A quién se le aplica esta promesa?

"Porque yo conozco los planes que tengo para ti", dice el SEÑOR, "planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darte un futuro y una esperanza". Jeremías 29:11

Esta promesa se le aplica a todos los seres humanos, ya que Dios quiere que todos tengan un futuro lleno de esperanza.

¿Qué significa que Dios estará con nosotros en medio de las aguas?

Dios nos estará protegiendo mientras estemos en medio de las aguas. No tendremos que temer ningún peligro porque Él estará con nosotros.

¿Por qué no nos ahogaremos si Dios está con nosotros?

Nosotros no nos ahogaremos si Dios está con nosotros, porque Dios siempre está con nosotros. Dios está con nosotros cuando nosotros estamos en el agua y nos protege. Dios nos ayuda a respirar y nos da fuerza para nadar. Dios está con nosotros cuando estamos en el agua y nos cuida.

¿Qué clase de problemas o dificultades representan las aguas para nosotros?

Las aguas representan un problema para nosotros porque son un recurso natural escaso. En algunas zonas del mundo, la gente tiene que caminar largas distancias para obtener agua potable, lo que representa una dificultad para ellos.

También hay problemas relacionados con la contaminación del agua, que puede ser causada por desechos industriales o residuos domésticos.

¿Cómo podemos recordar esta promesa en los momentos difíciles?

Podemos recordar esta promesa en los momentos difíciles poniéndola en nuestra mente y en nuestro corazón. Podemos decirnos a nosotros mismos que Dios está con nosotros y que Él nos dará la fuerza y el coraje que necesitamos para superar todos los obstáculos. También podemos orar para que Dios nos guíe y nos dé la sabiduría para afrontar cada situación difícil.

¿De qué manera nos ayuda saber que Dios nunca nos abandonará?

Nos ayuda saber que Dios nunca nos abandonará porque Él es nuestro Padre y está siempre con nosotros. Nos ama incondicionalmente y nos quiere lo mejor, por lo tanto, siempre estará ahí para nosotros, incluso en los momentos más difíciles. Sabiendo esto, podemos confiar en que nunca estamos solos y que siempre podemos acudir a Él en busca de ayuda y guía.

¿Qué significa que Dios nunca nos dejará ni nos abandonará?

Significa que Dios siempre estará con nosotros, incluso cuando nadie más esté. Nos ama y nos cuida, y nunca nos dejará ir.

¿Cómo podemos vivir de acuerdo a esta promesa?

La Biblia nos dice en Juan 3:16 que Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo único para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Esta promesa es el fundamento de nuestra fe y nos da esperanza eterna.

Para vivir de acuerdo a esta promesa, debemos creer en Jesucristo como nuestro Salvador y reconocer que él es el único camino a la vida eterna. Debemos seguir sus mandamientos y vivir una vida dedicada a glorificarlo. Enfocándonos en Jesús y en su promesa de salvación, podemos tener la garantía de que nuestra vida tiene propósito y significado.

¿Qué pasaría si tratáramos de navegar por nuestras propias fuerzas sin tener en cuenta a Dios?

Si tratáramos de navegar por nuestras propias fuerzas sin tener en cuenta a Dios, probablemente nos perderíamos. Dios nos da guía y dirección, y sin Él, nosotros somos como barcos sin rumbo. Podríamos acabar en lugares peligrosos o en situaciones difíciles de salir. A veces, Dios nos lleva a lugares que no queríamos ir, pero Él sabe lo que es mejor para nosotros. Por lo tanto, es importante seguir a Dios y dejar que Él nos guíe en todos nuestros pasos.

Conclusión

La conclusión es simple: Dios estará con nosotros siempre, incluso en los momentos difíciles. Él nos ama y quiere que tengamos éxito en todo lo que hagamos. Nos dará la fuerza y el coraje que necesitamos para superar cualquier obstáculo que se nos presente.

►También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir